martes, 19 de mayo de 2009

Farewell, my lovely ♫


Vivaldi y las interrupciones cibernéticas me estrujan el pecho de emoción; por un lado, Vivaldi y sus violines chillando invierno me hacen sentir como en medio de un caos de sentimientos, donde todo y todos confluyen para ser destruidos (una especie de big-bang-vivaldesco); por el otro, las intervenciones cibernéticas de los juegos de msn me ponen un tanto histérica y nerviosa, ya que me hicieron perder el hilo con respecto a Vivaldi.
A medida que avanza el disco nos vamos introduciendo cada vez más en la historia de venganza de la película Old Boy, digna de haber creado un asesino trastornado en USA, quien se adentró al mundo de la película demasiado como para ser cierto. Sus fotos nos recuerdan que las películas son solo películas; pero estas existen basadas en la vida real. Ahora bien, en cuanto hablamos de ciencia ficción, vemos creativos soñadores que quizá se impulsaron un poco más en su guión gracias a drogas alucinógenas. Quién sabe... A veces uno se vuela y ve un video para volados y exclama "¡Gente drogadicta que hace estas cosas!"; en esos momentos parece ser totalmente cierto.
En fin, antes en esa tienda de consolas y esteroides no vendían dvd porque se dieron cuenta de que en el fondo les estaban comprando juegos de play a $200. Sin embargo, ayer fuimos a sapear las novedades con el Yorch, y descubrimos que, aparte de vender esteroides o algo muy parecido, habían vuelto a vender dvd's. Compré tres para los tres GTA que bajé hace como mil años, y todavía no los grabo. También compré el juego Scarface, y se ve que es a toda rajuela.
La Pines siempre me reta porque dice que la etiqueto en las cosas de blog, y no lee nada sobre ella. Bueno, aquí diré que su super test de facebook era injusto porque ella de verdad no va a clases, y nada que ver que su cuñado saque más que yo, si yo paso más tiempo con ella que él. Por eso y mucho más, es I N J U S T O.
Volviendo al tema de Old Boy, las gatas están locas; la Milly ya no quiere dormir tanto con la Pines, y la Lulu dice que quiere cariño pero no lo recibe. Como si esto fuera visto de modo "sims", estos gatos estarían amarillos o naranjos, pero por su propia culpa, porque están sobrealimentadas y las entramos para que duerman.
No sé qué más escribir. Mi polerón está tan sucio que huele a transpiración, fritura y mandarinas. Qué asco, lo sé.
El bals de Old Boy es precioso, estrangulador, sobrecojedor, rompeespíritu, rompecoraza, etc. Me gusta porque encoje mi pecho casi tanto como el último capítulo de temporada de Grey's Anatomy; esta vez, pude llorar de verdad y no sentí vergüenza, aunque igual un rato apreté los dientes para no llorar jaojaojao.

Farewell, my lovely!

2 comentarios:

Pina dijo...

tú y los demás son unos picados porque no me conocen; no es mi culpa ser un misterio.
mañana ya no quiero vino, quiero vodka. :)

Mr. L Beer dijo...

hahahahhahaha la pina motivada con unos vodka ! pero no hay dinero, y estara la javi y a ella no le gusta el eristof ! asi q algunos nomas beberemos,
a mi me encanto old boy qede cn la boca abierta cn la pelicula no sabia q la banda sonora era de vivaldi, la encontre la rajaaaaaaaa!!!
mañana vamos a tu ya sabes que amor,
y estaremos juntos y carretiaremos en tu casa y dormiremos juntos

bgmmmmm
te amo maravillosa
nos vemos
te hablo por msn ahora que veo tu ventana en naranjo !