martes, 25 de junio de 2013

Reafirmar

Hoy estuve un trío de horas aproximadamente... sentada y sufriendo. Elegí mi propia tortura física, así es que lo único que tenía que hacer al respecto, era aceptarla. Costó hacerlo. Me dolió. Casi lloré.
Casi lloré.
Pensé en todas las personas que fueron, son y serán importantes en mi vida. O al menos para mí; la gente que me emociona. La que me tira para arriba y para abajo. La que me hace tan feliz que parece inexplicable. La que nos incomoda y si lo quisiera podría dejarnos destrozadas en el suelo.
Todes me ayudaron a superar tan difícil momento. Pero lo logré: logré reafirmarme. Logré llegar al final del primer paso, y mientras lo hacía les recordaba y pensaba y me decía "no importa cuánto hubiera dicho y hecho: con esto demuestro que aquéllo que pienso no es una broma".
Y lo que sea que de hoy en más me depare la vida -si me cierra o abre las puertas, o me guía directamente al acantilado- no importará, porque estoy conmigo y con todes ustedes.
He reafirmado mi existencia
en base a puro dolor
Puro dolor
Y riendo piensan
"Ahora ella nunca va a conseguir un trabajo".

¿Y para qué quiero yo que piensen lo contrario? Somos felices y capaces. Quien quiera verlo sabrá cómo hacerlo.
No todes chupan genitales para escalar las barreras del "éxito" y asegurarse el futuro. Algunes confiamos y nos queremos demasiado como para caer en ello. Y es que el "éxito" y el "futuro" son concebidos como conceptos completamente distintos.

El dolor de integrar algo tan importante a mi cuerpo, no me quiebra ni me asusta, como cuando me anestesian para quitar una parte de mi.
Lo sé
porque NO lloré
Donde otres lo han hecho.

No hay comentarios.: