martes, 28 de diciembre de 2010

Caniba... lismo

Creo que voy acumulando mi odio hacia las relaciones; por cada momento de desagrado que pase y no haga nada, al próximo me siento peor. Me dará mucha pena si es que no me funciona el viaje por culpa de una estúpida relación universitaria, pero qué puedo hacer si él se comporta como un imbécil y no me dice por qué... Digo, no voy a andar soportándolo un mes entero si sé que se seguirá comportando de ese modo. Francamente prefiero alejarme de todo lo malo y no ir.
Me gusta sentir que tengo un poco de libertad de él, ahora que lo tengo bloqueado en Facebook; creo que puedo publicar cualquier cosa por el sólo hecho de saber que no tengo que actuar para mantenerlo feliz, para que siga creyendo que yo soy esa mujer que en realidad no soy. Nuestras personalidades se moldean cuando estamos juntos. No puedo ser la Ñuño en todo su esplendor y él no puede ser el Jorge en todo su esplendor, porque en el fondo no nos gustamos tanto, y eso nos enferma. Nos enferma tener que conocer nuestras verdaderas personalidades, y más aún tener que aceptarlas. Es como descubrir nuevamente a una persona que crees conocer en su totalidad. NO ES ASÍ. No es así: Jorge sólo me conoce como la Ñuño de Jorge. Cuando estoy con él me cambio a modo "Gustarle a Jorge" y omito creo que un 20% ó 30% de mi verdadera personalidad, que aflora cuando él no está.
Soy feliz cuando él está, sí, pero creo que soy más feliz cuando él no está. Me imagino que le sucede lo mismo.
Al momento en que comienzo a extrañarlo ya no me siento tan feliz, pero porque en el fondo extraño ese molde inventado de mí, que todavía no he terminado de conocer. Soy tan egocéntrica jajaja.
Estoy lentamente acostumbrándome a ese patrón de mierda de pelear cada cierto tiempo, o que alguien se ponga "raro", que al cabo de unos cuantos meses (estimo) ya no me interesará lo que pueda sucederle a esta relación. Me parecería del todo normal e incluso bueno si es que debe llegar a su fin ahora, antes de que ambos nos quedemos sin sentimientos. Pero la verdad es que no me importa si no pasa de ese modo, así como tampoco me importa si es que pierdo esos sentimientos. No me importa porque cualquiera de los dos modos es inevitable y al hacerme la idea de ello mi mente se figura preparada.
"Estoy preparada, y qué; al menos puedo comenzar a acostumbrarme de nuevo a mi verdadera personalidad, a aprovecharla cuando él no está, y a desearla cuando lo huelo cerca. Me está molestando sobremanera este molde de mierda, este intento de persona que no es yo, que no me hace tan feliz como desearía. Y qué si comienzo a botar el molde y no le gusto a él; es lo más probable, y me gusta. Me gusta la idea de que le moleste conocerme de nuevo, que le de lata, que no seamos compatibles, aunque me gustaría más seguirle gustando, claro está, pero que no lo sienta como una obligación".
Es el tiempo. Pasa tan rápido. No quiero llegar a un punto en que mire hacia atrás y vea que me terminé de convertir en ese molde de mierda; tampoco quiero que le pase a él, aunque la verdad es que si trato de ponerlo e mi situación se enojará si es que no es el caso, así que dejaré de hacerlo.
No quiero perderme en una relación; me parece un insulto a cualquier persona. Me parece aburrido, poco interesante; si me pierdo en un bosque será más comprensible, tendré más cosas en la cabeza. Ahora no siento que lleguen cosas
nuevas a la cabeza; estoy moldeando mi personalidad a una rutina de relación a más o menos largo plazo; una vez que viví el patrón dos o tres veces, ya no necesito más: tengo todos los conocimientos necesarios como para sobrellevarlo y al mismo tiempo continuar con el patrón. Si me salgo del molde, si regreso a mi personalidad real, volveré a aprender, volveré a tener cosas en la cabeza y mi felicidad se inflará más y más rápido de lo que ahora lo hace.
Bien, pues, es hora de tener un momento de soledad. Creo que es lo que buscas, ¡y qué bien que lo digas! La propuesta está en la mesa, ¿estamos de acuerdo?
Me parece que sí.
Es hora de dejar atrás ese canibalismo que tanto nos ha caracterizado desde que comenzamos a salir. Dalí no podría representarlo mejor.

lunes, 13 de diciembre de 2010

Ñoña 2


Hola.
Hoy estaba aburrida en química y para pasar el rato dibujé una vez a Clou y dos veces a Sephiroth. Mientras dibujaba los restos de personaje que flotaban por mi cabeza, recordé que siempre me ha gustado la estética de Sephiroth, convirtiéndolo en alguien más bacán que Cloud. Así que desde ahora en adelante, quiero un juguete del malo monocromático, no del bueno rubio.

(claro que mis dibujos con ultra chulos :p)

domingo, 12 de diciembre de 2010

Ñoña 1



Hace no mucho tiempo que estoy en campaña por revivir los recuerdos; sólo me ha dado resultado volver a jugar Final Fantasy VII (qué gran juego). Ya quiero que llegue el momento de derrotar a Sephiroth, y qué mejor manera de recordar esos momentos de triunfo que escuchar la música del juego.
Oh, soy TAN ñoña...
Más ñoña me siento cuando pienso que quiero un juguete de cloud...

jueves, 25 de noviembre de 2010

4:03


Este 25 de Noviembre miro la hora; ya pasó el terremoto, ahora estaríamos arriba en Andalué lamentándonos por tal inesperado suceso.
Ahora he vuelto a ser una inconsciente premenstrual desagradable y por eso me lamento de no estar trabajando en algo para lo que me quedan tres horas (ohh, sí). Se trata de una mierda de "ÁLBUM DENTARIO" para una profesora loca de anatomía. Es tan divertido que me encuentro redactando esta aburrida entrada que, dicho sea de paso, es mucho más divertida que el trabajo de los putitos dientes. Imagínate tú lo aburrido que debe ser.
En la micro de vuelta me puse a pensar en que hoy no debía dormir porque obviamente me pondría a trabajar tarde, y lo terminaría a las siete de la mañana; entonces me ducharía, desayunaría, tomaría la micro. Todos me mirarían raro y al llegar a la sala de clases me daría cuenta de que se me olvidó quitarme el piyama. Le entregaría el trabajo a la profe, haría lo imposible por no dormir en la clase y tomar apuntes; luego espero una hora a que empiece Prehistoria, y ahí sí que será una lucha de vida o muerte por no dormir -dudo que salga viva de ésa-. Desde la una y media pm esperaré hasta las tres, hora de entrar a mi clase "favorita" -léase con voz de "tiene trozos de zombi encima, mucho mal olor y ganas de vomitar"-, CRANEOFACIAL. ¡OH, PERO QUÉ DIVERTIDO! Pretendo no ocultar mi cara de mierda, quizá vomite en el lavadero, para que el profesor me pregunte si me siento mal, decirle que no mientras me desmayo, para que me mande para la casa. Sí, todavía creo que estoy en el colegio, pero no lo suficiente como para creer en los justificativos (me imagino que los de primero, al mostrarse tan universitarios, todavía deben pedirle a sus padres que les hagan justificativos para retirarse, o cosas por el estilo).
Ya sé que soy pesada con los de primero, Y QUÉ. Me enferma un poco que sean TAN idiotas; en química y prehistoria cada vez que necesito preguntarles algo, hacen como si no existiera y debo acudir a alguno de segundo año. "PERO QUÉ IDIOTAS SON ESTOS TIPOS", es lo que pienso cada vez que por alguna razón ellos deben comunicarse conmigo, y no lo hacen; no tengo la más reputa idea de por qué son tan idiotas. Este martes, en química, me senté en el último puesto, al pasillo; hacia la pared estaban desocupados. Llega este niño de primero que al parecer deseaba un puesto en esa fila, y como no me dice nada, ni siquiera pide permiso; de hecho se limita a mirarme con cara de IDIOTA, me corro unos puestos más hacia la pared, para que pueda sentarse él en el pasillo. Sin embargo el muy imbécil puso sus cochinos pies en una de las sillas, pisó la mesa trasera y pasó hacia la pared. Me dije "este cabro culiao, en vez de haber pasado por encima mio con el riesgo de patearme la cabeza, pudo haberme comunicado con palabras chilenas normales que acaso podía darle permiso, ya que quería sentarse a la pared". PERO NO, NO, NO, NO. NO ENTIENDO POR QUÉ SON TAN RE TONTOS LOS CHUCHASUMADRE.
La otra vez en Prehistoria pedí la lista como TRES VECES, EN VOZ ALTA Y SIMPÁTICA, y los muy mierda a pesar de escucharme, no eran capaces de responder "la lista va allá". Unas ñoñas estúpidas sabían que la estaba pidiendo, LO SÉ PORQUE CUANDO PREGUNTÉ ME QUEDARON MIRANDO, y sin embargo la dejaron a su lado, como si yo no tuviera permiso para firmar la mierda. Me tenía que ir a hacer no sé qué cosa, así que cuando se la pasaron a otro de la secta inepta de primero que por suerte estaba sentada cerca, le supliqué con ganas de plantarle un combo con manopla en los dientes, que acaso era capaz de dejar que firmase la lista cuando la desocupara. Me mira, no dice nada, la pasa a otra compañera suya, LA VUELVO A PEDIR, ESTA VEZ MÁS ENOJADA QUE ANTES, y finalmente llega a mis enojadas manos.
Oh... qué idiotas, y hoy tengo esa clase así que tendré que verlos. Me aseguraré de estar pedorra para dejar la sala hedionda; se lo merecen por discriminarme por no estar en primero y tener dos ramos con ellos. Pues los quiero ver cuando estén en tercero. Sacos de wea...

