lunes, 22 de febrero de 2010

Your joy is my low

Ayer fue un día tan largo; hoy ha sido tan largo. El tiempo me sigue pareciendo tan relativo como irreal, ya que es tan subjetivo y personal como nadie quiere creer que lo sea. El problema es que no se puede controlar. ¿Qué sería de nosotros si se conociera un modo de CONTROLAR el tiempo? Y qué palabra más fea: "CONTROLAR". Me recuerda la cárcel de Playa Ancha, donde se juntaba la mamá de la Waleto con la mía para regresar una de las dos hijas (casi siempre era yo al que se cambiaba de auto). Durante uno de esos intercambios vi a un reo asomándose por las rejas de su celda... luego sentía un pesar en mi alma, nunca supe por qué. En ese tiempo ni siquiera asimilaba lo que debería ser la vida en la cárcel; es decir, no lo había reflexionado como ahora. Debo haber tenido unos 11 ó 12 años de edad... quién sabe. Con eso de las edades siempre me estoy confundiendo.

3 comentarios:

Comandante Milly De la Calle dijo...

yo creo que voy a asesinar a alguien que tú también conoces, POR DESGRACIA.

Mr. L Beer dijo...

es sumamente personal el tiempo, y tambien irreal a veces, hoy pense respecto al tiempo, puesto que lo puso en juego un personaje de julio cortazar en el cuento el perseguidor, y su refleccion era que el tiempo es asimetrico en nuestras mentes, a diferencia de el tiempo contable, referiase a minutos, segundos, etc, bueno cuando nos veamos te contare como era su analogia, para decir y fundamentar la desigualdad en el tiempo, puesto que escribirlo resulta algo engorroso.
respecto a la carcel, uff le tengo un miedo tremendo, y si que te causa un malestar ver reos asomando las manos o las cabezas por entre los barrotes, me paso una vez, si te conte,
bueno un besito linda


le amo mucho
muack

Alotta Fagina dijo...

holi ñuñi lindaaa ♥♥♥♥♥♥