lunes, 9 de mayo de 2011

Odio

Por lo general, el ciberespacio nos permite tomar decisiones de las que luego nos podemos arrepentir, y hacer algo al respecto. Me gustaría que no fuera algo "general", sino un porcentaje perfecto. Es por culpa de la "generalidad" que ahora no sé cómo dejar de seguir el blog de mi ex. Lo he intentado TODO, y claramente no me funciona. En vez de eso, debo contentarme con leer en mi escritorio su ultima entrada, nada más un alegato en contra del "amor". Quizás una indirecta para mi persona, o, más probable, para otra que ignoro. De todos modos no es de mi incumbencia y desearía no haber leído semejante párrafo ínfimo de odio eterno, pero el PUTO INTERNET prácticamente me obligó a hacerlo.
¿Qué puedo hacer para no ver esas cosas accidentales? Empiezo a creer que será imposible quitarlo para siempre de mi vida, a menos que elimine mi blog o la cuenta que lo empezó a seguir, cosa que NO HARÉ porque -por la mierda- es mi cuenta de google la que lo sigue.
Me desagrada al punto de vomitar lo que acaba de suceder. Sigo sin entender por qué tengo que enterarme de sus porquerías de pensamiento con respecto al "amor"; es comprensible que me sienta aludida por su odio eterno -o lo que sea- ya que hace algunos meses yo era la razón de ese amor... o al menos eso creo.
Bien, espero mañana haberlo olvidado. Detesto que me piquen las pocas neuronas que tengo con temas tan irrelevantes como lo que pueda pensar mi ex al respecto de todo.
Odio:
-la antropología
-el internet
-las relaciones de pareja disfuncionales como ñp y jz
-las pulgas
-los mosquitos
-el exceso de tejido adiposo en mi cuerpo
-la ansiedad
-comer sin hambre
-etcéteras.
De todos modos debo añadir que espero que su entradita en su blog lo ayude a dejar de entrometerse en mi vida. También que no me sorprende que alguien que defendía tanto un "sentimiento tan noble como el amor" ahora se de vuelta la chaqueta, como dicen. Me imagino que el 90% de la población mundial es chaquetera, y ahora que veo a mi ex con "ojos que no brillan por el amor", es bastante obvio que él no sea del 10% de la población mundial especial que mantiene su integridad. No lo culpo. Yo también soy una chaquetera, pero a diferencia de él, no me creo perfecta ni me entrometo en la vida de los demás.
Adios.

1 comentario:

pini dijo...

a mi también me gusta el seCso, pero ya no puedo tomarlo a la ligera; supongo que tú tampoco, digo, es todo un tema de haber conocido alguna vez la weá con amorsh y bla bla bla bla
cosas que ya hemos hablado
estás al lado
vimos biutiful y me dio pena
voy a ir a la cocina a cachar cuando sale el lunch

te adoro hermana mia de mi