Adios, es hora de trabajar.

viernes, 12 de noviembre de 2010

Volumen alto y una linda canción


Me gusta reventarme los oídos una y otra vez con canciones que me parecen lindas. O agradables. No, en realidad tienen que gustarme mucho para querer romperme los oídos con ellas, y de paso escucharlas muchas veces seguidas. Soy muy camella -creo que lo había escrito antes- y cuando escucho una canción adictiva, me vuelvo literalmente adicta a ella. Me ha pasado muchas veces; sé que esta canción, como todas las anteriores, no me dejará de gustar en muchos años. Quizás nunca.
Es el nuevo single de Patrick Wolf el que me tiene adicta. Me parece una canción con un buen comienzo, un buen desarrollo y un buen final, a pesar de su aburrido video de letras y relojes que se cambian. Es para buscarla en youtube y dejarla correr mientras haces otras cosas; cuando termina sientes que algo te falta, recuerdas el video que dejaste corriendo; sin pensarlo haces clic nuevamente en el triángulo caído. Lo hice hasta que se me ocurrió (mágicamente) descargarla del cibermundo por Soulseek. Ahora la escucho mucho rato y soy feliz.

Hablando de cosas menos comunes, hoy fuimos a dibujar nuestro "Atlas dentario" con Jorge Z, a la libroteca central de la universidad, cuando llamó Belén. Terminamos caminando hacia un tranque porque los lindos querían bañarse, y a pesar de que no mojaría mi cuerpo en aguas extrañas por no tener traje de baño, los acompañé. Fue una caminata agradable, cansadora, acalorante, divertida, aventurera, peligrosa... en una sola palabra la describiría como EMOCIONANTE, sobretodo porque llegamos a unos lugares muy lindos ocultos entre los bosques de la universidad. Cuando escuchaba a Gerson hablando del bosque nativo, supe que alguna vez debía ir, fuera como fuera.
Luego de la larga caminata junto a Fumigador, Belena, Jorge Z y Gerson, el primero se fue a una reunión con amigos, mientras que el resto nos quedamos entrenando. Me parece una excelente idea familiarizarme con un arte marcial.
Hoy he sido muy feliz, debo decirlo. Las conexiones con mi infancia se han continuado como no pensé que sucedería. Sí, es ese pequeño gran detalle lo que me hace tan feliz, a pesar de que me anden confundiendo con niñas que se besan con no Jorge Z, lo cual me parece una tontería. Porque está bien confundirme con alguna chica que camina por la calle, pero NO ESTÁ BIEN que me confundan cuando la parecida se está besando acaloradamente con otro; digo, ¿acaso no está bastante claro que no está dentro de mis principios la infidelidad? Independiente de mis razones para ello, una persona que ha estado más de dos años a mi lado debería saber que no paso por encima de mis principios como si nada, que, de hecho, NO LO HAGO.
Pero, bueno, lamentablemente este hombre no tiene memoria, no sabe de detalles y por ende no me los relata, y creo que le hacen falta muchos años para finalmente conocer a una persona. Pero no puedo decir que no lo ame y que esté enojada con él; sentida, quizás, es probable. Pero no enojada, ¡no! Sólo quiero ser feliz recibiendo su amor y entregándole el mio, aunque parezca que no lo haga porque ultimamente ando distraída.
Te amo Jorge Zárate.

(Me agrada la foto porque tanto Gerson como Jorge parecen cabros chicos; uno distraído y otro con cara de malo)

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Mmm...


Vaya...
El aire de la pieza está pesado. Quizá le ayude a tener más densidad el hecho de que estoy escuchando las piezas de Invierno de las cuatro estaciones de A. Vivaldi. Qué hermosas melodías.
Entre ayer y hoy he estado intentando pensar un poco; me refiero a pensar de verdad. No me ha resultado mucho, así que he decidido comenzar por el básico "cómo pensar de verdad, para idiotas"; lo primero que debo responder en voces de mi cabeza es "¿por qué la crisis vocacional, Daniela? ¿Por la falta de empleos en Chile, por la inutilidad de la carrera, o por tu inutilidad dentro de ella?".
Bueno, pues la verdad es que con respecto a la inutilidad de la carrera, puedo decir que el reconocer detenidos desaparecidos o simplemente desaparecidos por abc motivos, no me parece una inutilidad. Responde a una de las demostraciones más básicas de la cultura: el rito funerario. Cabe decir que no me parece que esto no sea importante; de hecho, me parece que todos hemos deseado despedirnos correctamente de una persona querida, pero como la muerte la mayoría de las veces llega sin previo aviso, nos vemos en la situación de "no alcancé a despedirme como deseaba". El rito funerario se encarga de aquello, al menos en la actualidad. Creo que en muchas partes antes se practicaba creyendo en algún otro mundo, así que el rito funerario se enfocaba más que todo en dejar un recordatorio de lo que fue esa persona en vida. De ahí viene eso de enterrar a los emperadores en grandes tumbas, con las ropas más sublimes y accesorios que sólo ellos podían poseer. Por lo tanto, no me parece que la antropología física sea inútil.
Creo que son más los otros dos puntos los que me tienen luchando continuamente para decidir qué haré con mi vida. Muchos me han dicho que todavía queda tiempo, que quizás luego lo sabré y no me estrese tanto; puedo decir que lo he intentado, pero con tanta mierda dando vueltas por ahí, a veces no puedo evitar pensar en mi futuro, el cual hasta el momento considero como un signo de interrogación ¿?.
Uf... espero que todo salga bien...

martes, 9 de noviembre de 2010

Jaaaajajaja


Bien, hoy es nuevo día y no me siento mal como en el post anterior. Todo lo contrario. Mi mami recién entró a la pieza a preguntarme cómo se ve, le dije que bien y se fue; sólo quedó su olor a ducha. Repentinamente siento deseos de bañarme, de estar limpia, de vestirme para verme femenina. Lo más probable es que esto último no lo haga. No porque no me guste verme femenina, sino porque hoy no tengo tantos deseos de usar vestido.
Nah, me pondré uno igual.
--p--
La vez pasada acabé el post con un aviso de anécdotas del fin de semana del primero de noviembre. Supuestamente en el post de HOY (ahora, por ende) debería estar escribiendo alguna de las tonterías que hicimos los jipis renovados Jorge Zárate, Jorge Lagos, Gerson Valencia, Eduardo Vidal, Linker Cid y Ñuño Pino. Hay tantas cosas para decir... cosas que francamente no tengo ganas de recordar ahora, porque no me resultaría tan motivante pensar en lo mejor de la vida cuando tengo que ducharme y ponerme vestido para ir a la Universidad, a la mejor de las clases (la clase de PEDRO).
Hace algún tiempo (quizás el semestre pasado) huevié y huevié con respecto a que haría un grupo en facebook para alabar las clases de este dichoso profesor; lo pensé mejor y me sentí como una chupamedias, porque aunque ese no era el objetivo del grupo, seguramente las personas que me quieren (no) hablarían de que soy chupamedias y el profesor pensaría lo mismo.
He cambiado el tono de Pink Floyd por el de un ochentero (1986) Peter Gabriel. Creo que descargaré más discos de este caballero.
Ahora Red Rain inunda mi pieza con la voz tan entretenida de este señor, provocando bailes de mis pequeñitas células antes acomodadas, ahora empujonas por hallar un lugar donde bailar. Claro que me refiero a uno de esos "bailes" medios "depresivos" para esconder el hecho de que una no tiene ritmo y por ende no se le da bien "bailar" como lo hacen las malditas de aeróbica, ¡CÓMO ME GUSTARÍA MOVERME COMO ELLAS! Mi personal Trainer Camila Hormazábal me ha dicho que debo utilizar un OOLA OOLA (ula ula) para aprender a mover las caderas. No es que quiera terminar luciéndome como la Chaquira, pero me siento un poco mal cuando la legión de niñas de aeróbica comienzan a mover sus pompas y lo hacen tan bien... Para ocultar lo tieso de mi cuerpo, trato de imitarlas con movimientos bruscos, para que todas se den cuenta de que no lo puedo hacer pero que no imposibilita mi presencia en la coreografía.
¡OH, QUÉ RABIA AYER! Aparece un profesor nada que ver con la Melisa (profe de siempre de aeróbica) a bailar con una cara de TOMTO, unas cumbias de mierdas donde AHÍ SÍ que había que mover:
-caderas
-pompas
-tetas (y no tengo de esas)
-rodillas
-pies
-etc
No, simplemente me rendí y sin siquiera intentar hacer el ridículo tratando de moverme como elástico fue que agarré mis cosas, me despedí de la Camila con ganas de llorar y golpear al ODIOSO PROFESOR. Iba rumbo a comprar un ula ula; en el camino se me ocurrió llamar a Jorge Z.
El resto es historia.

domingo, 7 de noviembre de 2010

Qué día, ¿no?


