lunes, 26 de enero de 2009

Esto lo escribí el Viernes 24 de Enero, por la noche; habrán sido las doce, por ahí...

Estar así tanto tiempo, intentando conectarme aunque sé que la conexión es una mierda, me recuerda aquellos momentos en que esta misma baja señal de conexión agarraba en mi cama; dormía con la Pines en la misma pieza, gracias a la maldita ampliación, que en ese momento me dejaba estudiar tranquila porque estábamos en la última semana de clases, después de la toma y justo antes de las vacaciones de invierno. Qué tiempos, entonces. Estudiando hasta las cuatro de la mañana para el certamen de biología, conectada a eme ese ene solo para conversar con “ese” compañero que entonces estaba en las mismas. Con “ese” compañero nos habíamos juntado antes para compartir conocimientos sobre la materia, pero sin muchos resultados positivos, aparte de nuestros agarrones tan apasionados que interrumpían el estudio. Poco importaba, en ese entonces. Necesitaba un 1.9 para dar examen de biología, y mediocremente sabía que me sacaría más de un dos. De no haberlo sabido, insisto, la preocupación y el estrés no habrían permitido que me dejase llevar por esa boca tan dulce que me seducía; y yo, pensando “¿y éste por qué tanto interés?”…

Con este mismo afán de hoy, intentaba conectarme en ese entonces, de madrugada, en mi cama, para conversar con él. Claro que, por supuesto, hoy es todo tan putamente distinto, que me da rabia. Son tantos los cambios, que incluso tengo un pre-orzuelo en el ojo derecho, que me duele y más me molesta cuando lloro; lloro por lo menos una vez al día. Por él, y por mi cochina situación de querer marcharme a Concepción, porque acá en Lanalhue no me siento a gusto; no me siento feliz; he llegado a creer que magnifica mi situación de “mujer de porquería”. Bueno, no es que sea de verdad una mujer de porquería, es solo que mi situación de mierda me convierte en una puta de porquería; mi situación de mierda se complica más porque, como ya dije, no quiero estar aquí.

No puedo parar de intentar conectarme, aunque sé que si lo logro, no podré hablar contigo porque no estás en casa, porque quizá carreteas o porque duermes. Sea cual sea la respuesta, yo he salido perdiendo bastante con esta actualidad; espero que tú también, para que no nos sintamos en diferencia de condiciones.

2 comentarios:

paupina dijo...

qué bueno que yo no estoy igual que en esa época, cuando me gustaba ESE IMBÉCIL.
yo, no tú. no sé en verdad.
quésrico el de private practice.

Mr. L Beer dijo...

ayy amor me acuerdo de esas tardes de "estudio" en la facultad de humanidades, sinceramente no podia concentrarme nada en esas putas comunidades y nochos ecologicos, mi unica concentracion eras tu, no podia para de fascinarme con tu hermoso rostro, tratando de concentrarse y estudiar mucho, tenia que envolverme en tus besos y dejarme llevar, flotar muy lejos de aquella biblioteca, y si que lo hacia sentia tus labios contra los mios y el despegue era instantaneo
aun me provocas eso con tus besos, hoy tirados en el pasto volvi a vivr, me dije esto es vivir en serio, me encanta estar asi de cerca de vos, eres lo maximo sos tan divina, me encanta tu olor, tu escencia tus labios, me encanta tu vos, me fascinas de los pies a la cabeza,
te amo con todo mi corazon, mucho mas que antes, no me quiero separar nunca de vos, estar contigo siempre, eso es lo que quiero que nos amemos por siemore con la mas profunda de las pasiones