martes, 12 de marzo de 2013

Plop

Toda mi corta vida he escuchado la misma despedida sencilla y certera: "Adiós, mundo cruel".
El mundo no sería cruel si no fuera porque suele suceder que la sociedad es cruel con quienes sentimos que no podemos ser crueles. No es que sea perfecta, pero imagino que los crueles no se preguntan por qué existe la crueldad, y si acaso es necesaria o no, justa, lo que sea. Nosotras nos preguntamos ese tipo de tonteras, e intentamos discutirlas para hallar algún tipo de respuesta. Pero no.
La única respuesta que encontramos, fue que nuestro pulso está peor que la otra vez; las fotos salieron pésimas, con pocas rescatables, y comienzo a asimilar que estoy con baja académica. Entonces entro a mi infoalumno, y exploro donde dice acaso padezco alguna "discapacidad", como lo dicen, con crueldad. Y encuentro que la mía existe: discapacidad para comunicarse, de índole psiquiátrica.
Bueno, no es que NO PUEDA hablar con la gente, pero me cuesta un mundo salir de mi burbuja fácil e indolora, al mundo, para contarle a quienes no debieran saber, que si he reprobado mis ramos ha sido por trastornos que ni yo puedo comprender. Y que realmente no sé como cresta voy a poder pasar esos ramos que están directamente relacionados con mi trastorno. Lo cual, sinceramente, NO LOGRO ENTENDER. NO ENTIENDO MI PROBLEMA.
Será por eso que continúa existiendo, ¿no?
Aunque no entienda la crueldad, existe.
Aunque no entienda la importancia de algunas cosas, existe.
Aunque no entienda mi "trastorno", existe. En mi cabeza, al menos, y no deseo que otros de mi no-confianza sepan que existe.
Porque entonces comenzará a existir para otros. Y no se puede... así no se puede, por la mierda. No puedo simplemente pararme frente a los ojos que JUZGAN, REPRIMEN, ORDENAN, DECIDEN, por ti. Me va a juzgar, y va a pensar que soy idiota. Sí, lo soy, le diré -si es que sucede- y por eso no he podido cumplir el semestre recién pasado. Lo cual no significa que este semestre ni el siguiente serán iguales. Fíjate, jefecito de mierda, que si exploras toooodos mis semestres durante la carrera, NO HAY NINGUNO IGUAL. NINGUNO, MIERDA, BABOSO, PORQUE SOY HUMANA Y TENGO UN CEREBRO QUE FUNCIONA A BASE DE QUÍMICA, Y YO NO ENTIENDO LA QUÍMICA, ASÍ QUE ELLA SE ENOJA CONMIGO Y ME TRAE TODO TIPO DE PROBLEMAS ESTÚPIDOS QUE NI TÚ, NI YO, NI LA QUÍMICA, ENTIENDEN.
Creo que entender de donde nace el problema, no tiene alguna trascendencia.
Nada sé de la baja académica, y cuando la entienda quizá vuelva a sentirme fracasada. No, FALSO. ESO ES LO QUE TÚ, BABOSO DE MIERDA, QUIERES QUE YO SIENTA Y DEMUESTRE. PERO NO SOY FRACASADA MIERDA DE MIERDA, SOY FELIZZZZZZZZZZ SÍIIIIII SOY FELIZ CON BAJA ACADÉMICA PORQUE NO LE DOY LA MISMA IMPORTANCIA QUE TÚ A CIERTAS COSAS, A OBLIGACIONES QUE NO ENTIENDO PERO DECIDÍ CUMPLIRLAS POR AMOR A OTROS, ALGO QUE TÚ DEBES HABER HECHO, O QUIZÁ TU ESPOSA, NO LO SÉ NI ME IMPORTA.
La solución
ESTÁ
hablando
CON
el
BABOSO.

Hblar.
HABLAR.
¡HABLAR!!!!!
¿DE QUÉ, AH?! DE QUÉ MIERDA QUIERES QUE TE HABLE?!?!?!?!?!?!??!?!?!?!?!?
PORQUE YO NO QUIERO HABLAR CONTIGO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
VETE AL CUERNO, DEMENTE!!!!!!