No tengo cosas agradables para comunicar. Me estoy sintiendo tan frustrada que incluso mi cuerpo desea deshacerse de esta alma inútil y mitómana. Acaba de darse cuenta de que todo en lo que creía no eran más que invenciones para no sentir que su vida no tenía rumbo; ahora que sabe que su vida no tiene rumbo, se pone triste, oscura. Se marchita, se pudre en vida mientras observa los momentos felices en que creía que las invenciones eran geniunas y, por sobre todos los hechos, REALES.
Bien, no soy la primera ni la última de las almas a quienes les ocurre esto, que es tan desagradable. Me lo he tomado como algo irritable, hediondo, paralizante. No puedo luchar contra los malos momentos ni olvidarlos como lo hacen la mayoría de las almas. Prefiero gritar, golpear energías, insultar a otras almas y quemarme un poco de ira. Se enciende un fuego contra el cual no he aprendido a luchar; en realidad, a controlarlo. No es algo que alguna vez podré vencer; debo saber la técnica necesaria para apresarlo y hacer uso de él en situaciones que lo ameriten.
Por el momento me estoy sintiendo mejor. La inutilidad de un alma no se enseña en la academia de almas, y mucho menos en las humana. Es todo lo contrario: nos hacen creer que serviremos para algo, que tenemos algún talento, por menso que sea, que somos únicos. Pues cuando terminas de asimilar lo que no querías... pues, bueno, es un tanto frustrante la situación. No puede haber una discusión con otras almas ni con la parte humana de nosotras, porque sólo una es capaz de comprender las visiones, sentimientos y limitaciones de cada una.
Hasta el momento con mi humana creíamos no tener limitaciones para con nuestro talento. Hoy descubrimos que tenemos una gran limitación: la falta del talento. El engaño producido por agentes externos se acabó; hemos abierto los ojos y nadie nos engañará con que lo sigamos intentando, que quizás tiene arreglo, que hay que PRACTICAR JAJAJAJA.
Es... es un momento en el que hemos perdido un gran sentimiento. Hemos perdido algo que nunca estuvo, y sin embargo nos entregaba algo de seguridad. Ahora estamos condenadas a encontrar una solución, a ser una de esas que no son felices dentro de su conformismo. Siempre nos ha molestado ser conformistas... No es un camino fácil, el que pronosticamos.
Lo más gracioso es que no hay nada que debamos abandonar; al descubrir que lo que creíamos tener nunca estuvo ahí, fácilmente desapareció de nuestras manos.
El real problema es que, ¡AUCH!, la humana eligió la mención incorrecta y algo le dice que no hay vuelta atrás. Así que, "¡A aguantar, se ha dicho!".
Ya no nos sentimos mal. Es una realidad no tan fácil de aceptar, es cierto; pero completamente superable, compatible con la vida e incluso manipulable.
Esperamos que el tiempo y el aburrimiento no nos lleve a inventar nuevamente algún tipo de elección en la vida. Recién se fueron todos los sueños y ambiciones por la borda; no estamos preparadas para que nos motiven, nos maltraten, nos abandonen o, peor aún, nos hagan creer que no era una invención.
Esta verdad se quedará para siempre.
------o-------
Luego de la declaración anterior tenemos anécdotas del fin de semana del día de muertos (1 de Noviembre). Esto y mucho más, al regreso de comerciales.

viernes, 29 de octubre de 2010

Pilas

Miro el número de cantidad de entradas de mi blog y ¡no puedo creer que no haya hecho lo poco que necesito para llegar a los 300 posts! Me queda tan poco, pero ando tan floja; además se me olvida y ya no sé escribir. Al menos no divertido como antes.
Siempre trato de postear algo "concreto", pero no puedo. Mis ideas no son más que gases incontrolables que desaparecen antes de haberlos visto. Entonces mis posts quedan en nada, o algo que fue por tan poco tiempo, que no alcanzó a madurar... Debo admitir que a veces tengo algo bueno, entretenido o interesante para postear, pero me parece un poco largo de explicar y me da flojera.
He notado en esta hora y media que llevo en mi pieza, que mi gato Romeo me extrañaba como nunca lo imaginé. Por lo general no le gusta andarse arriba de la gente como un tonto cargante, y ahora no se ha bajado de mi abdomen cubierto por ropa de cama, y me cuesta hacer llegar mis brazos de mono al teclado del notebook, alias Kakarotto.
El lunes reciente posteé algo y no mencioné el cumpleaños de Linker porque lo olvidé, a pesar de que lo estuvimos celebrando unas horas antes de que me pusiera a postear.
-tengoq ue quitar al Romeo de entre medio, no puedo más de incomodidad. Hora y media es más que suficiente. Además a veces no me deja mirar la pantalla-
Como decía, pensé editar el post de el lunes reciente, pero lo encontré mentiroso para conmigo misma, así que prefiero decir por acá que a esa buena mujer le deseo un buen año, ya que recién comienza.
-Romeo se picó porque lo alejé de mi guata-
Ahora debería ir al baño; mi cuerpo no se quiere levantar todavía. Escuchando Pet Shop Boys sólo me dan ganas de pintarme los labios y cantar. Me encanta el ritmo ochentero de sintetizadores de Love comes quickly, ¡QUÉ BUENA CANCIÓN PARA IMAGINARSE GARCHANDO CON ESA PERSONA!

Hoy tuve que contarle cosas a alguien como si lo conociera de hace años. Resulta que lo he visto unas cuantas veces y se llama psiquiatra. A veces no comprendo cómo me las arreglo para contarle cosas que a nadie le he dicho en una hora.
-Romeo se quedó pegado lamiendo su cola y su cara no podía ser más graciosa y digna de una buena fotografía-

Continuando con este post de NADA, sólo nada, hoy en craneofacial teníamos que llevar a cabo un ejercicio de dibujo y precisión -supongo... es para que suene como si Medgar supiera lo que nos pide que hagamos-, el cual revisaría el querido profesor Medgar cuando volviera de su cita con polola-psicóloga-preñada (alias PPP). Lo vi salir y dije "ME VOY", "¿Por qué te vas, Ñuño?", "PORQUE MEDGAR NO VA A VOLVER Y NO ME QUIERO QUEDAR POR NADA", "Oh, pero, Ñuño, Medgar volverá...".
Hice caso. Me quedé. Trabajé. Me "esforcé". Llegó y pensé que por qué no había tenido razón, si siempre que dice que volverá no lo hace.
ENTONCES VOLVIÓ A SALIR PARA JAMÁS REGRESAR. SONÓ EL CAMPANIL DE LAS SEIS, ARREGLÉ MIS COSAS Y ME MARCHÉ JUNTO A JORGE POR LA UNIVERSIDAD, RUMBO AL SANTA ISABEL DE LA DIAGONAL.
Acabo de decirle que lo amo.

EN fin, creo que por hoy este post es suficiente. No quiero que resulte interminable -estoy viendo que me está costando dejar de escribir-.

Los amo a todos, menos al odioso clima lluvioso-tifonoso-frío-idiota de Concepción.
Buenas noches.

lunes, 25 de octubre de 2010

Blog?

