sábado, 17 de diciembre de 2016

Mmm.
Hoy sentí he debía haber dicho algo, y me quedé callada. No me gusta mucho esta sensación de privarme de cómo me siento. En fin, supongo que la vida nos trata de esta forma cada cierto tiempo, para enseñarnos algo. Algo que todavía me cuesta identificar.
Lo bueno es que escribo lo que siento; pero hoy no dejé tiempo para hacerlo, tal vez corrompida por mi egoísmo de saber que existía este espacio... y tal vez ibas a entrar.
No quiero escribirle algún mail. Tampoco chatearle; que me ignore es un daño en sí mismo, por eso me reprimo todo.
En fin.
Obviamente tampoco aparecerá por acá.
Voy a parar.

No hay comentarios.: