jueves, 7 de abril de 2016

Cada pelota medicinal

A veces me siento mal conmigo. Bueno, esto no es algo nuevo, pero en verdad mis razones de hoy son diferentes.
Tengo sentimientos encontrados conmigo, porque mis personajes femeninos son usualmente pencas. No voy a decir que sean débiles, al contrario, pero de sabias tienen nada. Algunas, cero inteligencia emocional. Otras, excesivamente posesivas y celosas. Por último, no he terminado de desarrollar a esta otra. Ah, y me faltaba esa que no es nada importante además de la pareja y el hijo que tiene.
Por último, estaría la mamá, que viene a ser un buen personaje pero no puedo desarrollarla tanto porque en verdad no creo que corresponda.
Mi punto es que no sé qué hacer con la que sería la base de la pirámide, la mejor amiga, la que debería apoyarlos o tal vez odiarlos, no lo sé. ¿Qué hago? Puedo volverla "buena" o una "mala" que al final triunfe sobre todo, excepto por la magia por supuesto, porque ella sólo tiene una inteligencia que va a descubrir cuando sea reina (ya que todos la van a escuchar y le harán caso), además de sus capacidades físicas de mujer entrenada en una súper academia para los mejores, algo notablemente superior en sus resultados a lo que serían los mejores soldados conocidos en este planeta.
En fin, creo que me encanta la idea de que sea una reina que se coma el mundo entero, algo así como queen elizabeth pero hiper bélica, emperadora y ganadora a cagarse. Lo único que no puede vencer, es la magia.
Lo triste de hacer eso, es que ahora será la sombra y no la base de la pirámide. Ya no será la mejor amiga y probablemente nunca vuelvan a serlo... Pero es el precio que habrá de pagar, y según lo que pensé hoy, lo merecería por haber pasado por encima de ella antes.
Tal vez, en el fondo, todo sea un acto se venganza que fue más allá y terminó por convertirse en su validación, su vida, su orgullo.
En fin, aceptaría comentarios si alguien leyera esta mierda y quisiera opinar. Son todos bienvenidos.

1 comentario:

Enzo Ron Galaz. dijo...

estoy atento a la publicación de tu cuento o novela de fantasía épica