jueves, 23 de abril de 2009

I don't think now is the best time...


Tengo un gatito vivo en mi regazo, que ronronea mucho y busca que mi mano esté en constante roce con su cabeza, para seguir ronroneando y cerrar los ojitos como maestro karín. Le puse un lazo verde en el cuello; se ve linda, bonita, preciosa mi gatita pequeña y regalona.
Espero poder llegar a vieja no hablando así de un gato, sino de un hijo. Creo que hablaría mucho mejor, pensándolo bien; después de todo, nos necesitan cada minuto de su vida siendo bebés, gracias a la posición bípeda que achicó nuestras pelvis y los hicieron nacer prematuramente; el único modo de sobrevivir, era que la mujer cuidara todo el tiempo del bebé. Así lo hemos hecho, y así seguiremos haciéndolo. Dudo que alguna vez los abandonemos en una máquina de cuidados perfecta hasta que sea un poco más independiente, como los gatitos, haya la tecnología que haya. Una máquina no podrá jamás reemplazar los sentimientos maternos, el instinto. Al final, algo más grande que todo lo conocido nos supera y lo seguirá haciendo por siempre; llámenme como quieran luego de esto, pero nadie puede contra la selección natural. Está presente cada vez que nace un nuevo ser vivo; lo sabemos inconscientemente.
Unos piensan que es tan grande, que la comparan con Dios. "Dios ES la selección natural". Quizá, no sé... no creo en Dios, simplemente, así que no veré jamás un proceso de mutaciones asombroso como ese tal "Dios" del que tanto gritan en la plaza de armas de Concepción. Mejor que eso, no lo veré. La seleccion natural no puede compararse con Diosito lindo, porque a esta a veces le ganamos; nosotros humanos, hemos matado hasta extinguir algunas especies; ahora se encargan de extinguir el continente africano, con todos sus negroides desnutridos dentro. Sería absurdo culpar a la selección natural de eso, ya que el negroide está más calificado para sobrevivir el cáncer a la piel, que nosotros mongoloides, caucasoides, etc. No recuerdo otro nombre que haya salido de la boca del profesor de antropología física, una de mis clases favoritas de este semestre.
Me gustaría poder escribir sermones mamones como los de el final de cada capítulo de Grey's Anatomy. Al fin nos decidimos a no esperar una semana para ver el capítulo siguiente; lo malo es que ahora sé que puedo verla cuando quiera, lo cual es bastante distractor, y no aguanto unas cuantas horas sin ver la serie. Es realmente ADICTIVA para mi tipo de cerebro cursi. Hoy le hablé a mi ortodoncista y después me sentí como un paciente de Grey's, así que me callé como siempre suelo hacerlo. Nunca más caeré en imitaciones chulas de una serie. NUNCA MÁS, es una promesa.
La gatita quiere jugar con mi pelo. No deja de ronronear, la pedorra asquerosa. Dejó la pieza impregnada de un olor CERDO a huevo, por un gran pedo que ni se escucha. Los gatos por lo general se pedan hediondo a morir, y tienen un aliento a Kraken...
Me pica la oreja.
Está bien, escribo cosas aburridas para mi solita; no lo estaría haciendo si no fuera porque hago hora para que se termine de bajar las cuatro estaciones de Vivaldi; no puede faltar en mi biblioteca, sus melodías son simplemente HERMOSAS.
¿Qué más puedo decir, para que pase rápido el tiempo? ¡Ya sé! Hablaré de mi simio hermoso:
"El martes estaba hecho un idiota de mierda, pero pasé por alto su idiotez y le regalé una palestina blanco y negro como la que me comentó al aire que quería; supongo que de verdad le gustó, y que ahora la usa no porque yo le haya dicho que la usara (y le dije), sino porque aprecia que le den un regalo porque sí. Mañana seguramente también estará idiota, luego de su certamen, cuando nos encontremos en el banco. Es por eso que me adelantaré a los hechos y le regalaré una uñeta, sólo que no lo sabe. Ahora lo publico porque lo leerá cuando ya sea una de sus posesiones. ¿Qué más le he regalado? Cartas varias -por lo general no se me da mucho eso de regalar cosas materiales-, un autito de colección, un Taopaipai con una esfera de dragón -es un llaverito lindo que no usa; me gusta pensar que no lo hace para que no se estropée-, la palestina de la que hablé, la uñeta que le daré mañana... ¡¿qué más?! ¡¿CÓMO ES POSIBLE QUE NO ME ACUERDE?!... Quizá la respuesta está en que no le he dado nada más -jejeje, lo siento-. Bueno, SWEETHEART, si recuerdas algo que te haya dado que noe sté en la "lista" anterior, coméntalo, para saber ;)"
Eso es todo lo que quería decir con respecto a mi simio hermoso.
La ultima canción lleva 66%; eso está bien, porque no me gusta acostarme con el ruido del computador, me trae malos recuerdos, como cuando quería dormir, me dolía la cabeza y la Pines no se salía y sus deditos apretaban las teclas tan feurtes, ¡EL SONIDO DE MIERRRDA DEL TECLADO!
Soy un poco pesada y me cuesta compartir espacios íntimos, a menos que hagan cosas parecidas a las que yo haría en este espacio; soy una dictadora de mierda en mi pieza, lo sé... es que no soporto el desorden que traen otros, a veces.
Mientras se termina la canción, quitaré el maquillaje de mis ojos. Les molesta, y si me rasco el dedo se me mancha negro.
Los adoro, a quienes me comentan.
Nos vemos
(en la foto, un primer plano ¿? de la Lulu, la gata juguetona, regalona y parlanchina que deberé operar luego. De ella hablaba, al principio del post, y bien lo saben. Tengo esa tendencia hueona a hablar aquí como si lo leyera alguien que no me conociera, jajaja; ¡es la incertidumbre del internet! TODO PUEDE PASAR)

"TAKE WHAT YOU CAN; GIVE NOTHING BACK".

3 comentarios:

paupina dijo...

TONTA ESTUPIDA
bueno perdón
tengo mal olor

Alotta Fagina dijo...

ñuño soy la más sicóópataaaaaaaaaaaaaa, otra vez y sin feisvuk que es lo más sorprendente!!!!1
ailobllu
nos vemos la otra settimana después de LOS PUTOS CERTAMENES DE MIERDA QUE UNO TIENE QUE HACER PARA QUE LA ESTÚPÌDA UNIVERSITÀ COMPRUEBE QUE HEMOS APRENDIDO ALGUNA MIERDA Y PARA ECHAR A OTROS QUE NO LO HAN HECHO!!

Mr. L Beer dijo...

washita linda querida, te amo en mxa cantidad, me encanto la uñeta, la lulu parece maestro karin, bkn q me qedare otra vez cntigo ya tu sabes 1313