Semanas han pasado desde la última vez que escribí. El tiempo pasó lentamente; en proporción a lo poco que he hecho de nuevo en mi vida, este tiempo ha sido dignamente neutro.
(Hoy utilizo la palabra neutro porque me recuerda a los protones y electrones).
Recuerdo que el día anterior al asado cumpleañero de Gerson fui al ARTE3TATTOO a perforar mi nariz con una argolla negra de titanio. Veo también que al día siguiente era el cumpleaños de Antonia; no tenía dinero y siento que todavía le debo el regalo.
El doble tanque Fidelia se convirtió en medio tanque al dar a luz el horroroso 11 de Septiembre.
He tenido pocas evaluaciones en comparación con mis hermanas.
Fui a la ginecóloga, me medicó y ahora estoy bien.
Descubrí que algunas personas tienen la beca Santa Isabel y Lápiz López (sorprendente, ¿no?).
Por el momento no tengo ganas de seguir escribiendo.

martes, 21 de septiembre de 2010

A veces, luego de fumar, cervezas y cariocas, encuentro un asiento en la micro. Me acomodo al tiempo que retiro mis aparatillos para escuchar música, y a medida que busco una canción que se acomode a mis sentimientos, aparecen los recuerdos. Imágenes que mi cabeza logra reproducir de modo que no resultan tan convincentes los hechos de la realidad; lo bueno de ciertos recuerdos es que pertenecen a una película. Lo bueno de las películas es que podemos volver a verlas; así que puedo refrescar mi memoria comprando una entrada en el cine para Inception. Se me pasó tan seriamente por la cabeza volver a verla, y fue tan feliz mi memoria falsa al imaginarme viéndola nuevamente, que llegué a casa con la convicción de ir mañana a Cinemark.
Planeando la salida solitaria de mañana estaba, cuando subí un poco la ventana de la cartelera de Cinemark y apareció "The fourth kind", una película cuyo trailer me traumó de tal modo que ahora cuando siento algún sonido extraño en el patio y tengo la ventana un poco abierta, juro por mi vida que es un extraterrestre con forma de lechuza que viene a huevearme. Así que saco la escopeta que guardo bajo la cama y ¡BANG!, salen cuatro balas a romper la cortina, la ventana y la lechuza de mis pesadillas. Claro que todo es parte de mi imaginación.
Así que para ahorrarme decisiones y pensamientos varios, pido ayuda a internautas que veré mañana en la universidad o en mi casa. Unos son indecisos, otros me dicen que veamos juntos la que me da miedo, y otros me llaman camella por Inception. Y está bien, PORQUE PUTA QUE PELO LA PAPA CON INCEPTION. De hecho, hasta hace poco estaba escuchando la banda sonora. En honor a mi situación de camella es que el post se ve adornado con esta fotografía de NatGeo.
Para quien le interese, resulta que finalmente fui a hacer pipí al baño y me decidí por la película de la lechuza.
Otro dato poco interesante que quiero publicar, es que hoy en la clase de la cuadrícula 1x1 arqueológica con los tres mejores amigos del arqueólogo, le vi la raja al profesor Pedro y me dió vergüenza y pudor. A pesar de estos sentimientos tan reprochables, sentí ganas de agregar la raja a mi colección de "Homeros", "Chiles" o simplemente "rajas". Esta colección espero poder llevarla a cabo alguna vez. Todo lo que necesito es un lente con buen zoom, una cámara y las rajas del mundo.

Adios, nos vemos.

viernes, 17 de septiembre de 2010

PW

Me encanta Damaris, de Patrick Wolf.
Me gustaría poder escribir algo divertido, aburrido o interesante. PERO NO PUEDO.
Mejor pondré copiar pegar a algo que tengo guardado en word:

Normal 0 21 false false false ES-CL X-NONE X-NONE MicrosoftInternetExplorer4

Era así. Se movía de a poco en la ciudad, siempre contando los escalones, encantado con un sentimiento de culpa en caso de pisar una línea, escuchando a veces música, a veces sus pensamientos. Cualquier brusquedad en el paisaje lo sacaba de su mundo para hacerlo parecer un apurado cualquiera, un apurado que pisa las líneas, no cuenta los escalones y mira la hora. Lo que lo diferencia de ellos, lo que lo devuelve a su mundo infantil, es que al momento en que siente la necesidad de ver la hora, se encuentra con la dulce imagen de su muñeca peluda pero a la vez pelada. Al observar que no tiene reloj, sus preocupaciones por llegar tarde desaparecen, pues no hay por qué correr si sabes de antemano que llegaste tarde, o que, incluso, quizás no. No tiene la noción de saber en cuantos pasos el reloj ha marcado cinco minutos, y si lo tuviera se daría cuenta de que, en esos momentos, cinco minutos son un regalo, y no un regalo de Dios, ni del destino, sino un regalo de la buena suerte que siente que lo acompaña.

Una vitrina le muestra un delgado modelo del cuerpo humano masculino, al que, al parecer, le confundieron la cabeza y pusieron una de mujer. No, pues tiene barba; así que para ser bonito debo parecer una mujer con barba. Claro, de cara. De cuerpo no es necesario, ese mono me muestra que debería ser hinchado y con mis musculitos bien marcaditos, como ciertamente ya no creo serlo.

¡Ay, caramba! Se hizo el tiempo necesario para detenerse y comprar cosméticos, una peluca multicolor, y luego el atuendo que llevaba el maniquí de la vitrina que llamó su atención.

Ahora no sabe que continuará caminando hasta llegar a la puerta de su edificio, donde se encontrará con quien -le gustaría- fuese su amante en mejores tiempos, entrarán al ascensor y esta vez no se aguantará y enderezará su curva espalda para llegar al oído ajeno y decirle palabras obscenas que la llevan a pensar en todo el kama sutra, ella entonces le golpeará la cara con los bombones que su novio acaba de darle, con quien ha peleado antes de subir al ascensor, pues a ella no les gustan los bombones con licor, y parará el ascensor para bajarse en un piso que no es el suyo, y nuestro amigo bien lo sabe, pues viven en el mismo piso, pero no tendrá tiempo siquiera para pensarlo, pues el golpe lo dejará tan feliz, que una sonrisa de un extremo de su arrugada cara al otro lo hará recibir por coincidencia con agrado al otro vecino, quien visitaba a su amante, la vecina de tres pisos más abajo, quien entonces le contará cómo le fue, las particularidades que le llamaron la atención de ese nuevo encuentro, lo que le gustaría que hicieran la próxima vez, sus preocupaciones acerca de cómo decirle a su prometida que se acuesta con alguien que vive tres pisos más abajo, le hablará luego de su gato para que nuestro amigo termine la conversación con una pregunta capciosa, sobre si está enamorado de las dos, de una o de ninguna. Se bajará y abrirá su puerta con rapidez, solo para que el vecino se quede pensando con la boca abierta; de la impresión se cerró ya el ascensor con él adentro.

Respiraba profundamente. Reflexionaba mirando las bolsas apoyadas en la mesa del comedor, sobre si las abría o no. Por un lado, el sol que llegaba por el ventanal iluminando el plástico blanco desde atrás, haciéndolo parecer una bella fotografía que lo haría recordar su pasado, lo llamaba intensamente a abrir primero esa bolsa y no la de cartón con una marca de calidad afuera, cosa que todo el mundo que lo viera pensara que compró algo caro sin pensarlo. Porque lo saben pero no lo saben. Los resentidos piensan que es un viejo con plata, nada más.

En las enredaderas de su pasado se observa en la habitación de su mujer, unos veinte o veinticinco años atrás. Quería detener su cansancio en el atardecer de una tarde de incansable amor en una fotografía. El sol que llegaba a través del vidrio, las cortinas blancas, las sábanas revueltas y el cuerpo seductor de la mujer lo invitaban a un sentimiento tan reconfortante, que de un momento a otro se levantó y corrió a abrir la bolsa plástica blanca. Ahí estaban los cosméticos, los cuales analizó mordiendo su labio inferior a la vez que prendía el equipo de música con un estilo que sus amigos solían comparar con algo afeminado. Eso se debía a que de niño su madre lo había inscrito en clases de ballet, las cuales abandonó a los veintitrés años por un placer más grande, que era la fotografía. Igual quedaban sus vestigios de saltos artísticamente livianos y poderosos, los cuales solía utilizar cuando saltaba -literalmente- a poner música.

Primero la pinza en las cejas y -¡AUCH!- un primer grito de dolor para obligarlo a detenerse, tomar la afeitadora y cortarlas con el filo de su Gillette; se toca y se imagina como en los comerciales, donde aquellos jóvenes se pasan las manos por la barba y no sienten pelo alguno. Luego toma las sombras y con su sentido artístico de la fotografía se pinta de muchos colores, mezclándolos para formar una gama especial de tonalidades que iban del celeste al fucsia. Ahora se detiene y se pega pestañas postizas; rayos, debería haber hecho esto antes, pero no importa, pues las sombras permanecen intactas; son las llamadas ventajas de un producto caro y reconocido mundialmente. El polvo, lo mezcla y forma la crema, se corrige los granos y su piel queda lisa como la de una actriz. Hermosa, se pinta las cejas con un lápiz delineador de color café, para luego tomar un envidiable labial metálico rosa que convierten sus secos labios en unos un poco más atractivos. Se maquilla un lunar falso al lado de su ojo izquierdo y prosigue, abriendo la bolsa de marca para vestirse como el maniquí.

No acaba de mirarse al espejo y sale a la calle, con la peluca puesta y su antigua cámara favorita, la Nikon negra. Esta vez decidió bajar por las escaleras, donde tuvo que saludar a alguien que se alejó de él al no reconocerlo, y por eso perdió la cuenta de los escalones que llevaba, que eran varios. Volvió a contar y quedó en cincuenta y cinco, edad que fue celebrada hace seis años, junto a su esposa, quien estaba viva todavía. Recuerda el malestar de su leucemia, pero de todas formas se repone rápidamente y decide continuar. Está en fase cuatro, ya no hay nada que hacer. Al menos le dio tarde. Supone que es un regalo de la suerte que se lo hayan descubierto estando muerto el amor de su vida, para así contar con una rápida reunión. No tiene que ponerse triste por nadie, no tuvo hijos y sus amigos están demacrados emocionalmente por el problema de la edad.

