miércoles, 1 de abril de 2015

un rato de aceptación

me pregunto si la resequedad en mi boca existe porque no puedo termianr de aceptar lo básica que puedo ser. lo feliz que me hace escuchar música en midi... o sea, ¿¡QUÉ WEA!?
De verdad, tendré algún problema de oído o no sé qué me pasa, pero no puedo parar. Lo acepto de a poco. Una vez que avanzo, sin embargo, vuelvo a retroceder. porque me da vergüenza que otras personas sepan lo que estoy escuchando. digo, a cualquiera le molestaría la melodía de chocobo. pero a mí simplemente me hace soñar; recordar también. imaginar. algo de infancia despierta en mi interior, algo de esa infancia de estar horas subiendo de nivel a los personajes, para que no fuera tan difícil la batalla final.
de todas maneras lo fue, porque los entrené mal. hasta que aprendi a hacerlo tan bien, que no podía creer lo fácil que fue destruir al malo final en FF X. Una mierda. Con esa sensación quedé. Tampoco es que tenga alguna ciencia el juego, pero bueno... un tiempo fui peor, porque jugaba transformice. MUCHO.
Después de todo, algo he avanzado en la vida. He aprendido ultimamente, a no sentirme avergonzada porque me guste TANTO jugar; ha sido un tabú toda mi vida. Mis padres nunca han estado de acuerdo, pero tampoco me lo han quitado. Quería que estuvieran orgullosos y vieran que podía no jugar, o algo así. La universidad en parte me quitó dos cosas que amaba: dibujar y jugar. JUGAR JUGA JUGAR JUGARRRR DIBUJAR DIBUJAR DIBUJAR EN TODOS LADOS.
Cierto es que cuando conocí a mi pareja, estaba en un momento de transición profunda e introspección, de aceptación y autoestima y toda esa mierda. Él me ayudó en el proceso; no sé cómo lo hizo, pero aceptó toda mi honestidad sin cuestionarselo, sin juzgarme. Y puta que me hizo feliz. Nunca me había sentido tan feliz siendo auténtica conmigo misma. Sin tener nada que demostrar o mentiras para elaborar. Sólo sincera-brutal honestidad.
En fin, como iba escribiendo, hace poco fui capaz de ser sincera con mi padre y decirle que "jugar es parte importante de mi vida". Porque, sencillamente: LO ES.
A veces prefiero estar días jugando en vez de salir a beber y hacerme trizas -aunque esto igual me gusta hacerlo-; el punto es que no podría beber y salir TANTO como puedo jugar y jugar y jugar. Un rato este, al otro este otro, después continuar, dejarlo, ver una serie/película/relity.
Soy casera, "aburrida" y buena para los videojuegos.

2 comentarios:

píapío dijo...

vamos a casa de salud a jugar LoL

Rant Casey dijo...

me encanta cuando pasas las etapas del DK 2 que yo no puedo <3