martes, 5 de mayo de 2009

Nafda


"La fe, rezar; creer en un "ser", una "existencia" que nos complica tanto la vida con sus porquerías, que en los verdaderos momentos de explotar y odio a la vida, nos arrodillamos y pedimos perdón, una ayuda, quizá un milagro o la salvación. Te pican los cocos y ovarios de tanto gritar..."

No es que no quiera creer; simplemente no lo hago. Sin duda alguna, la naturaleza es sabia, y la pachamama sabe qué hace cuando una persona nace en Perú y no en Bolivia (por dar un ejemplo). Lo mejor de todo es no sabes cuándo chucha será uno la víctima de la "mala suerte". Estar en el tiempo y lugar equivocados como para que te provoque la muerte, debe ser una sensación única jamás compartida. Apostaría mi vida por ello.
Nunca he sido alguien con ideas interesantes para compartir; el hecho de tener una idea dando vueltas en mi cabeza, ya es algo extraño (con esto me refiero a ideas que no tengan que ver con mi mundo ficticio de dragones y magos, sino con la fucking vida real). Me queda cambiar constantemente de tema banal cotidiano, ya que mi cabeza pocas veces piensa decente.

Así hablamos cuando nos sentimos mal. La música ayuda a caldear el ambiente, con una voz tan grave que a veces resulta de ultratumba, con sonidos siniestros y letras de desamor y sexo. Sentirse intocable en este mundo es un desafío que en estos momentos no estoy dispuesta a aceptar, por razones tan obvias que no vale la pena escribirlas en este espacio público donde me desahogo y algunos se molestan (porque creen que soy una exagerada fatalista y eso les da rabia, no sé por qué, si siempre he sido así). Al menos mis manos terminaron de quemarse con el frío, y ya no es tanta molestia que respondan a mis impulsos de apretar con violencia el teclado, como si fuera su culpa lo que responda la persona al otro lado del chat, o que el computador no responda porque esté procesando algo y le cueste demasiado pensar, como a mi gata, a quien, por cierto, estoy pensando seriamente comprarle un cerebro o llamar a la solución de mi vida: "¿problemas de conducta con sus mascotas? Llame al número 63464346974397, atención a domicilio". En fin, mis manos me ayudan porque son mis verdaderas amigas, y estarán conmigo hasta que un corte terrible nos separe, no la muerte, porque ellas morirán conmigo. Y si una de ellas muere antes, una parte de mi morirá también.
La muerte me molesta; debería poder saberse de ella. No creo que tenga respuestas, es solo que me causa tanta curiosidad, que me parece agobiante.
La música me invade la cabeza, de modo que no puedo escuchar nada más, salvo el ruido molesto del teclado. El sueño me está matando, pero no puedo acostarme porque estamos trabajando; debo soportar hasta que realmente no pueda escribir una sola palabra más. Entonces no podré seguir trabajando, y me despedirán.
Nada más que decir. En todo caso, todo lo que dije anteriormente es igual de nada que la nada que no diré después.

2 comentarios:

Pina dijo...

Yo creo que es todo una mierda. Bueno, eso tú ya lo sabes, somos las dos unas fatalistas. La diferencia es que ahora me siento como un pedo, tan gaseoso, hediondo e insignificante que sólo causa risa.
Todo es efímero y qué; por mi morir mañana sería lo mismo que morir en 15 años más, aunque en realidad no porque tengo que ir a ver a DM.
Antes le tenía miedo a la muerte. Ahora no sé por qué no...ahora escribo con mayúsculas. Le encontré el respeto a las palabras.
Chao hermana, te quiero y yo acepto tu idiotez así como tú aceptas la mia.
No eches a la Lulu por favor, ella es muy carina y tiernecita, sólo necesita crecer, acuérdate que la Katinka se cagaba en la alfombra de dance-dance.

Mr. L Beer dijo...

jajajaj la lulu y su falta de cerebro ya me da mucha pena, prk todas las cosas q hace cmo q no las asume pero mira desconcertada como queriendo disculparse, en fin es mas tierna, yo nose en que creer a veces, ahora desfallezco de cansancio, fue una tarde intensa, hace tpo no sudaba cmo hoy, pero buee,,,,

ya exito en tus cosas mañana
os adoro

besi !