Se emociona con ver que una banca en la plaza está desocupada. Corre como cuando practicaba ballet y salta como gacela por encima de ella. Entonces otro fotógrafo captura la imagen de nuestro amigo saltando la banca, con la cámara moviéndose desde el pecho a su lado, con las piernas perfectamente estiradas, el tronco por extraña vez recto, la cabeza triunfante mirando hacia arriba, y su corazón a punto de detenerse para siempre. La imagen queda grabada, retumba en sus sentimientos el característico sonido de la cámara, y nuestro amigo cae en el suelo sin vida, como un muñeco.

domingo, 5 de septiembre de 2010

Se vienen tiempos nuevos, recién comprados y sin estrenar


A veces no te soporto. Te odio, te aborrezco, me repugnas.
A veces me dan ganas de golpearte.
Me pasa con casi todas las personas.

Pienso entonces que cómo es posible sentir lo contrario. ¿Por qué no odio siempre a esta persona? ¿Por qué siento tanta molestia si no la odio de verdad?

No creo ser la unica gente de mierda a la que le pasa. Por el momento encuentro la simple explicación de que no sé qué está pasando, por lo que me asusto y mis sentimientos se desordenan.

Así que no voy a hacerte daño, no te alarmes.

miércoles, 25 de agosto de 2010

Surrender


Ayer fui al cine a ver EL ORIGEN y me gustó más que la cresta. Lo único que me hubiera gustado aparte de eso, habría sido darle la bofetada de su vida al viejo más imbécil de la sala, que empezó a hablar cuando dejó de entender la película (claramente era un completo IDIOTA), aparte de hacer ruidos de chato (pfff) cada vezz que aparecía algo. De hecho me chateó tanto que luego de haber hecho SHHHHHH SHHHHHHH mil veces, le dije OYE CÁLLATE!!!!! pero el MIERDA no se quedó callado!!!!!!!!!!!!!! Pero valió la pena porque la película fue un as.
Dejando de lado "ayer", hablaré de "hoy" para aburrirte más.
Comienza despertándome con los gritos del Yorch "DANIELA ESTÁ LISTO EL DESAYUNOOOOO!! BAJA QUE SE VAN A ENFRIAR LOS HUEVOOOOS!". Me levanté más o menos a las ocho 45, comí y salimos como a las nueve 15. Llegamos a la "querida" Universidad para inscribir los hermosos ramos (ja) y que el ayudante estrella Jorge Zárate se quedara haciéndole favores al flojo de Medgar.
"Se inscriben los ramos por el infoalumno. Tienes que poner los que te toquen, eliminar los otros y luego pasarme la hoja con los que haya que agregar" dijo Ivonne.
Le hice caso y aparte me dijo que revisara mi correo (tenía cara de MAL). Lo hice y me encontré con un N.Gissi que decía "SOLICITUDES"; resulta que me estaban pidiendo una carta por culpa de química y prehistoria, pero los muy sapos ya me la habían obligado el primer semestre de este mismo año. Me puse a alegar que cómo era posible si ya había hecho mi carta, mientras que Ivonne decía "noooo", hasta que la encontró revisando carpetas. Sacó los documentos donde aceptaban mi solicitud y dijo que hablaría con el sapo vil de Gissi.
Entonces me calmé. Acompeñé al Yorch en sus recados de ayudante y continué con mi camino a la micro, que me trajo a San Pedro para bajarme en el LÁPIZ LÓPEZ para cambiar un acrílico que llevé repetido la otra vez. Todo bien hasta que llego a la casa y veo que este nuevo acrílico también lo tenía "RAYOS!". Como tenía hora con la dentista, dejaría el cambio para la próxima vuelta a mi casa. Comí entrada de almuerzo y me largué.
Me largué al MEGASALUD, un establecimiento de mierda al que frecuento hace cinco años. Ahí me taparían mis maravillosas caries; "mi reina, te vamos a poner anestesia" dijo la odontóloga Nazar.
"No quiero, me da miedo"
"Es que necesitamos ponerte anestesia"
"¿Son muy grandes mis caries?"
"No"
"Entonces no me ponga, no me quiero desmayar"
"Bueno, pero si te molesta te pondremos, y nada de aguantarse, me dices nomás para ponerte"
Empezó con esa máquina horrorosa que bota polvo de diente con olor a quemado, excelente hasta que me dolió la mierda. No pude disimularlo y dijeron "Te vamos a poner anestesia, pero no es tanto ni es tan terrible". Accedí entre medio de una nerviosa carcajada.
Esperaron a que la porfiada (yo) cerrara los ojos y me pinchó. Por suerte la Nazar no es una bruta de mierda como mi ortodoncista, así que no fue tan terrible y no me desmayé. Se me durmió tanto la boca que temía morderme la lengua; todo porque a la Bobina le pasó y tuvo una herida horrible en la lengua que decía "me duele más que la cresta". Obvio... "el limón..."... cómo habrá dolido el PUTO LIMÓOOOON!!!!!!!!
Pensando en eso no me la mordí.
Antes de que acabara la Nazar me fijé en su protector de cara y vi que le había saltado sangre. Me sentí como Edward Norton cuando en Fight Club está en una reunion del trabajo lleno de moretones; un curioso lo mira y le muestra los dientes rojos JAJAJAJ me encanta esa parte. No pude ver si es que estaba igual que él porque había botado la sangre con el super enjuague que se me salía de la boca porque tenía un lado dormido.
La próxima semana tengo dos citas anestesiosas con la Nazar. Serán dos días seguidos para terminar luego y comenzar a lavarme los dientes siete veces por día, para evitar estos horribles momentos.
Tomé la micro, me trajo a San Pedro, me bajé en el LÁPIZ LÓPEZ. Con la lengua dormida le dije al tipo de la caja que por favor me dejara cambiar por segunda vez el dichoso acrílico. Me dijo "ya, ¿por cual?". Fui a buscarlo y saqué el que estaba 100% segura de que no tenía, porque estoy chata de ir allá y venirme caminando escuchando música con ese viento frío y desagradable. Cuando lo hice en la mañana no me pareció un mal rato, pero esta vez estaba empezado a llover.
Ahora se me va la luz natural así que no pintaré. Mejor dibujaré o practicaré guitarra.

Suerte y éxito a ud. que se aburrió leyéndome.
(la foto no es la escena de la película, pero tiene sus dientes cochinos)

lunes, 16 de agosto de 2010

Ocio

Hola.

Tengo ganas de compartir y publicar que soy tan ociosa, que acabo de hacer un cuestionario ocioso y subirlo a megaupload para compartirlo con otros ociosos que quieran responderlo.
La idea es que, quien lo responda, debe enviarlo al mail nuno.pino@gmail.com junto a una foto de su agrado -si lo desea-. Al cabo de un espacio de tiempo considerable, esa persona recibirá un regalo de mi parte (o sea de la ñuño).
Aquí va el link de descarga del cuestionario:

Cuestionario de Ñuño

Bueno, el que quiera enviarlo por msn, que lo haga, no tengo problema... PERO debo decir que ultimamente me desagrada un poco shatear porque estoy adicta al age of mythology y porque siempre estoy más dispuesta a ver una película de allao millasaqui (prefiero escribirlo en shileno que en japonés, porque no me acuerdo de su correcta ortografía).

Estaba buscando en mi pequeño cerebro si es que había algo más que se me ocurriera compartir con mi blog, pero creo que no.
Éxito y buena suerte a ud querido lector.

sábado, 7 de agosto de 2010

UUUffff


Hace rato que no escribía por aquí. Ahora tomando mi segundo vaso gigante de ron, escuchando DISCOTECA DE PET SHOP BOYS -NO DE U2-, me dieron ganas de meterme a mi porquería de blog y: e-s-c-r-i-b-i-r.
QUE QUIERO HACER TEATRO, QUIERO HACER DANZA AFRO, QUIERO SOLTAR MI CUERPO, QUIERO DIBUJAR, QUIERO TATUAR, QUIERO PINTAR, QUIERO ESCRIBIR, QUIERO AMAR, QUIERO POLOLEAR, QUIERO SALIR, QUIERO EMBORRACHARME, QUIERO DROGARME, QUIERO TENER SEXO, QUIERO TENER HIJOS, QUIERO CANTAR, QUIERO PELEAR, QUIERO DISCUTIR, QUIERO JUGAR, QUIERO MUCHAS COSAS EXCEPTO ESTUDIAR.
Y tengo dos exámenes la semana que viene. Qué lindo.
Y qué más? Hoy fuimos al teatro de la UDEC a ver un hermoso concierto sinfónico. Acostumbrada a sentarme en platea baja y no sentir molestia alguna, no se me ocurrió pensar que en platea alta sentiría tantas molestias como las experimentadas hoy; y es que es posible encontrar un viejo de mierda que hace ruido con un papel de BOMBON VIZZIO PORQUE SÍ, una pendeja CULIÁ que contesta el celular, un pendejo CULIAO que cuando llega le conversa a pesar de estar en PLENO MOVIMIENTO, otro viejo de mierda que miraba con descaro hacia nuestro lado; en fin, GENTE MALA ONDA que se levantaba y tosía en cualquier momento, sin darle respeto alguno a esos músicos profesionales que nos deleitaban con su música.
Créeme que, a pesar de todo, en este mundo existen cosas hermosas. Cosas hermosas como la música de grandes compositores, de otros pequeños también, pinturas, drogas, alcohol, sexo, etcétera. Lo curioso es que todo lo anterior puede hacerse en completo silencio o soledad. No es necesario hablar y destruirlo todo. Qué sabio fue Martin L. Gore al escribir Enjoy the silence. Qué gran canción. Qué pocas grandes personas hay en este mundo.
A pesar de todo, me gusta ser feliz y que varios que me acompañan lo sean también.

