martes, 1 de diciembre de 2009

No sé cual es mi problema


No me vengan a hablar de frustraciones, mira que ultimamente me ha quedado más que claro lo mal que uno se siente por eso.
No entiendo por qué cresta cuando estudio me va mal, si debería irme bien. Me empeño, me esfuerzo por leerme todos los textos y comprenderlos, por saber hacer los ejercicios, y todo mal, mal, maaaaaaaaal. Y lo que es peor, entre medio de los dos certámenes me frustré con mi primer amor, a tal punto que una ve cómo la confianza se va esfumando, cada día más rápido; me sirvió para abrir los ojos y darme cuenta de que simplemente no somos el uno para el otro, sí, pero puta que es difícil aceptarlo por completo. Ha pasado tan poco tiempo desde que todo se fue a la mierda, y solo quiero estar de vacaciones para olvidar. Me gustaría poder dejar de pensar en él, no estar a punto de llorar cada vez que me acuerdo de la noche del sábado y la mañana del domingo, las ganas de volver con él... ohhh... Pero bien me lo ha dicho el Masacrón "él no estuvo contigo, te dejó sola, cuando todos creímos que estarían juntos, incluida tú". Su voz me dejó bien claro lo desilusionado que está. Yo pienso, "si él está desilusionado, imagínate lo mal que me siento".
Y es que no creo que haya sido tiempo perdido, ni que él sea una mala persona, pero puta la weá, no entiendo por qué cresta no quise aceptar antes que simplemente es mejor estar separados, como antes de conocernos. No estaba listo para que lo amara tanto, no sabría decir por qué. Creo que se debe a pendejerías.
Ahora si me preguntan como me va, no lo voy a esconder: me va mal, me va como el pico roto en el horto roto con vidrios. Pero por el día no se me nota. Es en las noches, en mi soledad, cuando tengo más tiempo de pensar en ti. Entonces te extraño, se me forman nudos en la garganta, desearía poder abrazarte y besarte como antes, entregarte todo mi amor... Me gustaría poder perdonarte, pero no puedo. Por más triste que esté, simplemente no puedo perdonarte el que hayas priorizado otros asuntos, y sí, lo acepto, no puedo perdonarte porque tú habrías sido mi prioridad. Habría sido capaz de viajar hasta el fin del mundo por ti, y qué pena y rabia me dio que una simple decisión tuya arruinara nuestra relación, ver que no fueras capaz de hacer una cosa por mi, como lo era volver a la casa, o por ultimo llamarme para no preocuparme en vano. Dime si acaso no éramos felices juntos; dime si acaso no me extrañas.
Já.
Seguro no lo haces. Dices que te nace hablar conmigo, pero en realidad lo haces porque crees que podemos volver. Te lo dije: no voy a volver contigo. Por mucho que me duela y me cueste alejarme de ti, no puedo permitirme regresar a ti, porque hace unas dos semanas, para mi cumpleaños, volví contigo creyendo que no habría ocasión de volver a terminar. Me equivoqué. Lo hiciste, de nuevo. Dos semanas después, decido terminar para siempre contigo, porque me fallaste, porque no te intereso como a mi me interesas, porque simplemente prefieres mucho más otras cosas que yo no puedo darte, porque no quieres entregarte a otra persona como yo quise entregarme a ti. Otro error...
Qué rabia me da pensar en que fuiste tanto tiempo para mi, mi prioridad. Estabas a la altura de mi familia. Ahora...
Ah... prefiero callar al respecto. Ni siquiera es como que me ayude demasiado escribir en el blog sobre asuntos que me hacen sentir tan mal. A veces es mejor hacerse la hueona.
Menos mal que he aprendido a lidiar con la frustración diurna. Ahora solo me queda aprender a lidiar con la vespertina.
Buenas noches.

3 comentarios:

Alotta Fagina dijo...

=(

hablemos más tarde ñuñi♥♥

te quiero♥

ñuño dijo...

maencima en esa foto se ve tan rico!!! (para mi, obvios) que me da rabiapegnekngikergrlg,rl
en fin
el pasado queda atrás. ahora se vienen nuevas cosas...

Anónimo dijo...

me da lata loguinearme.
pucha, voy a extrañar al yorch :(
pero obviamente que quiero lo mejor para ti hermanita querida
un abrazotem
vamos a comer algo que tengo hambrecita
:***
atte:
pini