sábado, 28 de julio de 2012

Comunicado sobre este blog:

Hoy quiero hablar de un problema de ficción, que encuentro en este blog. Me refiero a ficción, no precisamente porque todo lo que acá escriba sea "mentira", sino porque parecen mentira en cuanto las releo. Pero sí hay REAL ficción en este blog. La hay tanto como el parecido.
El parecido no es otra cosa que aquéllo que en un momento pudo haber sido real, mas se vio luego tan modificado que se convirtió en una ficción; su realidad se encuentra en ese espacio ínfimo de contexto, lo cual corresponde al momento en el cual fue escrito. Especificando, son los sentimientos escupidos por mis dedos en el teclado, y subidos a internet, los que traen este parecido al blog, tanto a la ficción como a la realidad.
Entonces, puedo decir que este blog es tanto mentira como verdad; en ese caso, ¿dónde está la línea entre la realidad y la ficción?
No la encuentro porque no hago el real intento de pensar más allá de "lo que es", en "dónde está", pues me parece irrelevante. Espero que mañana lo siga siendo.
Así como lo es mi cabeza en varios momentos del día, durante los cuales se aleja de la realidad para llevarme a un mundo ficticio, donde pauteo todo lo que suceda y podría suceder, y me emociono por las posibles conclusiones, sean buenas, malas o neutras, las cuales por supuesto nunca llego a concluir, pues son constantemente remplazadas por otras ficciones. A pesar de que ellas tengan tanto de realidad que podría decirse que me encamino a ficciones de "qué pasaría si...", en lo más profundo de mi ser, sé y acepto y me ALEGRO de que sean REALMENTE ficciones. Imaginaciones. Divierten en un instante, y cuando desaparecen nada ha cambiado. Todo sigue igual.
Este blog, espero, sea tal cual lo es mi cabeza. Por supuesto, esto es una barbaridad, al igual que mi cuaderno negro con sus otras realidades, con mis pensamientos más íntimos que no debo ni quiero publicar por acá. Pensamientos que sólo a mí me interesa perpetuar en el papel, y que por lo tanto sólo yo debo leer.
Así, este blog pasa también por un proceso de "filtrado", el cual se lleva a cabo en el momento en que decido qué voy a escribir. Según su grado de intimidad, decido si lo pongo acá o allá, con mis manos torcidas y el lápiz medio malo, o con las manos torcidas y el teclado enredado.
Ya me da lata seguir escribiendo porque se acabó la canción buena que estaba escuchando, por otra más aburrida y que no me conecta tanto con esa persona que escribía hace unos segundos. Sólo me gustaría concluir, que espero que nadie se tome alguna vez este blog en serio, ya que sería tan ridículo como tomarse el facebook en serio. A menos que uno quiera volverlo serio, claro está; mas este no es el caso, y decido de hoy en más hacer público el comunicado poco serio y desordenado de POR QUÉ este blog NO debe ser tomado al pie de la letra.
Y si ud. alguna vez tiene dudas, por favor siéntase libre de consultarme. Siempre estaré feliz de contestar algo referente a mí, así que por favor hágalo.
Nos despedimos, por hoy.

domingo, 15 de julio de 2012

Como el ojete

Ahora me caes mal. Me caes tan mal que no te creo nada. No te conozco no sé quien eres no sé qué haces ni qué te gusta. Me caes mal. La vida es menos extraña y ambigua que tú. Tú eres algo más; algo que quiero borrar, algo que no quiero recordar. Me caes mal. Adiós.

domingo, 8 de julio de 2012

Tonta soy

Me da pena todo porque últimamente ando triste. Además lo veo todo superficialmente negro; todas son lindas, simpáticas, inteligentes, tetonas y potonas. Huelen bien, el pelo se les ve bien, tienen lindo cutis, lindos ojos, linda boca, una buena postura corporal. Todas tienen cintura y caderas deseables, todas tienen una altura normalmente atractiva. Todas tienen una sociabilidad 100% activa, con sus redes sociales a tope y mil panoramas de carrete o simples salidas con amig@s, novi@s o pretendientes.
La verdad es que tengo una buena familia y un novio bacán que me trata bien y me dice lo buena que soy. De todos modos fracaso en el intento por sentirme bien, por no andar triste por superficialidades, ya que notablemente no soy una persona bonita ni linda ni simpática; al contrario, soy más bien pesaba, ordinaria y testaruda. No tengo redes sociales a tope ni posibles salidas para la semana y/o el fin de semana. Además de lo anterior me siento gorda.
En fin, qué vida esta. No quiero competir contra las niñas hermosas ni lindas que están por todas partes. Solo pienso que me gustaría entender qué gana alguien conformándose conmigo, que aparentemente no entrego nada, y en la practica solo tengo sueños imbéciles como que voy a subir una montaña para encontrar San Pedro.
Insisto, que esto no es importante.
Buenas noches.