miércoles, 7 de julio de 2010

Jane (L)


He terminado de leer Orgullo y Prejuicio. Quedé emocionada y muy enamorada de la vida gracias a la exquisita escritura de Jane Austen. Siempre he querido hacerle un seguimiento a ciertos autores, pero se me olvida. Ahora diré que quiero hacerle uno a Jane, pero seguramente no lo haré porque pediré un libro de Bukowski en la Biblioteca central.
No pensé que fuera a acabarse tan de pronto. Leí la ultima línea, pero como no sabía que era la ultima di vuelta la página y me encontré con el índice. Entonces comencé a chillar "no... ¡no! ¡NO! ¡NOOO!"; de veras que no quería que terminara.
Ojalá algunos libros duraran para siempre.

viernes, 2 de julio de 2010

UF QUÉ CALOR!


Hoy me desesperé en el estúpido práctico de biología celular. En realidad me desesperé antes, cuando estaba en criminalística esperando que empezara la clase y me di cuenta de que tenía aliento fétido a bestia en pleno proceso de descomposición. ¡OH NO! Menos mal que no llegó Jorge Zárate porque me habría dado vergüenza extrema hablarle con este aliento a muerto... ¡rechapos! ha llegado y no quiero hablarle, pobre de él, morirá con mi mal aliento. No le hablaré ni le darpe besitos. Seré una persona normal lalala...
Luego me arrepentí de no haberle explicado por qué fui tan indiferente, pero apenas se conectó le dije y le pareció lo más normal. Porque, CLARO, me había pasado hace dos años lo mismo por culpa de una sinusitis de mierda.
Pero antes de desesperarme porque llegó Jorge, me desesperé porque no sé por qué cresta me comí un chicle que sabía que tenía algo raro. Quizás de verdad creí que podría haber sido un experimento nuevo de bigtime, PERO NO. No sé qué habrá sido esa extraña franja gris que lo cruzaba por un lado, pero me dejó una extraña sensación de envenamiento por haber masticado un hongo desconocido. Aunque Belén dijo que no era un hongo, y le creo porque es maestra. A quien no le creería es a mi o a alguno de esos imbéciles rematados del curso como el EDGARS -léase con sumo desprecio y asquerosidad-. Lo malo fue que no tenía mi cepillo de dientes como para asear mi hocico hediondo, así que tuve que aguantar el mal aliento y el sentimiento del chicle podrido que consumí a medias (porque lo saqué de mi boca al cabo de haber pensado un poco en lo que hice, y lo vi tan gris y disgusting que lo rechacé de inmediato).
Luego vino la desesperación en el práctico de biología celular; el profesor buena onda de la sección buena onda (naah) pasó lista y DE NUEVO no estaba mi NOMBRE daniela PINO, a pesar de que el práctico pasado tampoco estaba en la lista pero hice que me anotaran. Bueno, el pesadito no me había anotado y cuando le dije mi nombre lo preguntó como 5 veces que ¿Pinto? ¿Samuela? y variaciones por el estilo de DANIELA PINO. ¿Estuvo presente el práctico pasado? SÍ, POR LA MIERDA, SÍIIIIIIIII.
En realidad fue una desesperación bastante idiota, pero soy idiota casi siempre así que no me sorprendo. De lo que me sorprendo es de ser tan chanta que mi certamen de Teoría 2 tenga las respuestas más mierdas que alguien pudiera leer. Pensar que le puse letra nueve para no pasar de la página y no gastar en impresión de una segunda página por unas pocas líneas -oh, qué cagada soy por la shusha-.
Ahora me recago de calor porque tengo dos gatos usando toda mi cama, el notebook encima de mis piernas y la cama hirviendo a pesar de que no poseo un escaldasono o como se llamen. Entonces me saco los calcetines, me destapo y paso a llevar a la Milly que me hace "GRRRRRRR" como la gata de la Camila le hizo a su amiga gata JAJAJAJ FUE TAN GRACIOSO porque la estaba mirando como si nada y la otra pesada le hace "GRÑAUUU" y le tira un arañazo superficial. Hay gatos tan graciosos :)
Debemos drogarnos a más tardar la próxima semana... o... ¿a más tardar mañana?
Qué lindo es esto de no tener sueño, escribir como las wea y tener acidez por el mate.

(AAJAJAJ QUE ME DA RISA ESE DIBUJO AJAJAJ)

jueves, 1 de julio de 2010

Mañana


Desperté hora y media después de lo propuesto. A las nueve debía levantarme a desayunar para luego leer a Lévi-Strauss y contestar la prueba electrónica del profesor R. Herrera. Como sea, no lo hice y he terminado de desayunar a las 1054 (JAJAJA) mientras escucho música árabe, la Milly se limpia y llueve en el exterior.
Rayos, y yo que tenía ganas de correr!
Hace millones que no ejercito mis atrofiados músculos. Quizás sean la razón inconsciente de los malestares que me dan a veces para conmigo misma (la Milly sabe que estoy escribiendo tan mal, que me miró con cara de asesinato pasional, con las orejas de avión y todo).
Bueno, la idea de esto es reposar el desayuno para ponerme a leer antropología estructural, proponerme hacer ejercicio cuando pueda, aunque mi cuerpo me diga ¡NOO!, porque bien en el fondo sé que me dice ¡NOO! porque le da paja trabajar los músculos atrofiados. Bueno, he llegado a la conclusión de que la vacuna del tétano -cuya 2a dosis recibí el martes- me duele tanto más que a los demás a causa de la falta de ejercicio que ha experimentado mi feo cuerpo.
Quiero ir a esos masajes de eliminación de células muertas.
Oh, en 17 días está de cumpleaños mi querido padre. Le haré una carta y un dibujo.
Ahora me toca leer a Strauss.

lunes, 28 de junio de 2010

Antisocial


Si me conoces sabes que soy antisocial. Me cuesta entablar conversaciones, ser buena onda y reaccionar de manera agradable a los distintos temas de bla bla. Pero si soy antisocial en persona, por messenger es impresionante. Porque tengo muchas personas conectadas y hablo con cero contactos. Qué entretenido, jajaja. Además he eliminado para siempre mi cuenta de facebook.
Igual es divertido ser antisocial. Creo que es la forma de vida que más me acomoda, y no saldré de ella porque me encanta mi mundo de fantasía y no quiero compartirlo con nadie; estoy harta de desilusionarme.
Mi mundo de fantasía es algo que he compartido con dos personas. Ese número de personas no crecerá jamás. Nunca he sentido tanta confianza como para hacerlo.
Esas dos personas son la Pines y la Waleto.
Las amo :) En ustedes confiaré hasta la muerte.

Ohh

Me siento enferma, triste, depreichon y todas esas cosas.

ODIO MÁXIMO


Si hay una clase de gente que ODIO y que lamentablemente están en todas partes, son los MENTIROSOS. Me enferma sobremanera darle mi confianza a una persona asquerosa que no es capaz de retribuir ese hermoso sentimiento, y me miente. ODIO, ODIO ODIO QUE ME MIENTAN!!!
No entiendo por qué CRESTA y la CONCHASUMADRE me hacen esto! Supuse que al conocer a alguien tanto tiempo, no me andaría mintiendo pero sin embargo la gente es tan como el horto que no sé si les doy miedo y por eso me ocultan cosas, o simplemente son tan como la MIERDA que mienten aunque una no les de razón para hacerlo. Porque yo he sido sincera y cuando miento lo digo o se me nota tanto que no puedo mentir.
Los mentirosos como Piñera deberían estar ardiendo en este instante. Los mentirosos como la comprada FIFA debería arder; los mentirosos como todos los políticos, como los dictadores, como los periodistas culiaos y otros que no valen la pena nombrar, deberían estar ardiendo por el culo, SÍ, POR EL ANO, hasta desangrarse.
Los odio.
Y al final, como muchos dicen, la familia es lo único que queda (cuando son unidos). Yo prefiero confiar sólo en el núcleo familiar.
Los demás valen pichula, y pichula vale mi lealtad por culpa de ellos.
Que se mueran.

