jueves, 25 de abril de 2013

Imbécil

Mi cabeza terminó de explotar. Finalmente.
Por un momento creí que podría llegar a cambiar de opinión. La buena fortuna me salvó en cuanto me recordó lo patudo que es, y todo lo que siempre me ha criticado. Lo más gracioso es que, a pesar de no estar juntos ya, ni siquiera hablando de repente, lo sigue haciendo.
Entonces me encontré hablando conmigo.
Siempre tendrán algo que decirme. No entiendo por qué, si yo ni los critico... pero a la hora de decirse cosas, sean ciertas o no, unos me molestan porque no soy muy bella, y los otros porque estoy falta de intelecto. El punto es que finalmente me doy cuenta de qué es lo que realmente puedo soportar, y qué no. Tampoco es que necesite soportarlo, pero prefiero mil millones de veces que me digan que tengo las tetas más feas del mundo y después me las besen, a que me digan que soy la más hermosa del mundo y luego me traten de tonta, inmadura y mediocre.
Así que, tú, que has creído saberlo todo, y eres tan auto-crítico y maduro e inteligente -y PARA NADA egocéntrico- haz un poco de reflexión hacia el pasado, y acepta que solías hacerme sentir como que era bella por fuera... pero por dentro una completa decepción. La verdad es que eso me enfermaba. Logró de hecho, enfermarme. Nunca dejé de estar enferma estando contigo. Y ahora quizás sigo estando enferma, pero al menos me siento feliz, y no me cuestiono tanto acaso mis sesos son igual de deformes que mis tetas, porque no lo son.
Y tener las tetas feas y un cuerpo indecente, me hace mucho más feliz, despreocupada, cómoda... hasta he llegado a sentir que estoy en completa armonía con el mundo, en equilibrio con quien realmente soy.
No soy hermosa por fuera ni jamás lo seré. Capaz que tampoco lo sea por dentro. Pero al menos no hay alguien engañándome todo el tiempo con que soy la más bella de todas, pero la más podrida de alma.
Así que, ahora que logré sacarlo de mi sistema, decidí plasmarlo en este público espacio del cibermundo, para recordarlo cada vez que alguien me llame "idiota, mediocre, inmadura, tonta, etc".
Nunca tuviste la decencia de disculparte.

No hay comentarios.: