domingo, 9 de diciembre de 2012

Idiotas

Continúo aceptando que, después de todo lo que una hace por otra persona, te borren de su vida cibernética como si se tratara de algo tan "efectivo" como el eterno resplandor de una mente sin recuerdos.
Yo prefiero guardar los recuerdos. Prefiero...
En este momento no prefiero nada.
Sólo sé que perder gente es parte de la vida. Sea del modo que sea.
El arrepentimiento, la pena, la sorpresa, el odio, la frustración, la desconfianza, no son fatales. Así que estoy bien.
No importa la indiferencia. Sé quién soy, la mayoría del tiempo. Sé que no tengo las mismas capacidades que el resto de las personas, pero esto no me apena tanto. Seguiré encerrada. No cambiaré.
No tengo intención de tirarme a morir a causa de quien me ha maltratado psicológicamente y no lo quiera aceptar.
Las cagaste tú, no yo.