lunes, 2 de marzo de 2009

Memoria


Desde que tengo memoria que vivo con agua molesta en la nariz; pero desde este año que tengo heridas en ella, producto de algo que no sé. Asimismo, desde que me dio gastritis que vivo constantemente con dolores de estómago y cagaderas cada poco tiempo. No sé qué hacer; no quiero ir al doctor porque tampoco quiero remedios de por vida, que curen mis enfermades de por vida; mas, poniendo las cartasen la mesa, creo que preferiría tomar medicinas que aliviaran mis molestias, sobretodo la estomacal.
Tengo sueño. Espero soñar algo lindo que incumba a toda la gente que amo. Nada más; tuve un día que me dejó bastante exhausta, quizá porque hace tiempo que no ponía la alarma a las ocho y me levantaba de verdad. Mañana he de estar desde las seis en pie, para ducharme. Veré el tiempo, aunque es una pérdida de tiempo porque siempre se equivoca; rescato, sin embargo, que sirve para "darse una idea" de qué ponerse, aunque... bueno, es que me pasa en reiteradas ocasiones que ese "darse una idea" termina por hacerme sudar como cerdo en un horno, o con los huesos crujiendo de frío como en un mortero.
Qué malos recuerdos tengo ahora... el viaje desde Santiago a Concepción, mi primer día de clases en el Colegio Concepción, la enfermedad de mi mamá, la lejanía de la Pina y de la Javi, la soledad... y el olor a harina de pescado, camino a mi primer día de clases. Cada vez que siento ese olor a las ocho de la mañana, me duele el estómago; y es que los olores te llevan tan rápidamente a ese ambiente, que sientes todo lo que sentiste en ese preciso instante, es, incluso, como viajar en el tiempo, pero un tiempo personal, claro...
En fin, todos estamos hechos de sentimientos. Habrá que regirse por algo netamente natural, digo yo; para variar no comprendo esta vida de estudios para llegar al dinero para llegar a ¿qué? Hay muchos que no tienen ni quieren familia. Pf, ya no creo en esas estupideces; me gustaría irme a la intemperie y abandonarlo todo, para vivir mi propia utopía de vida. Pero eso es ser, precisamente, demasiado soñadora.
SERÁ, como decía el Martín.

2 comentarios:

Mr. L Beer dijo...

como quieras!
igual te amo

paupina dijo...

"feloooh" también decía.
yo no tengo rumbo hermana, mi vida es pura inercia y osmosis.