lunes, 30 de enero de 2017

Es lamentable, lo sé.

Es lamentable, lo sé, pero tengo que escribir sobre esto. Y quiero hacerlo por acá ya que tiene un significado especial para mí; acá converso con quienes les interesa ir un poco más allá en mis mierdas. Yo voy un poco más allá en las mierdas de algunas personas que me parecen interesantes. Me gusta leerlas, e incluso comentar algo. No porque tenga algo que decir realmente, sino porque el espacio está ahí y me gusta aprovechar de dejarle saber a esas personas que yo estoy ahí de repente.
A veces no comento nada. La mayoría de las veces no comento ni una wea.

En fin, demos paso a lo siguiente:
Desperté de malas. Desperté porque estaba tan enojada con el sueño que estaba teniendo, era tan desagradable la figura masculina que me hacía trizas el corazón con cada paso que daba, que mi mente -que a veces apaña harto- decidió acabar con el sufrimiento y traerme a la vida real. Hoy, a pesar de que no he cumplido ninguna meta de las que me propuse, me siento mucho más a gusto que con las complicaciones emocionales que estaba viviendo hace un par de meses atrás.
El punto es que, contradictorio a lo que podría haber esperado de mi pesadilla, luego de las imágenes que se pasearon por mi cabeza durante mi "descanso" de madrugada, me puse a pensar. Me puse a recordar, y a ver los sucesos desde otra perspectiva.
Estaba enamorada... Es mi única justificación por no haber querido VER lo evidente.
Empecemos porque llevábamos 3 años de conocernos; un poco menos de compromiso. Claramente, una podría pensar que lo que faltó el año 2016 fue compromiso.... Pero ahora que estoy en un incendiado 2017, veo que fueron las dos cosas. No por mí; yo lo que conocí de él lo integré a mi vida con respecto a él, que es lo que esperaría de cualquier persona que decide comprometerse conmigo. Especialmente, si esa persona quiere ser mi pareja.
Pensaba que el impotente emocional de Juan Pablo me amaba, a pesar de todo; contemos acá que son tanto los errores suyos como los míos; los nuestros, en realidad. Pensé todo el año 2016 que me amaba, que estaba tan enamorado de mí como yo de él, y era falso. ¿Cómo sé que es falso? Acá viene la parte divertida...
Nunca quiso realmente ayudarme a superar nada que a él le pareciera innecesario, a pesar de que para él resultase molesto también; en vez de ayudarme a conocerme, a contener mis celos, miedos e inseguridades, se enojaba como una guagua gigante y me trataba como si yo fuera la persona menos inteligente que había estado de pie al lado suyo. No me importa lo que él piense; él sabía lo pedante que era y no le interesaba hacerme daño con su mala praxis. Y además, me ponía a prueba constantemente como si no me fuera a dar cuenta.
¿Hace eso alguien que te ama?
Durante todo el año 2016, sólo me hizo un regalo por mi titulación, que además de todo llegó tarde. Nunca lo vi feliz por mí cuando fue el día de mi defensa. Tal vez estaba nervioso... tal vez le importaba una mierda que me estuviera titulando ya que quería irse a jugar algo a su hedionda pieza con hongos en las paredes y en sus sábanas en vez de estar dando la lata con su pareja que tanto lo había hecho sufrir... con sus demandas de pareja. Que, si bien eran hartas, siempre fue un asunto conversable. Conversable como adultos, no como 2 personas con bajo CI.
Llegó el aniversario... nada. Yo le regalé no recuerdo qué mierda, pero seguro me gasté más de 20 lucas ahorradas. "Ay perdón, después te regalo algo". No importa... (estaba enamorada, ¿ok?).
Llegó su cumpleaños, le regalé algo obviamente. Incluso le puse la torta para que soplara las velas. Llegó mi cumpleaños, y... ah, cierto, me había pateado el domingo anterior porque quería encerrarse en su casa con su amiga, y a mí ciertamente me dio paja su actitud. Desde el comienzo hasta el final. Ni siquiera me saludó por mi cumpleaños. TRES AÑOS y no fue capaz de decirme un puto FELIZ CUMPLEAÑOS por mensaje de texto; por whatsapp, por facebook. Por donde hubiera querido.
¿Hace eso alguien que te ama?
Llegó la navidad. Le regalé cosas cuando no tenía por qué hacerlo; el compromiso ya estaba viciado. Él: nada. 
El 2016 con ese idiota de Juan Pablo fue un infinito NADA con rabias y pena sucediendo en todo momento. Frustración también.
Ahora quiero llegar a mi conclusión de hoy:
Durante esos 3 años, jamás le no-regalé algo cuando había que hacerlo. Jamás falté un aniversario ni cumpleaños ni navidad. Él se restó de todo eso durante el 2016 porque era mejor tomar cervezas y comer carnes malas con sus amigos de piso, a quienes más tarde dejó solos. Imbécil.
En 3 putos años de conocernos y de verme cómo era para relacionarme, mis formas de expresar amor tenían un componente demasiado importante en lo que eran los regalos de aniversario, cumpleaños y en menor medida navidad (porque hay que hacer MUCHOS regalos en navidad). Siempre ahorré para tener listo el dinero a la hora de demostrarle mi aprecio a través de un regalo. Empezaba con meses de antelación o trabajaba en cualquier cosa para sumar lucas y poder darle algo que nadie más le iba a dar. En otras palabras; ¿cómo no se iba a dar cuenta NUNCA de cuánto me gustan los regalos? ¿Y de que hago regalos para demostrar amor? O también invito, soy generosa para demostrar cariño, afecto.
Entonces, mi conclusión es que: o bien el 2016 nunca estuvo enamorado de mí como para demostrarlo en mis códigos (que obviamente yo no iba a cuestionar, ya que hubiera sido mi idioma), o bien le importaba una soberana mierda que yo tuviera esa forma de expresarme y por eso justificaba el no darme regalos cuando claramente había que hacerlo. Es decir: era un egoísta rematado.

