miércoles, 15 de junio de 2011

Jedi v/s Sith

Durmiendo tanto -un día entero- pude volver a apreciar sueños sin contenido de "otra realidad que se asemeja a mi presente". Pero pude lograrlo durante la noche de martes a miércoles; la noche de lunes a martes y el día martes tuve de esos otros sueños-reales. Por un momento creí que era mejor dejar atrás este presente y quedarme allá, arreglando mi vida desde los sueños. El problema de esa idea es que necesito estar constantemente durmiendo, y por la realidad de este post puedo decir que he despertado.
A veces me pregunto para qué existimos seres buenos, si los malos intentan consumirlos y hacerlos sentir desgraciados. La noche del lunes me sentí como Anakin; estaba atraída por el lado oscuro de la fuerza, precisamente por ese poder de la mentira, que es capaz de distorsionar todo. Es capaz de distorsionar mi propio presente, de tal modo que no sé qué es cierto y qué no.
Finalmente, gracias a que nunca perdí una clase en la academia, como una buen Jedi logré salir nuevamente del hoyo -aunque de a poco y sin fuerzas; más bien como una momia débil que se levanta tras miles de años de coma- sabiendo que aquél Sith tan mentiroso no pudo convencerme de sus falsedades, de las invenciones que creó a causa de un enojo que no me interesa. Sé que no estoy loca. Sé que no soy patética. Sé que no merezco sufrir por un Sith mentiroso de mierda. Sé que soy una buena persona; me siento más poderosa y más feliz pudiendo cumplir con la honestidad que tanto aprecio, en vez de intentar engañar a otros.
Sin embargo, me costará un poco más dejar de sentir pena. Tengo pena porque me enferma aceptar que hay gente mala en este mundo, gente que una vez desea y ama a otra persona, para luego desearle la infelicidad, la locura, y muchas clases distintas de males.
Yo sólo cometí un acto entrometido en pos de la verdad. No me arrepiento de haberlo hecho; si encuentro un mentiroso, será lamentable su condición, pues lo apuntaré con el dedo y gritaré a todos los vientos la verdad, y eso es algo que no me podrán quitar jamás, a menos que me maten.
Soy feliz de poder ser una buena persona. Aunque es algo lamentable que no todos puedan serlo...

No hay comentarios.: