miércoles, 30 de julio de 2008

hacer la cama hacer la cama

Creía que podría haber sido completamente iguala lo anterior. Gracias a la pishula, que no fue así. De todos modos hay partes en las que una no puede evitar recordar la filmación anterior, ciertos sonidos, ciertas imágenes, ciertas pistas que nos llevan a traer al plato una comida pasada. Es normal; está bien y está mal.

Me gustaría volar; me carga la lluvia, siempre caga todo. Igual saldré, aunque sea sola. Necesito una mierda de celular, no voy a esperar más por eso. Resultó ser hoy una porquería tan básica; están todos tan acostumbrados a comunicarse a cualquier hora del día, cuando se necesite o cuando se quiera molestar a una niña mientras se está ebrio, que si una de nosotras no tiene celular, se convierte en un inconveniente de mierda. Además, si tienes que esperar tres horas a alguien que supuestamente llegaría tres horas antes, están los juegos para divertirse. Los mensajes de texto, las fotografías; hoy todo está en un celular. Los que tienen pantalla en blanco y negro son para los viejos, para los que piensan que “un celular es sólo para llamar y recibir llamadas”. “Pero si pa’ eso sirve po’”, contestó Masacrón al joven dientudo de lentes, quien sonreía sin saber realmente qué chucha decir, salvo quizás “Bueno, pero los jóvenes quieren más”.

Me importa una

Me gusta más bostezar los días de lluvia. Rayos… supuestamente hoy tendría que haber sol, así no estaría medio idiotizada por toda esa agua que cae del cielo; quiero hacer dos cosas importantes, las he estado planeando toda la semana para que funcionaran. Por supuesto que no tomé en cuenta el hecho de que pudiese empezar a llover de un puto momento a otro. Ayer hubo rico sol; hoy hay lluvia y lluvia y más lluvia. Parece una ducha de buena calidad que se cierne sobre Concepción. Inclúyase en detalle San Pedro de la Puta, pues es donde vivo y donde… agh, me carga este lugar, no quiero escribir sobre el.

Mejor que eso, me siento como una señorita, maquillada y contando los minutos para salir. Ahora me acuerdo de que tengo que hacer la cama. Bueno, pues la hago y salgo.

El esmalte de mis uñas está roto de forma curiosa; parece como si mis uñas se hubiesen alargado desde un lugar nada que ver, y por eso el esmalte se partió, y no creció con ella. Me pintaré encima de eso, para que no se vean tan horribles mis uñas. Usaré la técnica que me enseñó Arantxa en el colegio, por supuesto. Ya me acostumbré, no la dejaré, además que soy media descuidada para esas cosas de pintarse. No sé por qué lo hago, si no le pongo empeño. Resultaría un insulto para esas que se pintan tan minuciosamente. Pero bueno, así somos las mujeres. Unas que se complican porque la pintura de ojos, y otras que se complican porque etcétera.

2 comentarios:

corazonesenllama dijo...

hola linda, estoy mas enfermo!
puaj!
odio la lluvia a veces, casi siempre!
me moje mxo y me resfrie, ahora intente dormir pero los malditos sintomas del resfrio no me dejaron, una lata, espero q no me de fiebre y esas mierdas tipicas! me encanto ir a los videojuegos cntigo, me encanta estar cn tu, todooo el rato,
espero que haya estado de lo mas la peli q fuiste a ver, te dejo un gran, no ! mejor unos grandes besosos, y mogollon de abrazos !
te quiero (L)

paupina dijo...

qué entretenido, yo también quiero hacer algo así, pero soy mala actriz
odio la premenstrualidad
ODIO LAS HORMONAS, son la causa de todos mis pesares T_T
te quiero hermana, y tngo mariposas en la guata no sé ni por qué
DIARREA