jueves, 14 de enero de 2010

Hola de nuevo

Me pasa lo mismo que a mucha gente cuando deja el blog de lado por harto tiempo. Resulta que me cuesta ponerme a escribir, aunque quiera hacerlo.
Estuve unos cuantos días en Santiago y otros tantos en Valparaíso, quedándome en la casa de mi querida Waleto (aka Valeria Oneto). Me preparó sushi, me mostró películas asiáticas, nos reímos, bebimos, no nos drogamos, me mostró el SUBWAY (benditos sánguches son lo más) y fue muy divertido. No me quería ir, pero mi corazón necesitaba algo... así que me vine a Concepción.
(Se me había olvidado que este computador de mierda, aparte de ser asqueroso, lento y mala onda, tiene la barra espaciadora como el ojete).
El año nuevo estuvo divertido, me reí harto y después pasaron cosas confusas que nos hicieron regresar a la casa de nuestras queridas primas, con la Pines.
¿Qué más?
Todo parece normal. Las vacaciones avanzan lentamente, como debiera ser. Me da lata no haber estudiado nada de lo aprendido el año pasado, pero ya retomaré la Antropología cuando mi estómago lo necesite. Por el momento me entretengo leyendo novelas, jugando playstation 2, yendo a la casa de Yorch, estando con la Pina, el Romeo y la Milly... y creo que prácticamente nada más. A la Yimes la veré mañana :). Con respecto a demases solo tengo rabia contenida para escribir, y no lo haré en este espacio porque prefiero decir las cosas a la cara. Solo puedo agregar que intentaré controlarme para no parecer una bruja tan de mierda.
Creo que no tengo ganas de seguir escribiendo...

1 comentario:

p i n a dijo...

a mi me gustan los vampiros, pero no existen.
cachai lo terrible que es eso?
te quieddddo ñuño :**