jueves, 27 de septiembre de 2007

Sueño a lo perreo


En realidad no tuve un sueño a lo perreo, pero quería una palabra que terminara con eo y no me se ocurrió ptolomeo.
era una fiesta de cumpleaños, había que llegar en micro, la misma casa de la lolly que me atormentó la última vez que soñé con ese lugar, donde volaba una cosa blanca que no recuerdo bien lo que era -ciertamente no era pato ni gallina... ¿o era gallina? no sabría decirlo... de todos modos no es importante-.
salían ahí importantes personajes, tales como mis hermanas, pelayo, ortega, candia, por supuesto el hombre de la foto y mis padres.
pero antes del segundo sueño -que es donde salían todos ellos- por mi cabeza se formaba la información en colores y dibujitos a toda raja que decíanq ue yo era jack sparrow; vivía en una roca enorme blanca, era un acantilado en el mar. no usaba la escalera para subir porque SOY UN PIRATA, recuerdo que grité cuando me afirmaba de las rocas. mis hermanas me pedían cosas y le disparaba a la gente de la playa, a las ballenas y gaviotas. por supuesto que tomé sopa de tortuga, algo que creo que, fuera de un sueño, no haría jamás.
en fin, nada más cómodo que una escopeta con la que disparar, y era el rey del mundo. hasta que llegaron esas almejas con sábanas blancas y me cagaron todo; fue entonces que dejé de ser pirata para tomar la micro camino al cumpleaños de chuchamadre -es decir, no sé-.
ahí apareció pelayo, mi hermana pina, la toña con una máscara y la bobina. viajamos en la micro y de repente la moya nos dijo que fuéramos al gimnasio, que era el de la scuola. me bajé con pelayo y tuvimos que dar una vuelta arrastrados con una soga. subimos nuevamente al bus y ahí estaba ese gay joteándose a otro tipo. el mismo gay de joteó a pelayo y supuestamente él no se dio cuenta de lo que buscaba, hasta que empezó a agarrar con el otro tipo. gays, soñé con gays...
en fin, la micro llegó a la casa de la lolly, fui a mi pieza -nótese, MI pieza- a dejar las cosas y me encontré con el cromo. me dijo que jugáramos play, mas yo quería irme así que le di un toponcito y me fui.
rayos, ¿dónde está la torta? por más que la busqué, lo que encontré fue la bobina llorando y la ortega abrazándola y después pegándole. la traté re mal y le dije a la bobina que no fuera weona, que tenía que salir a jugar. pero ella no quiso porque dijo estar feliz con la toña pintando pokemones. le creí y continué buscando la torta, hasta que la pina me dijo oye weona vino el ernesto. mi búsqueda claramente cambió de rumbo, y también, lo busqué y lo busqué para dar con el play encendido en PAUSE. entonces me dieron ganas de buscar al cromo para darle un beso, ¡¡¡pero no lo encontraba!!! se había ido, al parecer. la bobina le hizo algo a un pokemon y por eso la toña se puso a maldecir y hacer ruidos de jabalí enfadado, ruidos que provenían de la realidad para irrumpir en mis sueños y despertarme. me quedé dormida enseguida, sonó la alarma y estaba tan cansada que decidí llegar tarde. y, ¡adivina qué! NO TUVE CLASES LA PRIMERA HORA, ¡JÁ! Así que llegar tarde dio lo mismo y quedé presente too el día y pa toa la noshe.

no vemos, toxoplasmosis. si quieres asistir a una charla de esta enfermedad, nada más ve al colegio einstein y ve mi disertación, el martes a las no sé cuánto de la mañanita.

chaqueta!

4 comentarios:

Anónimo dijo...

la moya
com cretsa soñai tanto? o al menos como te akorday?
=)
(L)

javita dijo...

hna tai loca... aunq yo a tu edad tb soñaba hartas cosas... no salí en tu sueño :( ... y no lo entendí mucho... era enredado, así como vertiginoso jaja... pero da lo mismo pk taba el rico de la foto... me voy a tudiar... TÚ DEBERÍAS HACER LO MISMO!!!

I (L) YOU

Alotta Fagina dijo...

jajaj
ñuño te quero verte y aun susodisho sin pelo también, meviolvió la wea porque el otro día llegó con el pelo corto y se veía más rico que la MIERDA!!
ay ñuño

paródica dijo...

todos los hombres de mi vida han sido narigones, por lo que cierto hombre cuya nariz parece de mina no es pa mi

"ESE CABRO NO ES PA LA PAULI, NO ES"
mirada al horizonte....

Y como un canto de amor, cuando el odio martillea mi corazón.

Y como quieres un canto a la paz, si la paloma viste de militar.

Y como quieres un canto al sol, cuando en África a dejado de brillar.

Y como quieres un canto al mar, cuando los sueños se ahogan al emigrar.