sábado, 12 de noviembre de 2011

Ñaaam puaj cluc

Hay algo que me parece interesante en esos cachetes desinflados, ese trasero tan alejado de los perfectos bailarines rusos, que tanta envidia dan a los demás, con sus calzas blancas que incrementan todavía más el efecto de "trasero perfecto". 
No busco un trasero perfecto. Nunca lo he buscado. No me interesan ni los traseros, ni los pectorales, ni los abdominales. Cuando una persona me parece atractiva, no es porque asemeje una escultura gay griega. Una persona me parece atractiva cuando dice algo interesante -lo cual es muy subjetivo porque lo que a mí me interesa, no es algo interesante en la convención de grandes mentes humanas; interesante, en mi idioma, va desde Skywalker, comida, bebidas, el tipo de humor, hasta la sensación de no poder salir del inodoro por un fuerte dolor de estómago. Otra cosa que me parece interesante, es cuánto puede hacerse odiar alguien por el resto de los humanoides. Cómo, por qué, cuándo, quién, etc. A menos que sea un fascista declarado, en cuyo caso pierdo completamente el interés.
Pero bueno, la verdad es que quería escribir de otra cosa.
Quería escribir de
nada.
Para variar.
Pero se me quitaron las ganas; estaba haciendo tiempo mientras se cargaba Family Guy. Además quiero que este año tenga más posts que los anteriores, y superar mi récord del 2009.