PS: en realidad a los mentirosos no les crece la nariz. Se les afea, y conozco un caso clarito de ello.

domingo, 20 de junio de 2010

Ja, ja ja


Hola querido lector:

Si es que existes, hoy quisiera contarte sobre mis pesadillas.
Últimamente no he parado de soñar con muertos y fantasmas; despierto, pienso que en mi casa no hay fantasmas y sigo durmiendo. El problema es que cuando vuelvo a soñar es otra pesadilla, esta vez tiene que ver con el Yorch, SIEMPRE. Que me caga, que va a tener un hijo con otra mujer, que me odia, etc, etc, etc. Y es terrible, porque cuando estoy durmiendo con él lo odio tanto y lloro tanto en mis sueños, que lo empiezo a empujar en vida real, mientras duermo. La orta vez fue tanto que despertó y con voz de pena dijo "Ñuñooo, ¿por qué me empujaaas??". Media dormida recuerdo haberme reído pero no lo abracé. Me di vuelta hacia el otro lado y él se encargó de hacerme la cusharita.
No recuerdo si ayer u hoy contaba esto, y la Pina me dijo que era terrible que le tuviera tanto miedo a que me engañaran. Mi mamá se reía de mi.
Quiero contarte además que el viernes un camión chocó a la camioneta roja Nissan Terrano de mi papá a eso de las doce del día. OHH, y yo no me enteré hasta que llegué a las nueve y media de la tarde, todavía flotando gracias a las atenciones que nos dimos con Linker y Gerson (jejeje), atontada por haber estado encerrada en la micro desde las ocho y cuarto a las nueve y media. Qué horrible taco.
Llegué a luchar contra un bajón que contemplaba no solo el pito, sino el hambre de todo el día, y me dicen que mi padre chocó. Me quise morir, pero está bien, no fue nada terrible y la Javis le dijo al papá que reposara por si acaso y que no tomara nada de analgésicos. Fui a saludarlo y lo vi más o menos bien. Ayer (porque ya es lunes) sí que estaba bien.
Hicimos un trato con la familia de no seguir celebrando los días de madre, padre e hijo. Pero por esta vez la mamá le regaló la subscripción a Le Monde Diplomatíc (no sé como se escribe) y el viejo fue muy feliz con su piyama sucio y guata enorme de haber tomado once el día anterior (porque todavía no desayunábamos, pero comió tanto que... bueno, no hace falta explicar nada).
Quiero contarte TAMBIÉN que hoy fue un día reconciliador para mis gatitos hermositos, pues la Milly obestíl dormía en mi cama cuando llegó Romeo obestíl y le empezó a limpiar su cabecita AYYYYYY FUE TAN TIERNO DESPUÉS SE QUEDARON DORMIDOS HACIENDO CUCHARITA COMO UNA PAREJA HUMANA! (en realidad la milly nunca despertó).
Otra cosa tierna es que nos reconciliamos con el Yorch.
Qué más?
Creo que nada.
Por el momento he terminado mi post.
Wenas noches, me acostaré a leer Orgullo y Prejuicio (L)

PS: mis sims están tan divertidos que quiero jugar ahora, pero si lo hago pasaré de largo hasta mañana o me dará un cortocircuito con el notebook :B

jueves, 17 de junio de 2010

Esto está mal!


Me gustaría ser una persona normal, a la que le sale todo con normalidad. En este momento de mi vida me gustaría cumplir dos años con Jorge normalmente, me gustaría poder estar estudiando normalmente para mañana comportarme normalmente en la universidad.
¿Por qué se me niega la normalidad? ¿Soy realmente TAN esúpida, que todo me sale mal?
No creo en las estrellas, no creo en el destino. Soy una niña con mala suerte. Una suerte tan mala que nadie me la envidiará jamás. Si la horriblemalasuerte se resume a ser una mierda, entonces soy una gran mierda. Una gran mierda de niña y no se hable más del asunto.
Espero que mi cabeza explote rápido, para que deje de doler.
Me siento tan mal, estoy tan mal, que no quiero por nada del mundo salir de mi cama. No quiero porque no creo que tenga la fortaleza necesaria para levantarme -lo cual se contradice cuando no aguanto el meado y tengo que ir al baño a falta de una chata- ni las ganas suficientes.
Sería mágico tener algun talento por el cual pudiera ser reconocida, pero mi realidad de niña mediocre e inútil que ni siquiera puede vanagloriarse de ser NORMAL, no me lo permiten.
En estos momentos admito que haría lo imposible -lo cual dudo- por comprar una vida.
QUÉ TRISTE. Suerte que nadie ha deseado jamás ser como yo.

Impresión

Es impresionante lo rápido que pueden cambiar las personas. Un día conociste a un extraño, te enamoraste, lo amaste y al otro día no querían verse, no querían hablarse, no querían amarse ni mucho menos conocerse. Y qué triste es pensar en desear jamás haberlo conocido, pero a veces el colapso es mayor y preferimos vernos presos de tristes pensamientos y dejarnos llevar.
Hasta que volveremos a ser dos desconocidos que no se saludan ni se miran en la calle.

domingo, 18 de abril de 2010

Día pajero


Hoy, domingo, es un día latoso, pajero, aburrido, somnoliento. Me parece estar viviendo un día de gato, donde juegas un rato y después duermes, sólo que no he podido tomar una siesta. En realidad me la pasé tanto rato haciendo nada, imaginando cosas mientras Jorge se apoderaba se todos los circuitos de mi notebook para jugar age, luego ver el facebook, luego el foro, el otro foro, para nuevamente jugar una partida de age. ¿Cómo es posible hacer tanto rato algo tan aburrido? En un momento me sentí como un parásito que observando el modo en que alguien es capaz de utilizar un computador portátil, que me puse a leer el libro que mañana debo devolver. Entonces dejé de lado mi parásito y continué siendo alguien normal.
Ayer por la noche vimos La Momia Tres, un placer culpable que reconozco a tal punto que cuando pueda compraré la primera parte de la trilogía para atesorarla en mis momentos de gritos por Imhotep -o como se escriba- y Anaksunamún -o como se escriba, nuevamente. Lo divertido de la película es que de repente parece que están rellenando porque no sabían cómo hacer que O'Connel y cía fueran capaces de destruir a una momia tan poderosa. Entonces me digo: ¿para qué se meten en el rollo de hacer un personaje tan idestructible? Tuvieron que meter al Yeti para que los protagonistas sobrevivieran una avalancha... A pesar de todo, me divertí como me divierto con la uno y la dos. Fue una buena hora y media de placer culpable.
Recuerdo cuando salió la primera película... ¡Qué efectos especiales! De veras los encontraba espectaculares, la momia me inquietaba con su piel cochina, y lo más era que se regerara comiendo personas. La parte que más me llamaba la atención, era cuando dibujaba su cara en la arena. ¡Qué divertida película! Así como El Zorro, es de esas que siempre dejo cuando las pillo en el cable.

viernes, 9 de abril de 2010

Nothing

Bueno, esta semana ha sido ajetreada y desagradable. Me he preparado para ir a clases y he tenido pocas.
Desde el lunes que todo me sale mal.
A veces me aburro de ser antisocial, pero también me aburro de intentar no serlo.
Estoy sumamente triste.
Sólo me pongo feliz cuando recuerdo que podré ir al cementerio de penco a ayudar.
Creí que hoy podría resolver un tema importante de mi vida, pero tengo que empezar a asumir que simplemente las cosas no se han dado, y no me sorprendería si jamás lo hacen.
Tengo ganas de comer algo rico, engordante y chatarra.
No quiero pensar en nada, no quiero hablar con nadie, no quiero salir, no quiero saber nada de nadie, no quiero que me pregunten cosas; quiero dejar de sociabilizar por un rato.
Quiero estar sola y ponerme a llorar.

