miércoles, 4 de septiembre de 2013

Lindo, eres tan sensual...

Ahora si que ya no sé si es que pienso mucho en sexo, o es que pienso con la vagina. Solo sé que casi siempre que voy en la micro en algún momento del trayecto pienso en estar encima tuyo, o tenerte encima mio; como que se me escapa un gemido del estómago, y me requetecontra excito pensando en ti. Bueno no es que tenga que pensar mucho, porque de verdad basta con verte encima o verme encima o de lado o en el escritorio o en el suelo o sentados como sea. El punto es que siempre se me escapa un gemido del alma.
¿Será raro eso? ¿Es raro para la persona que va a mi lado? Digo, si me pusiera atención, o tuviera un súper oído como el de la Javis, posiblemente podría escuchar mi ínfimo gemido de ultravagina.
Lo que a mí me molesta de los que se sientan al lado mio, son los que invaden mucho mi espacio. Se acomodan a cada rato y me pasan a llevar con sus codos. A veces odio los codos, me dan ganas de extirparlos. Claro que son ganas "falsas" y pasajeras. También me molesta que tengan aliento a kraken y de la nada me llegue a las fosas nasales. Me han dado ganas de vomitar, así que lucho por no respirar y termino teniendo asma en la micro.
Pero lo anterior daba lo mismo. Sólo quería dejar en este espacio del cibermundo, que cada vez que viajo en micro pienso en algún momento de intimidad contigo, y soy feliz recreándolo en mi imaginación.
Ahora posiblemente me duerma pensando en los Borgia, en LOL, o en cómo garcharemos mañana. O esta noche de miércoles que vendrá, mejor disho.
Lindo, eres tan sensual; ni te imaginas...

No hay comentarios.: