viernes, 30 de septiembre de 2011

Falta de talento

Guanaco con agua y fuego
Por la mierda por la puta la conchasupadre y madre que nos hicieron a todos nosotros cochinos humanos del hojete.
Hoy pienso por qué cresta no pude nacer con un talento culiado o una buena idea que me dejara ser quien quiero ser. Porque hoy mismo pensaba que quizás -lo más probable- sea que no nací para ir a la universidad, sino para hacer NADA todo el tiempo, y ser feliz con eso, sin estresarme por la U. Y con talentos no me refiero a ser alguien BACÁN, sino, por ejemplo, inventar algo tan desagradable pero millonario como FACEBOOK (no he visto la película, así que en estos momentos escribo porque vi la sinopsis en HBO). Si ahora tuviera 21 años y fuera millonaria, creo que sería exactamente igual, solo que mejor vestida y con una cámara más cool; podría regalar mucho de mi dinero a los niños con cáncer. En realidad solo me gustaría tener dinero sin trabajar mucho para conseguirlo, pero dudo que eso se haga alguna vez realidad. Porque soy tan cómoda, pero tan retonta, que tampoco me gustaría ser mantenida. De hecho, hoy no me gusta ser mantenida, pero está bien porque soy una estudiante con crisis vocacional que se ha pasado mucho por la cabeza congelar para no regresar jamás a estudiar la porquería que estoy estudiando, pero que finalmente he decidido terminar porque... ñeh, supongo que de ALGO servirá tener un título -en el mejor de los casos- o una licencia -en el otro mejor de los casos.
Pero NO. TODO LO ANTERIOR ES UN GRAN, ROTUNDO Y ODIOSO "¡NO!". Mi realidad es que nací con un talento que prácticamente no me sirve. Hoy he descubierto ese talento, porque tuve la gran idea de regresar a la UdeC luego de la granrequetecontramarchaporlaeducación para sacar fotografías a quienes luchan contra los carabineros de chile; mejor dicho, a fotografiar la acción y reacción del momento. Entonces fui capaz de comprender que el gas lacrimógeno sólo me hace algún daño cuando lo aspiro directamente (a causa de que una lacrimógena cayó a un metro de mi, y el vientecito tan simpático guió SIN QUERER el gas hacia mi)... y puedo decir que sí, me picaron los ojos así que los tuve que cerrar, y tosí un par de veces. Pero se llevaron la lacrimógena a patadas, caminé un par de pasos y el efecto se había ido.
Moraleja: la próxima vez utilizaré mejor mi talento, de modo que pueda capturar mejores fotografías.
Hoy quiero dejar un saludo a Cotelo Costán, pues me acompañó varias cuadras de marcha, a Linker Cid, porque casi no la he visto, y a Jorge Zárate, porque lo quiero.
Mañana editaré el post para poner una foto.

2 comentarios:

Jime dijo...

Ñuño yo todo el tiempo me ivagino que por algún extraño motivo llego a Inglaterra y conozco a algún weón inglés rico me caso con él y soy feliz para siempre diciendo Harry Pottah. Pero NO, todo es más complicado :C
La moraleja de mi historia es: que uno solo tiene que tratar de salir adelante con lo que hay, mientras más grados, mejor. Así que concéntrate en terminar Antropo, piensa que igual es un respaldo tener un título universitario.
Te quiero mushoshoshsoh (L)

(la contraseña es "tonterias")

Pina dijo...

que le andai dejando salúos a paos culiaos shia