lunes, 20 de octubre de 2008

me encanta escuchar música a todo chancho cuando estoy enojada. o cuando me siento como la verdadera mierda. es entonces cuando un sonido distorsionado ensucia mi pieza, mi cabeza tiembla y los sentimientos se calman un poco.
así con las prioridades; así con las promesas; así con las postulaciones a becas y no saber; así con los dinosaurios; así con los tallarines con pesto y la tristeza que me invadió esta tarde. así con diosito lindo, que me entiende y hace llover para que tenga que regresar a la casa por obligación, y cuando llego se hace leve.
en realidad estoy chata de escribir siempre que estoy triste en el blog, o que odio a jaime soto y cía, o que soy tan poco especial que hago pipí todos los días, como cualquier hueón sano conchetumadre de mi edad.
a lo mejor la culpa de todo lo tiene mi edad. a lo mejor es cierto que soy muy joven, o a lo mejor simplemente no estaba preparada para tantos cambios emocionales en mi vida.
hoy, cruzando la calle cuando quería, pensé en cómo y cuánto va uno cambiando por la vida. el año pasado no conocía a ciertas bandas, bandas que hoy conozco y voy a ver; incluso hoy adorné mi AMADO pantalón negro con una chapita de adalid.
aprendí a andar en micro sola a los 12 ó 13 años. entonces, y hasta hace un año más o menos, respetada los semáforos, cruzaba religiosamente en paso de cebra, daba el asiento en la micro, me sentaba al medio, no frecuentaba tanto ratos de ocio eternos, no hacía stenciles chulos y menos rompía carteles de propaganda política. creo que lo más malo que había hecho era robar cartas pokemon en la biblioteca de la scuola con el martín, ser cómplice de sacarle plata a nuestros compañeros de sus chaquetas colgadas en los recreos, sacar carteles de fiestas de las calles de valparaíso y con la pina traer un gato sin permiso a la casa.
estoy tan cambiada. no me reconozco; me paso por la raja a todo el mundo, exceptuando aquéllos que quiero... aunque no me correspondan. da lo mismo, para mi es suficiente que sepan que los quiero.
como sea, mi computador está terrible de infectado con virus, así que perderé toda la puta información, todas las putas fotos, toda la puta música, y no me importa mucho la verdad. voy a respaldar mi carpeta de word y fotos weas, nada más.
pa qué recordar malos ratos; lo que más lamento en realidad es

5 comentarios:

paupina dijo...

ñuño you chupar pico
con caca

adalid dijo...

oye Gnugno ! tu amar mi ! yo amar tu!!

paupina dijo...

ñuñoi cambié la direccion de mi mierda

Mr. L Beer dijo...

tu te has ido a carretear sin mi !
no importa !

Alotta Fagina dijo...

ñuño yo tampoco me reconozco cuando pienso en cómo era antes....de hecho de ahora al año pasado ya hay mucho trecho....pero en fin, hay que sentirse feliz de como se es ahora y chao con la mierda en la cabeza... (Y)

nos vemos querida ñuño, el jueves voy a la mierda en el foro a vacilar un ratico, ojalá nos veamos allí...