domingo, 6 de julio de 2008

you culdfn be hapoy

A veces una sueña tantas estupideces, y parecen tan reales en su momento. La otra vez ya me pasó que estaba en la sala de clases y recordé que eso que sucedía en ese momento lo había soñado antes incluso de entrar a la universidad. Antes de entrar a esa cochiná, soñé con todos esos compañeros del grupo de biología de los miércoles. ¿Por qué pasa eso? Además, nadie me cree, y está bien que no lo hagan, porque generalmente hablo estupideces.

Me lavé el pelo de nuevo. A veces me lavo el pelo; eso ha de cambiar ahora, porque me está creciendo y me di cuenta de que me gusta tenerlo limpio, porque no huele a caca y humo de cigarros ajeno, ni a tierra con cerveza o lluvia. Mejor que eso, no huele o huele a quemado, producto de que me sequé el pelo con secador. Normalmente no lo haría, pero hoy me siento enferma, me palpita el cerebro, tengo moquillos por millones (dato innecesario, lo sé) y me pica la garganta, que por lo demás está también hinchada. Ahora hincharé mi estómago porque comeré una rica ración de repollo con harto limón, aceite y sal.

Hace rato que comí, hace rato que dejé este cuentecillo esperando, hace rato que mi condición empeoró; el problema de nunca estar enferma es que cuando te llega el momento una exagera a cagar, porque estas cosas yo nunca las siento. Salvo la palpitación del cerebro, que de repente me da aunque esté sana. Ahora no para de palpitar, siento que se me va a abrir la cabeza, que estallará mi cráneo y de mis sesos saldrán pequeñas personitas que se convertirán en la razón de la extinción de la raza humana. ¿Por qué, preguntas? Porque se me ocurrió salir un día de lluvia, porque andaba con el gorro y no me acordé; en vez de eso dejé que se me mojara la cabeza. Después se seca, después se vuelve a mojar. Y las parcas, los pantalones pegados.

Me gusta mucho la lluvia, y me gusta decir que me gusta estar enferma cuando no lo estoy, así como también me gusta decir que odio estar enferma cuando lo estoy, sabiendo que anteriormente, cuando no estaba enferma, dije que me gustaba estar enferma. De hecho, ayer deseé enfermarme.

Soñé con un carrete asqueroso, de esos donde hay demasiada gente repartida por el lugar, todos ebrios hasta los riñones. Llega un momento cerdo, cuando todos empiezan a desafiarse, los cara a cara. Maldito reality, lo peor del programa se nos quedó grabado en la memoria.

Quiero vivir mi tiempo, eso es todo.

Adios.

3 comentarios:

paupina dijo...

hola hermanín gracias por venir
tenemos que jugar age
y GANARLE A LOS MARACOS.
voy a aprender a crear partidas pa que practiquemos
qué weá, si no tngo tiempo por la puta :(
nos vemos en el felaa, ya que yo estoy viviendo en el mundo del estudio y tú en el mundo del plei

paupina dijo...

me cago en el pico

adalid dijo...

dormi 14 hrs seguidas,
me desperte almorce y aca todos andan enojados!puaj!
lo bueno es que no es por algo que hice, sino q estan enemistados entre ellos, igual me afecta prk nadie se peska,
creo q no saldre me da paja levantarme y mas encima llueves mejor me quedo en casa, lo penca es que cague con el wi fi de mi vecino, y no puedo estar metido en mi cama
beso que mejores
y no desees mas estar enferma