lunes, 29 de septiembre de 2014

El olor a pescado me recuerda las gatas. A las 3 gordas que viven acá en la casa: Milly, Fidelia y Lilo.
Recién apareció mi mamá con un plato lleno de jugo de atún; despertó a la Lilo, que gritó de "hambre" y salió corriendo. La vieja decía "ven Lilo, Ven, toma, toma". Y el gato: "ñiaaaaaaaaaaaaaaaaaaaGUAAAAAAAAAAAARRRRRPSSSSSSS".
Lilo siempre hace guapos.
Quiero almorzar y jugar Batman.

No hay comentarios.: