viernes, 12 de julio de 2013

Lo que altera y eventualmente podría provocar crisis

Si no hubiera estado contigo. Claro que de haber sido así, no habría pasado nada. Nadie se habría tirado encima, empujando, gritando, con su hiper-violencia y aliento a alcohol.
Pero, ¿qué pretende? ¿Separarnos? ¿Y por qué? ¿Para qué? Aunque sus empujones e intentos de batallar nos separen de caminar juntos hablando tonteras, vamos a volver a encontrarnos. Aunque llegara a golpearlo tanto como su mente violenta e irracional quiera, estaría con él.
Su violencia no tiene más sentido que alterar un buen día. Gracias a la buena compañía y a que no fue todo tan grave como pudo haber sido, no tuve una crisis y fue algo superado.
Aunque me cazó en mis pesadillas.
En mis pesadillas, te mataron. Él y sus amigos, te mataron. Y te convertiste en un papel. Llorando, desesperada, recogí el papel y lo guardé en mi bolsillo. Luego me preocupé de escapar.
Corrí por todos lados. Dejé todo tirado con tal de correr más rápido y lejos. Me escondí cuanto pude para recuperar el aliento. Luché contra el asma y no me dejé controlar por la adrenalina, quien me asistía en las velocidades que alcancé, las cuales espero alguna vez poder alcanzar.
Pero aunque lo intenté todo, sus amigos me encontraron. Prácticamente me secuestraron y me llevaron hasta él, el ente violento, causa de mi alteración; dijo que debía quedarme con él. Estaba acostada a la fuerza sobre algo, al parecer un camión detenido. Me negué rotundamente. Grité y rodé sobre mi espalda hasta caer del camión. Y no caí al suelo; caí a la línea del tren. Preferí morir que ser forzada a estar con alguien que no quiero. Preferí morir a estar con quien había planificado tu muerte.
Preferí la mortal línea del tren, a continuar.
Y pensaba que quizás el papel era como el resto de tela que deja Obi-wan cuando Darth Vader le pasa la espada láser por la mitad del cuerpo.
Julo, quizás en algún sentido sí eres un caballero Jedi. Eso me hace feliz.
La violencia no me hace feliz. Sólo un descerebrado muy torpe podría sentirse feliz o realizado luego de golpear a alguien. Sólo las personas que realmente quiero tener lejos de mi, podrían hacer eso. Y conste que haré lo que sea para que mis pesadillas no se hagan realidad. Porque tampoco tengo absolutamente ningún deseo, de que la violencia vuelva a encontrarse con Julo el gremlin.
Aunque a veces creo que de eso se trata una parte muy oscura de la humanidad; el no dejar que el otre sea feliz.
Yo soy feliz con Julo. Soy feliz con mi familia. ¿A ellos también les querrá pegar el imbécil?

No hay comentarios.: