domingo, 15 de junio de 2008

Son sólo sentimientos

De nuevo, otra vez vuelo bajo, a punto de caer en el pasto, doblando mi cuello hacia arriba para regresar a lo alto, para planear sabia y serenamente. ¿sería mucho pedir, acaso?
ven, muéstrame de nuevo tu sucia espalda, dime las tonterías que sueles decir y lárgate de una buena vez. por hoy y durante el resto del semestre no quiero escucharte.


Como sea, las cosas pasan por algo, dicen por ahí. Ayer me fui en la emo, le cagué la noche a mi hermana y a algunos otros, todo por ser una estúpida premenstrual. Nos pasa a todas; no son más que sentimientos hiperbolizados en su máxima expresión, todo para parecer que una es víctima de lo peor que le puede pasar a alguien. Bobadas, mentiras y pamplinas.
Hoy me considero experta en cagar reuniones entretenidas; bueno, no siempre lo hago. Cierto es que la mayoría de las veces que pasa, es cuando carreteo con mi hermana. Quizás no deba hacerlo más; no, ya lo decidí. Lo decidí el viernes, que la última vez sería para el cumpleaños del sevva. Y así fue. Aunque no me ivaginaba que me iría en la emo, pero pasó y hoy ofrezco disculpas a todos aquellos que se sintieron obligados a involucrarse, por cortesía y por preocupación. Creo que al mismo tiempo, con lo último que escribí, hablé por mi hermana también, por la Pine.
Con todo, hay que volver a clases mañana lunes 16 de Junio; a todo esto, ¿cuál era el día-mitad-del-año? Se me olvidó; ni siquiera puse mucha atención, siendo un poco más sincera.
Tanto que me esfuerzo por ser sincera, y me sale el tiro por la culata porque mi modo de demostrarlo es pareciendo una víbora reculiá. No es la intención, es que soy así. Es que me endurecí no sé cómo y no sé cuándo, y es cierto que de repente me importa un pito lo que pueda sucederle a los otros con mis frías palabras. De repente todo me parece una vil mentira, me enojo, me enrabio, siento impotencia y ganas de tener una pistola para matarlos y después matarme yo; o si fuera posible, al revés.
¿Qué tiene de malo? Creo que todas las personas han sentido ganas de matar a alguien alguna vez, por lo menos una vez en su vida. Si total, para eso está, para perderla; para eso estamos, para irnos. Creamos relaciones estrechas entre otros de nuestra misma especie, y somos tan putamente locos que hasta amamos a gatitos bellos y perros, lo que sea. Después de eso, después de crear el lazo, lo disfrutamos, lo destruimos, lo rearmamos e intentamos mantenerlo a través del tiempo… hasta que morimos. Ahí termina todo, y con ello comienza todo otra vez. Es lo más lindo, es lo más puro del tiempo: la muerte. Sin ella, si fuéramos inmortales como el maestro mutenroshi, acabaríamos todos como viejos verdes.
Y la curiosidad…


llego nuevamente a la costa, al mar; sigo cayendo, no puedo más. siento cómo lentamente se rompe mi cuello, salta la sangre y con ello llega un pequeño tiburón, salta y termino de morir en su entretenida mandíbula. mira que contar esos dientes cuando me están destrozando...

igual los amo a todos. gracias.

2 comentarios:

konst dijo...

nanai nanai. y por la puta que me gusta lo que escribes y si te sirve de consuelo onda, siempre te vay en la emo. aunke en verdad no se ke grado fue eso ke te ocurrió, quizás que fue algo así nivel nuevo evolucionado reloaded y por eso nanai. juge gta el otro dia y me acordé de vos.

Anónimo dijo...

hola, soy yo
mañana me escaparé de cuali pa juntarme contigo y la jime