jueves, 15 de marzo de 2012

Blues

Experimento el deseo por algunas cosas que tienen precio; digo, "ahorraré para tener esto" "lo quiero" "lo necesito" "me encanta". Veo que en algún futuro estúpido tendré esa cosa que me hizo ahorrar. No me entregará más que el momento de satisfacción al saber que es mio, y que es especial porque ahorré para tenerlo. Lo tuve tanto tiempo en mi cabeza, deseándolo tanto, que logré no gastar el dinero en alcohol o comida. O alguna otra tontería más barata.
Pero sin quererlo llegó una persona antes que yo. Una persona adinerada que gustó de ese objeto; pero apenas lo vio pudo comprarlo. Lo tuvo un segundo en sus manos y dijo "me lo llevo". No tenía por qué desearlo tantos días; tuvo el camino más fácil. Simplemente abrió su billetera y me compró el vinilo doble: "Blues", por Jimi Hendrix.
Sentí que mi sueño se desvanecía. Comprar ese vinilo a mis jefes... llegar a mi hogar y guardarlo junto al "Some great reward", por Depeche Mode. Guardarlos en el armario hasta tener un tocadiscos.
Siempre llega un alguien adinerado antes que nosotros. Él cumplió su deseo en un instante; es su propio genio de la lamparita. Seguro este fin de semana, quizás mañana, lo escuche en su tornamesa, junto a un buen vino caro y un pito. Nadie puede comprar ese vinilo sin disfrutarlo.
Antes de cerrar, llega el jefe César, y le cuento que se llevaron el vinilo. Dijo "¡no! creí que nunca se vendería...". Incluso tuvo el reflejo de buscarlo entre los demás, sin éxito.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Ya podrás comprar ese Lp, no es tan difícil de encontrar.
descansa nos vemos
besitos