En fin.
Seguimos atrapados. Seguimos envueltos entre tristes sábanas, que no tienen pelusas ni son de seda, que encajan en todas partes y a la vez en ninguna. Sábanas blancas, sucias, con pulgas de gato romano, que no funcionan como una de las piezas. Ni siquiera como un reemplazo de ellas. Las piezas que sirven, que se consideran PRODUCTIVAS, las eligen quienes se creen PRODUCTIVOS también; y se lo creen porque se los deja.
Es una imbecilidad, esto de no aguantar el ego inflado y absorbente de la pareja, pero sí el de un baboso desconocido de MIERDA que viene de otro lado, o de acá, da lo mismo, para absorber todo aquello con lo que nos tenemos que relacionar cuando vivimos en la "ciudad".
Tienen: la calle la micro el puente el pasto las flores los violines los árboles las hojas los chelos los contrabajos las trompetas la luz el gas el gas la luz la tierra el suelo el aire el cielo los juegos el ejercicio las edades niños ancianos adultos adolescentes los gatos los perros cuadrados enormes llenos cuadrados enormes vacíos el auto las llantas el neumático la gasolina la salud la comida el retrete EL AGUA. ¡POR DIOS!
¿LO ENTIENDES?!
¡TIENEN EL AGUA Y LA COMIDA!
¡NOSOTROS NECESITAMOS EL AGUA! ¡AGUA SANA, CUERPO SANO! ¡CUERPO SANO, MENTE SANA! Y VICEVERSA, MIERDAS.
Si no tomamos agua, dentro de siete días y variando según IMC, nos declararán muertos. Ah, sí, eso tienen también: nacimientos matrimonios familias muertes. Todas las muertes que quieran, las tienen. Pero por el momento no les interesa tanto.
Seguimos sin creer que el agua no es para todos. Que, de hecho, hay que dar "algo" a cambio de nuestra vida. ¿Y por qué? ¿Por qué tengo que hacer eso, si el agua estaba aquí antes que nosotros? ¿Si el agua es abundante y suficiente para todos, por qué tengo que hacer cosas para otros, que me dan ese algo y que juntando varios de los algos podré tener mi agua?
Encima agua con CACA.
¿Qué se han creído? ¿Que esto de la "civilización" es bueno? ¿No parece una condena?
Es, aunque no lo entienda, una barbaridad. No, perdón; es algo que no tiene lugar alguno en el engranaje de lo concreto, de lo comprensible; va más allá de la crueldad, de la impulsividad y el entendimiento de lo que dice el doctor psiquiatra.
ESTO
es
falta
de
felicidad.
Como el frío no existe, sino la ausencia de calor;
La infelicidad no existe, sólo es falta de FELICIDAD.
Ah, comprendo; porque algo nos tiene apretado el cuello y en un momento de la semana lo suelta un poco para que podamos tragar el agua. ¿Es eso?
¡NO! ¡REPROBASTE! ¡ACÁ TIENES TU BAJA ACADÉMICA, ALUMNO DE MIERDA, DESCONSIDERADO, INÚTIL, RASTRERO, MANIPULADOR, FLOJO, ARROGANTE!
Lo siento... es que no entiendo.
ESO NO IMPORTA. LO QUE IMPORTA ES TU BAJA ACADÉMICA. AHORA MUEVE EL CULO GRASIENTO DE MANTECA AMOROSA FAMILIAR Y BUSCA TU SOLICITUD, QUE SI NO LA ENVÍAS ANTES DE AHORA VAS A PERDER LA OPORTUNIDAD DE PODER SER UN BUEN ALUMNO.
Tiene usted razón.

La esperanza, a veces no logramos entenderla. Así, logra esfumarse de nuestra vida: no existe.
Pero no es lo único ni lo último que deja de existir. Pues, a medida que crecemos, el resto muere, desaparece, se olvida; entonces dejamos de existir. Y esto, querido amigo, es envejecer.

No hay comentarios.: