lunes, 21 de enero de 2008

CON MAYONESSA

no entiendo ni sé si realmente quiero comprender. ni siquiera me atrevería a pensar que hay, de hecho, algo para comprender. las cosas pasan por algo, que te violaron, que te atropellaron, que se murió un amigo y/o un pariente -ya sea animal o persona-; yo también pensaría que todo lo malo me sucede, que tengo mala suerte, que no vale la pena seguir así. continúan las cosas malas, los gritos, las peleas, quedarse sola. no dan ganas, de verdad no dan ganas de salir y gritar que amas la vida, brincar por la calle, aprender algo nuevo, algo que no sea con fines para no sentirse tan mal. tann maal.
qué es eso? pero qué es eso? no sé si mejorarte la vida o seguir empeorándola. como yo te he creado, podría hacer que te sucediesen mil y una cosas malas, o buenas. qué decido yo, la creadora?
casi siempre opto por matarlos. rara vez quedan vivos, rara vez hacen algo con sus vidas.
y qué, si al final, qué es HACER ALGGGO con tu perra vida, que no sea amar a alguien, reproducirte como conejo o familia moderna, y ganar algo de plata de la forma que sea??? un invento superextraespectacular que te hará ser millonario y acomode la vida de los que lo compren? una revolución? genocidio, quizás? ser recordado en el tiempo? que figure una mini biografía junto a tu foto en los libros de historia, que te nombren en el colegio? que te discutan, que te conozcan por la tele, por las noticias? o sencillamente ser uno más? ser feliz, dentro de cualquiera de las dos categorías? -es decir, siendo famoso por abc motivos, o por la sencillez con que llevas tu vida-.
además, qué tan importante puede llegar a ser la vida misma? ahh, claro, pero preferimos hacernos mierda en cuanto sentimos que podemos hacerlo, porque no sabemos si hay algo más, después de morir. otra vida, el cielo, el infierno. y cuando vemos a aquéllos que se trituran los huesos por diversión, a los insanos a propósito, a los que no se cuidan porque realmente NO les interesa, porque quizás para ellos llorar no sea la gran cosa, sentir dolor y felicidad tampoco; cuando los vemos, lo primero que hacemos es criticar. yo lo hago. yo también soy insana. y en momento como éste -y primera vez que lo escribo, pero no que lo siento-, la vida me importa una reverenda hueva. pensarás a lo mejor que estoy vacía, que es porque no estoy enamorada, o porque no tengo nada que hacer, porque me ves y soy una floja que está todo el día sentada. como sea, me quiero como soy; a veces me odio, como todos, sobretodo cuando sé que estoy haciendo las cosas mal. a veces no me intereso, y otras me encanta cómo puedo llegar a ser. siempre cambiando, siempre sintiendo cosas, y aún así, hoy me da lo mismo.
ayer no, ayer me ponía en el lugar de otros y me conmovía. recordé la noticia de dos amigas caminando por esta cagá de san pedro -noticia vieja, aclaro- cuando dos tipos aparecen para forcejearlas y penetrarlas con violencia; una escapó, la otra sufrió las consecuencias de su mala suerte, o de su destino. lo dejo a tu elección. después la amiga que escapó no pudo hacer más por la víctima, y yo pensaba ayer qué pensará ella, si la amiga comprendió que eligió salvarse por si acaso ella también corría, o si se sintió abandonada y desea que le suceda lo mismo; si siguen siendo amigas, si se ven, si no lloran. si la que corrió se arrepiente, si vuelve al pasado y ve que pudo haber hecho algo...
luego de tanto pensar, suspiré un tímido "qué terrible" y dormí. dormí plácidamente, sin traer a mis sueños a esas dos mujeres. hoy no sé por qué las traje a colación.
flojera.
la vida es tan larga, la vida es tan cara, la vida es tan injusta, la vida es tan hermosa. puede que sea una sola, o puede que no. yo estoy media aburrida, así que empiezo a hacer planes desde ahora para lo que quiero hacer en mi otra vida, como bailar ballet desde pendeja, o ser alumna íntegra en el colegio. nacer en otro país, o planeta. o simplemente no nacer y dejar de existir. no seré alma en pena, ni fantasma. nadie reconoce a sus fantasmas; puede que sean seres de una dimensión no muy paralela, y que de repente se juntan. no creo en los fantasmas.. ahora no.
sí, puede que eso sea. es una teoría, por qué no?? cómo los cientólogos? yo creo que pasan cosas raras en mi casa porque gente de otra dimensión que vive en esta casa, quizás nosotros mismos, adelantados un día, o atrasados, años, meses, chocan contra nuestro exquisito presente, nos descolocan y nos ponemos a llorar. también hay quienes se aprovechan de chocar contra nuestra retorcida dimensión, y visitan a quienes ya no pueden ver. por eso mi hermana sentía a nuestra nonna. ahora que está grande, a lo mejor a la nonna le tocó morir nuevamente... quién sabe.
al final, la vida es y nada hay por hacer. sólo vivirla como se le de la púta gana -sí, con tilde-.
en estos instantes, desearía comer un pan con atún y mayonesa. es todo lo que por el momento sé.
gracias si es que te diste la paja de leer todo esto, y vete a freír uñas si es que fuiste un/a flojo/a, viste el texto y dijiste "aaaAAAhhhHHh". si fue ese el caso,
NO COMENTES.

=)

1 comentario:

j a v i e r a dijo...

estás así porque a veces uno está así pero lo importante es no quedarse pegada en esa wevada y menos pensar en lo que no has hecho y en vez de eso hacerlo, y no guardarlo para una puta próxima vida que capaz que nunca llegue. es mi consejo de ex-deprimida, nuevamente viva, javi.
ah, me faltó agregar que hay que pensar, pero poco, lo justo, mientras más tiempo tengas para pensar y abstraerte, menos tiempo tienes para vivir y más infeliz eres.eso es lo que yo sé empíricamente. y listo.