martes, 13 de noviembre de 2012

mallicarp

Tengo absolutamente ninguna idea para escribir. Pero siento que necesito publicar algo, hoy, en este espacio cibernético que tiendo a abandonar cada incierto tiempo.
Es una fatalidad que no quiera referirme a todo lo acontecido este 12 de noviembre, pero realmente creo que mi memoria no me fallará, y simplemente no lo olvidaré.
Esto de la privacidad... me pregunto cómo habrá sido antes el mundo personal, cuando una creía que tenía ciertas cosas bajo llave hasta que quisiera quitarlas de su cofre.
En fin, facebook tampoco ayuda. El chat: menos. El celular tampoco. Los cuadernos que no se puedan abrir a menos que se digite la contraseña correcta... nunca he visto uno de estos.
Es cierto que me preocupo siempre por decir la verdad. Cuando he ocultado algo, siempre ha sido por un tiempo; nunca para siempre.
Las traiciones llegan cuando menos se las espera. Así como también las personas bondadosas que ya fueron traicionadas y supieron salir adelante.
Pero ellas son aburridas! Todas las traiciones, las cosas oscuras, malas, sin diversión, son aburridas. Hoy vi la mejor película del mundo, con el hermoso de James Franco y la hermosa Natalie Portman. Se trataba de MAGIA, estupidez, sexo, en una historia de esas épicas con profecías que deben dejar de serlo. Por supuesto, era cómica. Me divertí aunque no me riera a carcajadas; siempre es bueno ver algo que salga de la normalidad.
Estoy mareada. La cabeza me da vueltas, el cerebro me palpita, se me arruga la frente y las cejas. Me duelen los ojos. Me gusta la música pero no logro comprender lo que está pasando.
Hasta que vislumbro que, mágicamente, ¡no pasa nada!
COMO MALLICARP

No hay comentarios.: