martes, 13 de diciembre de 2011

Me encantan los periodos de felicidad, aunque haga calor y tenga que ir a clases, y los pascueros no sean tan ricos como años anteriores.
Estamos a 13 de diciembre; creo que no superaré la meta de escribir tanto o más como en el 2009, pero no importa.

No hay comentarios.: