miércoles, 9 de noviembre de 2011

Post nada ocho mil

Fidelia supermegaextra pajera
Hoy quiero escribir de lo que siempre escribo: TONTERÍAS. Citando a Akira Toriyama, por escribir tonterías se asume prejuiciosamente que soy tonta, lo cual es cierto, y no me tiene para nada preocupada.
Porque de algún modo extraño sé que no estoy sola en este mundo. A veces me bajoneo y pienso que nadie me quiere, o que soy inútil para la sociedad, otra cosa que es totalmente cierta y que en este momento tampoco me preocupa. La mayoría del tiempo no entiendo qué tengo que entregarle a una sociedad que desapruebo, a la que no le pido nada. Así que ahí parte mi desinterés por serle "útil" a una sociedad que No Me Interesa. Y Punto.
Pero es cierto también que dentro de esa sociedad estoy, y así también las pocas personas que están conmigo. A estas personas las valoro mucho, porque no les molesto, porque me quieren, y yo también los quiero, los adoro. Hoy, pensando en las personas, recuerdo amistades que se han distanciado, y eso me da pena. Especialmente mis amigos de Valparaíso, y Pelayo, de Concepción. Creo que no vale la pena esa distancia, al menos para mi, porque todavía hay cariño, obviamente. No creo eso de que la gente se olvide de los otros de un día para otro...
También extraño al Tomasito, mi primo tan amado, a quien quiero y adoro como un hermano. La verdad es que a todos los quiero y adoro como hermanos o hermanas, jajaja, excepto a mi Tarzán/JZ, a quien amo y adoro y estoy tan enamorada de él que a veces lo miro y se me olvida todo. A veces lo extraño cuando está haciendo su caquita en el baño, y todas las noches que no duermo con él, sin falta lo extraño. Pero no lo extraño con pena, lo extraño con melancolía, con enfermedad de amor (oh, pero qué cursi ando hoy).
Cuando me viene el bajón post-carrete o algo parecido, me da por ser más fatalista que de costumbre, y me preocupo de comunicarle mis sentimientos a los demás. También me da por querer expresar ese cariño.
Ayer fui a dejar la garantía de 20 lucas de que me tatuaré el lunes, a mi tatuador, CC. Después fuimos a por un "tour de bares" con mi hermoso maravilloso Tarzán, tomando cervezas como buenos cerveceros que somos. Empezamos por "la casa", un bar que a veces uno podría calificar de "invertido", lo cual me gusta y me agrada, porque todo lo invertido me hace sentir identificada y por lo tanto feliz. Ahí nos tomamos una Royal y luego nos fuimos al Blass, otro bar que dicen que es invertido también. Además es chuperloco, así que nos sentamos en unos sucios cojines en el suelo, bebimos una Becker de esas "especiales" que son mejores, y nos fuimos sin pagar porque yo tenía ganas de hacer una maldad, a falta de ir a un súper.
Íbamos al Neruda a probar los borgoñas, felices, y nos llamó nuestra querida Belén/Belena. La invitamos a tomar una Cristal con nosotros, pues borgoña no era para tres. Luego ella compró una Escudo (si mis lagunas mentales no me engañan), la bebimos acalorados como alemanes, y luego decidimos ir a seguir bebiendo al departamento de Belena, un lugar muy frecuentado por mi. Compramos Brahma Stout y nos pusimos a chupar, y nuevamente estaba todo ok hasta que fumé marihuana y me fui a la conchalalora en un bote sin remos, en un mar condenadamente mala onda que lo mecía para atormentarme. Y sí que estaba atormentada, a punto de vomitar por el mareo. Así que me dejé caer hacia el lado de la cama, cerré los ojos y me concentré en llegar a tierra, para dejar el condenado bote sin remos. De vez en cuando sentía que habíamos llegado a tierra, y cuando abría mis ojos para sapear una condenada palmera, me encontraba conque seguían sobre mi las estrellas, y el condenado bote nunca había llegado a tierra. Y se mecía cada vez más; terminé por aceptar mi derrota y de la nada mi hermoso Tarzán me había quitado las zapatillas y dormía a mi lado. Desperté a eso de las 6 de la mañana y me tuve que ir, porque no podía seguir durmiendo y me sentía terriblemente incómoda sin lectura adecuada para ir a hacer mi caquita al baño. Porque sin Astérix la mayoría de la veces me tranco. Debería pensar en comprarme algunos cómics o libros de bolsillo, para tener una ayuda siempre que vaya al inodoro. Pero esta mañana tuve que tomar una San Remo, escuchar Judas de Lady Gaga 4 veces seguidas (lo mínimo), y pensar en lo mal que me sentía. Cuando llegué, mi Toñitis/Anto se secaba el pelo para irse al colegio, lo cual está muy bien. A veces quiero tener un pelo bonito, así que dejaré el mohicano hasta que volvamos a clases. Entonces tengo que volver a tenerlo, pues no buscaré trabajo mientras estudio.
Bueno, el punto de mi incoherente post de hoy era que quiero ser sincera y honesta, honesta y sincera, y admitir que lo que me hace sentir más mal, fue que por haberme perdido en ese bote reculiado de mierda, no pude ponerle la guinda a la torta; fui INCAPAZ de violar siquiera UNA VEZ a mi amado Tarzán, y he descubierto recientemente que si no le he expresado mi cariño, me resta un poco a la felicidad. En otras palabras, necesito tener sexo con él hoy, o seguro tendré un sueño estúpido sexual. Necesito expresarle mi cariño, que será tan bien recibido...
Reconozco también que eso de "expresar mi cariño" en vez de decir culear o garchar -como se debe- lo hago porque me imagino que soy un cabrito estúpido adolescente que intenta convencer a una chicarica media miedosa del sexo, con eso tan típico de que uno no puede aguantar más tantos sentimientos, que necesita LA PRUEBA DE AMOR, EXPRESAR SU CARIÑO. Y ella debiera ceder alguna vez.

1 comentario:

Comandante Milly De la Calle dijo...

pero POR QUÉ CUENTAS TU VIDA SEXUAL POR BLOG
es más entretenido en personam