martes, 22 de marzo de 2011

:D

Ya no estoy estresada, ya no estoy triste, ya no estoy mal.
Estoy bien, feliz y tranquila.
Los males de mi vida se han alejado de mi y me recupero rápidamente de un periodo tan oscuro y desagradable.
Soy feliz, insisto! Ahora ya nada importa! No voy a andar escondiendo las ganas de reír, compartir y ser una persona normal sólo porque estoy bajo el mismo techo que un individuo que fue muy importante para mi. Es que tengo toda la vida por delante: gente por conocer, gente por olvidar, gente que seguirá a mi lado o gente que no lo hará. Da igual, todo me da igual mientras pueda seguir siendo una mujer tranquila, pacífica, FELIZ, a pesar de todo lo mal que me pueda ir en otros aspectos (como el universitario, por ejemplo). No hay por qué amargarse, no hay por qué ver todo negro sólo porque me insultaron.
JAJAJA, estoy tan alegre de que me haya durado tan poco la depresión post-relación, que veo el futuro con optimismo. De HECHO, soy TAN optimista que hoy me fue mal en todo, pero pienso "no importa, la próxima vez sí me irá bien!" Y LO HARÉ, CRÉEME, LECTOR, QUE LO HARÉ. Porque la razón, el sentimiento, la mala emoción que me tenía tan CAGADA se ha esfumado de mi vida, al tanto que sería capaz de saludar a esa persona con la mano y seguir con una sonrisa en la cara. Puedo verlo y no sentirme mal.
Creo que perdonarlo ha sido lo mejor; me ha quitado un peso de encima, y con ese peso se esfumó todo lo malo que tenía en el cuerpo.
Gracias, buena fortuna, por haberme guiado por el buen camino! Ser una persona feliz es una de las metas de mi vida, y creo que comienzo a lograrla desde hoy.
No vale la pena sufrir! Ya encontraré algún hermoso día a mi medio-yo. Confío en aquéllo, pues no soy una bruja como para que nadie nunca más se enamore de mi. Y yo, que soy tan romántica (jejeje) claramente me volveré a enamorar, y haré las cosas mejor de lo que las hice con cierto caballero, aunque se esmere en culparme por nuestro final.
:)

2 comentarios:

Pina dijo...

viiiiiiiva, viiiiva!
Esto hay que celebrarlo el fin de semana
te quiero hermanita mia de mi, pero al Romeo no tanto porque es muy obeso
:******

Cotelo Costán dijo...

Me encanta