domingo, 7 de noviembre de 2010

Qué día, ¿no?


No tengo cosas agradables para comunicar. Me estoy sintiendo tan frustrada que incluso mi cuerpo desea deshacerse de esta alma inútil y mitómana. Acaba de darse cuenta de que todo en lo que creía no eran más que invenciones para no sentir que su vida no tenía rumbo; ahora que sabe que su vida no tiene rumbo, se pone triste, oscura. Se marchita, se pudre en vida mientras observa los momentos felices en que creía que las invenciones eran geniunas y, por sobre todos los hechos, REALES.
Bien, no soy la primera ni la última de las almas a quienes les ocurre esto, que es tan desagradable. Me lo he tomado como algo irritable, hediondo, paralizante. No puedo luchar contra los malos momentos ni olvidarlos como lo hacen la mayoría de las almas. Prefiero gritar, golpear energías, insultar a otras almas y quemarme un poco de ira. Se enciende un fuego contra el cual no he aprendido a luchar; en realidad, a controlarlo. No es algo que alguna vez podré vencer; debo saber la técnica necesaria para apresarlo y hacer uso de él en situaciones que lo ameriten.
Por el momento me estoy sintiendo mejor. La inutilidad de un alma no se enseña en la academia de almas, y mucho menos en las humana. Es todo lo contrario: nos hacen creer que serviremos para algo, que tenemos algún talento, por menso que sea, que somos únicos. Pues cuando terminas de asimilar lo que no querías... pues, bueno, es un tanto frustrante la situación. No puede haber una discusión con otras almas ni con la parte humana de nosotras, porque sólo una es capaz de comprender las visiones, sentimientos y limitaciones de cada una.
Hasta el momento con mi humana creíamos no tener limitaciones para con nuestro talento. Hoy descubrimos que tenemos una gran limitación: la falta del talento. El engaño producido por agentes externos se acabó; hemos abierto los ojos y nadie nos engañará con que lo sigamos intentando, que quizás tiene arreglo, que hay que PRACTICAR JAJAJAJA.
Es... es un momento en el que hemos perdido un gran sentimiento. Hemos perdido algo que nunca estuvo, y sin embargo nos entregaba algo de seguridad. Ahora estamos condenadas a encontrar una solución, a ser una de esas que no son felices dentro de su conformismo. Siempre nos ha molestado ser conformistas... No es un camino fácil, el que pronosticamos.
Lo más gracioso es que no hay nada que debamos abandonar; al descubrir que lo que creíamos tener nunca estuvo ahí, fácilmente desapareció de nuestras manos.
El real problema es que, ¡AUCH!, la humana eligió la mención incorrecta y algo le dice que no hay vuelta atrás. Así que, "¡A aguantar, se ha dicho!".
Ya no nos sentimos mal. Es una realidad no tan fácil de aceptar, es cierto; pero completamente superable, compatible con la vida e incluso manipulable.
Esperamos que el tiempo y el aburrimiento no nos lleve a inventar nuevamente algún tipo de elección en la vida. Recién se fueron todos los sueños y ambiciones por la borda; no estamos preparadas para que nos motiven, nos maltraten, nos abandonen o, peor aún, nos hagan creer que no era una invención.
Esta verdad se quedará para siempre.
------o-------
Luego de la declaración anterior tenemos anécdotas del fin de semana del día de muertos (1 de Noviembre). Esto y mucho más, al regreso de comerciales.

2 comentarios:

Pina dijo...

te quiero mucho. Las demás personas son caca (para mi)

Jimena dijo...

Ay Ñuño, con respecto a lo del dibujo, de verdad no creo que NO tengas talento, de hecho tu eres capaz hacer cosas que MUCHA gente ni sueña con hacer; y creo que estas equivocada con lo de practicar, sí sirve, lo que pasa es que uno no obtiene resultados instantáneos, es algo gradual, que uno nota muuuuchísimo tiempo después (por desgracia). A mi igual me pasa, no es un sentimento que desconozca, lo peor de todo es que uno le echa la culpa a agentes externos (como la Universidad) y en parte yo creo que igual tiene un poco de culpa, pero es mala suerte no más, de que no podemos estudiar para vivir del dibujo o de la música.
En cuanto a lo de tu carrera, yo creo que tienes que empezar a buscar, la antropología, como cualquier carrera en realidad, tiene un campo bastante amplio, y a veces se termina haciendo cosas muy distintas a todo lo que aprendes en la Universidad, pero uno tiene una base de apredizaje, que no se olvida nunca. Así que tienes que empezar a leer y buscar por tí misma qué hacer con tu futuro, no te puedes quedar sentada lamentándote de la mala suerte ni de las desgracias.
Bueno, ese es mi consejo, espero que te sirva. Te quiero mucho, mucho.



Jime