miércoles, 20 de noviembre de 2013

nada especial

Hace rato no me ponía el pc en las piernas, porque tengo esa mesita incómoda que igual es cómoda aunque no tanto como me gustaría.
Hoy vi Pocahontas y, como me pasa con toda la mierda de disney, andaba aguantándome para no llorar o suspirar de emoción. Me emocionan algunas secuencias, como cuando ella le canta sobre su visión del mundo y él la escucha. Lo mejor de todo, aparte de la letra y del arte y la música, es que el loco de John Smith no la interrumpe nunca. Solo se calla y se deja encantar por lo desconocido. Y bueno, a ella le gusta dominar igual, eso se nota.
Además, reconozco que me he descuidado lo suficiente como para llegar al punto en que la muela duele. Tengo un HOYO en la muela, y aunque no puedo verlo estoy segura de que es negro-azulado-podrido. Tengo que ir al dentista, ojalá de urgencia para que me arreglen todo al tiro, pero me enferma eso de pedir hora y que después coincida con alguna mierda de la u impostergable por la muela, y que la pierda y al otro mes me duela más. Aunque todo lo anterior no ha pasado porque ni siquiera he pedido la hora, sé que es una posibilidad, y eso me da flojera.
Debo añadir que me da miedo esa porquería de la anestesia. ME aterra el pinchazo: duele y deja mal sabor. Siempre me acuerdo que una vez a la Bobina se le rompió la lengua por la anestesia: se la mordió sin saber que era su lengua. NO LA SENTÍA. ¡AH QUE DOLOR!
Tuve un muy bacán cumpleaños. Solo faltó la Javis con su hipoglicemia, que siempre se extraña. Pero aparte de eso, no pudo haber sido mejor.
Hoy nuevamente iba en la micro preguntándome estupideces...
Me tengo que preparar para el viaje del viernes porque no quiero sentir que tengo un peo en vez de cuerpo, menos cuando esté encerrada en un bus. Digo, podría haber un accidente de bus si anduviera con gases tóxicos como los de hoy.
ugh, quiero seguir ponniendo meirdas pero me udele mucho la muela como para continuar.

solo quiero dejar constancia aqui en este ciberlugar, de que hoy me sentí súper mal cuando vi a spock llorando y en contacto con sus "emociones humanas" que recibió como herencia de su madre. y que encuentro genial que el capitán le pegue bofetadas en vez de combos, y que spock le responda y lo saque a la chucha por su superfuerza muaajjaja
en fin, buenas noches.

martes, 12 de noviembre de 2013

Al JuloAmor

Holi. Quiero salir contigo. O quizas no, y prefiera quedarme en la casa, viendo una pelicula de disney pixar -sabes que me encantan-, abrazandote y enredando un poquito más tu pelo con mis dedos traviesos, que antes buscarian tus axilas nerviosas para hacerte reír.
Holi. Quiero hacerte reír. O tal vez no, y te encuentre satisfecho sin necesidad de tantas risas, acostado respirando mis peos y haciendonos cariño hasta que no aguantemos la poca cercanía de nuestras pieles, y uno tenga que entrar en la una... Si me entiendes...
Holi. Quiero acostarme contigo. O podriamos salir a dar vueltas por el aburrido Concepcion, para comer o comprar comics y dejarnos llevar por el espiritu consumista que nos atrae cuando tenemos dinero. 
Aunque todo lo anterior me hace inmensamente feliz, falta poner las cosas malas que no quiero vivir contigo, pero que pasan igual. Y cuando pasen, quiero estar contigo; cuando te pasen, quiero estar contigo. Cuando no pasen, quiero estar, salir, reír, garchar, comprar, llorar, todo contigo.
Te amo.

martes, 5 de noviembre de 2013

Si yo fuera un pajarito
y tú fueras otro pajarito,
te perseguiría volando;
persistiría hasta alcanzarte
hasta chocarte con mi vuelo desesperado
y envolverte en mis plumas enamoradas,
calor de un corazón ajetreado.

tú podrías invitarme
a pasear por el aire
entre nubes húmedas,
neblina concentrada,
que le diera suspenso
a nuestro avícola encuentro.

domingo, 3 de noviembre de 2013

enajena...

soy una ignorante, asi que hasta antes de buscar la palabra, pensaba que se escribía con "g".
enajenado, da.
(Del part. de enajenar).
1. adj. Dicho de una persona: Que ha perdido la razón de una manera permanente o transitoria. U. t. c. s.
V. 

siento que no se usa bien esa palabra. muchas veces me han llamado enajenada, y creía que era porque me gustaba mucho perder el tiempo haciendo algo que para el resto se veía como "siempre... más de lo mismo".
ahora entiendo que ser enajenado es ser medio tonta, medio imbécil, medio estúpida. o, bueno, como le llaman los psiquiatras, ser loca, perder la razón.
no creo que haya perdido la razón. pero sí creo que a veces pierdo las ganas de comunicarme.