martes, 12 de mayo de 2009

I die while the whole world lives



Hoy, una vez que sentí que estaba mal, perdí la cabeza en otro país y mi cuerpo no pudo regresar a buscarla. Ahora recién está siendo enviada por correo, por lo que es probable que llegue en dos o tres días más, dependiendo de cuántas veces tengan que parar los del correo. Y es que los que se demoran poco son demasiado caros...
Lo que pasó es que me trasladé a un lugar extraño, y sin quererlo, por supuesto, me entró una toxina desagradable al cerebro, la cual fundió desde mis nervios hasta la piel, separando mi ex cabeza de mi todavía cuerpo. De no ser así, ahora no podría estar escribiendo, ¿cierto?
Mis sesos seguramente están verdes de contaminación, intentando salvar neuronas en vano... es tan triste ver cómo el río se lleva arduo trabajo de un segundo a otro; una se siente decepcionada, y no quiere volver a pasar por ese trabajo que nuevamente se irá, como ya dije, de UN segundo A otro.
Hoy claramente me di cuenta de qué tan facil es no comprenderse a una misma, y creer que lo está haciendo; bueno, lo cierto que es lo está haciendo mal.
Me impresiona que mi gatita con diarrea sepa tan bien que la parte de los pies de mi cama es tan suya como de Masacrón (porque él la compró en su debido momento). Cómo quisiera cambiar ese colchón... ya cumplió su servicio de vida, debería estar felizmente jubilado para las vértebras de un mendigo. Lulu también lo piensa, o no estaría usando mi guata como cama. Nah, es que es tan regaloncita...
Ayer cambié mi tema de messenger, y hoy cambié mi nick. Pensé que jamás lo haría, pero en la micro no pude dejar de pensar en mi nuevo nick; de todos modos creo que volveré al anterior. Lo quiero demasiado como para intercambiarlo para siempre por un estúpido "Bang". Otras cosas, en cambio, no las intercambiaría por nada, y tampoco dejaría que se me fueran tan facilmente. Pero con las cosas que piensan no es tan fácil... ojalá lo fuera, así aseguraría mi futuro de inmediato. Pero no, y todo pasa por algo, dicen. Creo que es cierto.
Me siento mal, pésimo. Esta vez mi cabeza explotará, mi garganta también y mi cuerpo se detendrá para siempre. Hace rato no experimentaba pequeños síntomas de gripe. Pues que así sea...
Es impresionante la cantidad de equipaje que puede llevar esa máquina; los inmigrantes si que no la deben pasar bien.
Nada más debería escribir hoy; ya todos saben que estoy triste y deprimida de la vida.

2 comentarios:

Pina dijo...

NOOO, ME CARGA INTRODUCE A LITTLE ANARCHY
qué asco la caca de la lulu.
debimos haber comprado garotos ayer.
te quiero ñuño

Mr. L Beer dijo...

amor no has perdido la cabeza por completo, solo la tienes alejada un poco, pero es recuperable asi que despreocupa, que no pasara nada malo, ten presente que estare contigo mientras la buscas, no te dejare por nada,y estare cntigo todo lo que sea necesario y mas, te comprendo y sere paciente, te amo montones, con todo mi corazon, mi gnugnin bonita eres lo mas de la vida, te adoro por eso, me haces inmensamente feliz y descuida que esto pasara pronto y reiremos como siempre
ailoviu tu mach