sábado, 6 de marzo de 2010

Terremoto 8.8


Hola. No había tenido agua, luz ni internet, y además tampoco tenía ganas de escribir. La verdad de las cosas es que necesito desahogarme de algún modo, y creo que por acá no es tan malo como alguna gente piensa. Y la verdad más verdadosa de toda mi vida, es que tengo miedo. Tengo miedo de que por alguna cosa de la vida una réplica se convierta en terremoto, aunque esté descartado. Tengo miedo de que alguien que conozco haya perdido su casa o, lo que es peor, un ser querido. O su vida. Tengo miedo de que aparezcan extraños que intenten pasar por alto las normas del toque de queda por esto de saquear la casa de alguien que supuestamente no merece lo que tiene, según justifican algunos. Entonces yo me digo "bueno, si ellos no lo merecerecían, ¿yo sí? ¿mis amigos? ¿es culpa de ellos, o es la buena suerte de nacer donde se nació y de que hizo lo que tenía que hacer para tener lo que tiene?". Y no es sólo a ellos; en realidad quienes más están sufriendo en este minuto son aquellos que viven día a día el peligro de salir por las noches, por miedo a encontrarse con un angustiado por drogas asquerosas que les revientan el cerebro cual granada a cualquier persona.
Es cierto, quizá esto de los saqueos a las casas se hubiese evitado si no fuera porque los militares no salieron a la calle a las siete de la mañana del sábado 27 de febrero. Pero no fue así y ahora debemos estar felices porque se está normalizando la vida, dentro de lo que se puede en estos momentos. Y no me voy a poner a llorar, así como tampoco me voy a poner tan feliz por tener luz, agua y gas, pues sé que otros no tienen y sé que otros tienen la persión necesaria para darse duchas con agua tibia.
Pero no puedo evitar el miedo que siento. No es un miedo tan irracional, que digamos... en realidad, cuando llegue el mes de abril tendré que cruzar un puente en un estado que no sé cual es, por lo menos cinco días a la semana, si es que no me voy a la casa de mi pololo para no tener que hacerlo. Pero lo dudo, pues nuestros horarios serán tan distintos que seguramente no podré sacármelas con eso. Sé que en ese momento no tendré miedo, lo sé como sé que casi no puedo estar dos días sin cagar.
Ayer, viendo orgullo y prejuicio por segunda vez -por ahora- francamente olvidé que de repente vendría alguna réplica a molestar. Lo olvidé y fui tan feliz... porque luego de que nos hicieron subir al cerro para no morir por un maremoto que al final fue falsa alarma, que me despierto todas las noches con las réplicas más fuertes. Soy capaz de asegurar que por lo menos el 80% o más de Concepción y alrededores no duermen plácidamente.
El terremoto fue a las 3:40 am, aproximadamente. Por suerte nos quedamos todas en el pasillo y mis padres se movieron al baño, el lugar más seguro del segundo piso -al menos en caso de terremoto-. Y no fue porque alguien lo pensara de ese modo, salvo mi papá, que pensó en ir al baño y llevó a mi mamá; nosotras estábamos por nada más que suerte y culpa del terremoto atrapadas -y atrapado- en el pasillo de las piezas de niñas de la casa. Sobrevivimos.
Todavía tengo muy grabada en la memoria el momento en que Jorge iluminó el pasillo; el movimiento tan violento, el ruido, el sentir que era interminable, el Lupo, que entró a la casa por la ventana. Escuchaba gritos de mis hermanas, les grité que se calmaran pero escucharon que las estaba callando. Recuerdo que decía para tranquilizar "estamos todos bien, estamos todos bien, cálmense, que estamos todos bien".

Se puede ser feliz luego de esto. Lo sé.
Mejor me termino la cerveza y juego Age of Empires III de una buena vez.

lunes, 22 de febrero de 2010

Your joy is my low

Ayer fue un día tan largo; hoy ha sido tan largo. El tiempo me sigue pareciendo tan relativo como irreal, ya que es tan subjetivo y personal como nadie quiere creer que lo sea. El problema es que no se puede controlar. ¿Qué sería de nosotros si se conociera un modo de CONTROLAR el tiempo? Y qué palabra más fea: "CONTROLAR". Me recuerda la cárcel de Playa Ancha, donde se juntaba la mamá de la Waleto con la mía para regresar una de las dos hijas (casi siempre era yo al que se cambiaba de auto). Durante uno de esos intercambios vi a un reo asomándose por las rejas de su celda... luego sentía un pesar en mi alma, nunca supe por qué. En ese tiempo ni siquiera asimilaba lo que debería ser la vida en la cárcel; es decir, no lo había reflexionado como ahora. Debo haber tenido unos 11 ó 12 años de edad... quién sabe. Con eso de las edades siempre me estoy confundiendo.

viernes, 19 de febrero de 2010

fome

Hace 80.000 años que no escribo. Ni por acá, ni en papel, ni en el baño, ni en el play; en NINGUNA parte. Pero eso no tiene importancia.
La otra vez iba a escribir sobre esta ciudad, Concepción, que por estar tan lejos de Santiago es bastante fome. Sobretodo en verano.
Hoy despulgué a los gatos y perros de la casa. La Pina me pidió que le tiñera el pelo.
No sé qué hacer. Si jugara play, sería el God of War II, pero no puedo porque todavía no puedo matar a Ares en difícil... eso me hace sentir chanta.
Creo que estoy aburrida y podría divertirme si es que me dieran ganas de ir al baño a hacer caca
me aburrí no quiero seguir escribiendo. Más rato quizás.

miércoles, 27 de enero de 2010

Quiero que la Milly salga en un comercial


Sí, quiero que la Milly salga en un comercial de whiskas o de cat chow, porque es la mejor gata romana gorda del mundo.
Escribí a cat chow: "Hola. Soy chilena y vivo en San Pedro de la Paz, Concepción. Tengo una gata romana gorda a la que intentamos darle pollo o atún, pero prefiere la comida para gatos cat chow o whiskas. Creo que serviría para promocionar comida dietética para gatos cat chow, diciendo que se sienten tan bien adelgazando con su nueva dieta, que no quieren comer otra cosa.
Gracias."
Seria lo mas si me tomaran en cuenta y quisieran conocer a la Milly.
(estoy en el notebook de la Javi y no se como poner los tildes k9)

lunes, 25 de enero de 2010

Todo lo bueno alguna vez se acaba


Hola, damas y caballeros. Me encuentro en un sano estado de felicidad -no estoy drogada ni ebria-, que no sabría explicar en qué momento nació. Mi día ha estado repleto de emociones, incluyendo mi sueño de anoche, donde estaba la Katinka peleando con el Romeo, y no la Milly (supongo que en ese entonces la Milly con el Romeo peleaban y sus ruidos de dragón y serpiente se metieron en mi cabeza, solo que la obesa se cambió por una flacuchenta blanca con negro).
Me levanté triste, pensando en la conversación de ayer que me hizo repensar los hechos y tener cara larga; en unos pocos minutos estaba llorando tratando de convencer al del otro lado de la conversación. Luego ya no estaba llorando, me estaba duchando para ir al Virginio Gómez y comprar tres paquetes de pastillas Yasmín -hojitaverde-. A las cinco quedamos de juntarnos con el Yorch, así que nos pusimos a esperar con la Pines. Creí que llegaría a las cinco y media... llegó a las seis -k9-, y no pude evitar cierto grado de idiotez que se pasó cuando nos bajamos a la laguna chica para vender los queridos panses con jamón, tomate y "mayo a elección".
De ahí llegamos a la casa a comer como chanchos -de hecho, soy TAN CHANCHA ASQUEROSA, que comí DOS TROZOS DE PASTEL DE CHOCLO SALADO, AUNQUE EN REALIDAD ME GUSTA EL DULCE-. Me sentí como mi mamá, comiendo cosas que me gustan pero no tanto.
No pensaba marcharme a la casa de Yorch, pero la mamá insistió tanto que tuve que acceder -bueno, tampoco era un problema para mi-. Cuando nos subimos a la micro había aire de carrete así que nos dieron ganas de tomar algo; nos bajamos en la diagonal, fuimos al Chanta Isabel, compramos mariscos y un vino Exportación Merlot de un litro y medio, escuchamos música y nos dormimos.
Soñé que el guatón asesino de A Sangre Fría entraba a la casa del Yorch, donde dormíamos, y nos trataba de matar junto a otros dos pendejos. En un descuido les quité la pistola y los maté a todos, menos al guatón, a quien arrestaron y seguro iría al rincón, como en el libro.
Despertamos cagados de calor aproximadamente a las 1230. Tomamos desayuno, vimos Proyect Runway, luego una excelente película tragicómica italiana llamada Feos, Sucios y Malos.
Se me ocurrió que fumáramos los restos de hojas que quedaron de la otra vez... mala idea para mí, porque no había comido en seis horas y me dio un principio de pálida tan fuerte, que me levanté al baño, vi que estaba ocupado me devolvía y la vista se me nubló a tal punto que no podía ver, a pesar de que tuviera los ojos abiertos. Pensé que me desplomaría en el suelo así que se me ocurrió gritar "¡amor, no veo nada!", y en vez de irme a ayudar se quedó haciendo lo que sea que estaba haciendo y por suerte pude encontrar el sillón y sentarme en vez de caer como muerta al suelo. Estuve al borde de la inconciencia un buen rato. Al menos yo lo sentí así.
Finalmente, Jorge se acordó de mi existencia y me dio un poco de Milo -te hace grande-, lo cual me hizo mejorar. Sólo necesitaba un poco de azúcar.
Nos dio paja vender.
Vinimos a la casa y estaba feliz hasta que me puse ansiosa y no podía dejar de comer; por lo tanto, me puse idiota al no poder controlar mi chanchería de mierda, y más idiota me puse porque se me rompió un vaso de shop.
Ahora siento que le doy asco a mi pololo y que me quiere dejar. Además ya no se cree el cuento con respecto a nuestra relación, y yo tampoco porque no quiero ser una estúpida. Bueno, que sea lo que tenga que ser, y que se acabe cuando se tenga que acabar.
Tengo un poco de sueño. Se me ha quitado el sano estado de felicidad. Ahora estoy cansada y un poco triste.
Adios.