miércoles, 2 de marzo de 2016

Debilidad

Hay días en que todo parece formar parte de una conspiración en contra de mi vida, mis expectativas, anhelos y deseos. Ya sea porque en los sueños estábamos juntos, o porque tantas veces al día pienso en él; siento que algo está pasando.
Te extraño. Me arrepiento, sí, de todos mis errores, aunque de algunos más que otros. Sé que no tengo oportunidad porque ya no te doy confianza... Debes pensar que hago promesas y me arrepiento como un lobo caza su presa y la digiere. Como si fuera natural para mí.
No lo es.
Al contrario, hoy significa muchas cosas distintas. Significa que debo hacerme la crítica que no quería, que debo ser capaz de ver las cosas de otra manera, por muy doloroso que pueda ser para mí... Te entiendo. Estoy de acuerdo.
Dije tonteras. Dije mentiras.... Porque soy una mala persona y quería herirte. Sé que no me vas a perdonar, porque tú nunca me heriste. Siempre me respetaste, y eso lo valoro mucho. Tanto que... Bueno, no lo sé. Espero que podamos volver a hablar alguna vez.
Pero a la vez siento que estoy acabada. Que ya se terminó. Que no me va a perdonar y nada podrá mejorar nunca.
Sólo me queda esperar que ambos estemos bien...
Como sea, te amo.

No hay comentarios.: