sábado, 30 de abril de 2011

Humanos atractivos

No entiendo mucho a las personas, por lo que tampoco me interesa si es les desagrado. Cuando le agrado a alguien es más divertido, porque puedo plantearle cosas estúpidas-imbéciles-antipáticas-sin-sentido que salen de mis neuronas -las que quedan.
Si alguna vez tuviera que volver a toparme cara a araña con un arácnido más grande que mi palma, más venenoso que la falta de correspondencia en el amor, creo que tomaría un palo grande con espinas e intentaría aplastarla con furia.
Durante estas semanas que se han ido tan lentamente no he sido capaz de apreciar ningún humano que tenga una disposición y forma correcta de su cara -en cuanto a mis parámetros se trate- y/o neuronas que escupan cosas estúpidas-imbéciles-antipáticas-sin-sentido, para que pueda llevarse bien con las mias. Debo aclarar que no estoy buscando a la persona descrita anteriormente, pero si el azar de la vida me pusiera frente a ese tipo de humano, sea hembra o macho, sería un tanto encantador, pues estaría conociendo a un humano potencialmente atractivo, que me haga liberar hormonas que me hagan sentir feliz. El caso es que antes me sucedía más seguido, quizás porque mi espectro de humano-atractivo era menos limitado que ahora. Luego de haber estado un par de años y algo más junto a uno de estos humanos, lo cual claramente no funcionó, lo correcto sería sentirme atraída por un tipo nuevo/distinto de humano, que no haya observado antes; esto tampoco ha sucedido, o al menos no me he dado cuenta de haber conocido un nuevo/distinto tipo de humano  que pueda atraerme. Porque conocer un nuevo/distinto tipo de humano está hecho, pero ninguno me atrae y me hace liberar hormonas.
Reitero: no estoy buscando liberar las hormonas, pero tampoco estoy cerrada a la posibilidad. Soy una especie-de-mujer, como me escribió una vez un pinochetista en fotolog a modo de insulto -no logró su cometido, aclaro- estancada en una sensación de "responsabilidad universitaria, amistades pocas pero poderosas, y ansiedad, lo cual provoca sufrimiento cuando cedo ante ella".
De acuerdo a la falta de encuentros con humanos atractivos, mis neuronas me han comunicado que cuando ese momento llegue me daré cuenta porque, a menos que factores externos me lo imposibiliten, coquetearé con ese humano, pues antes que dejar que me coqueteen, iré yo. Al menos eso creo.
Ahora no tengo nada más aburrido que lo anterior para escribir, porque quiero ir a beber jugo de manzana, auspiciado por "Yack Lalein".

1 comentario:

Jime dijo...

Hola Ñuñi. Yo igual ando buscando uno de esos atractivos-humanos, pero no encuentro ninguno que me haga liberar las endorfinas suficientes como para sentir el so-called-love. Sólo me gustan los humanos que están en mi escritorio del tambler, pero eso no cuenta u.u

Me gustó jugar pool el otro día, AUNQUE NOS HAYAN ARRANCADO LA CABEZA EN EL BREIC DE MIERDA. Nunca volvamos allí, vamos al otro lugar barato de ese pasaje bacán.

Te quieri


Jime