Me inclino hacia todo. Todas mis conclusiones tienen algo de verdad. Sí: Juan Pablo es un egoísta. Sí, es un pedante. Sí, es orgulloso. Sí, sólo sabe quererse a sí mismo -tras una coraza falsa de baja autoestima. Sí, sólo acepta aquello que es lo mejor para él. Sí, se niega y deja de lado todo lo que pueda hacerle algún tipo de daño. Incluyendo a su pareja de 3 años de compromiso.
Vuelvo a preguntar, lector:
¿HACE 
ESO 
ALGUIEN QUE TE AMA?

domingo, 29 de enero de 2017

Hoy me decepcioné de la vida
solo para volver a ilusionarme con ella.

Just like an animal

Siempre hará falta tiempo para terminar de conocernos. Quería ser un Jedi siempre, pero a veces me topo con baches en el camino que me llevan a pensar como un Sith.
¿Qué está pasando conmigo?
Me acuerdo de que quería ver una película cuando es demasiado tarde. Ya malgasté el rato de noche que tenía para mí; en algo que no me ayuda para nada.
Tal vez me aburro demasiado rápido de todo, o tal vez todo me empieza a parecer absurdo luego de observar por un tiempo. ¿Tendré un problema?
¿Por qué el mundo en general tiene que causarme tanta resistencia? A veces desearía tener los medios y comodidades para no preocuparme por nada más que las estupideces que se me ocurren que deberían importarme. 
En fin, creo que todos somos malos/buenos en realidad (o buenos/malos; es lo mismo para mí).
Me falta tiempo para quitarme esta sensación de vacío; quiero estar satisfecha de la vida y el mundo, lo sé. Cuando lo estoy, y sé que es así, no me parece suficiente. 
Insisto, entonces: ¿qué mierda me está pasando?
Mi mente anda más distraída que nunca. No me da la inteligencia ni el tipo de pensamiento como para ser dispersa, pero qué me importa.
Al final, siempre habrá alguien que querrá categorizar todo lo que ve, como si fuera obligación pegarnos código url o como se llame. El punto es que hoy yo también pienso que es una obligación.
¿En qué me estoy convirtiendo?
De alguna forma me molesta que se asuman aspectos de mí que simplemente me aborrecen y nada tienen que ver conmigo. Así como también me da asco y paja la gente barsa que piensa que puede ponerte los dedos encima porque sí.
No me explico de dónde salen estos comportamientos. Tampoco puedo culparme al respecto. Es probable que no haya hecho nada más que no decir nada importante, respirar y existir. Los rollos que se pasen el resto de los humanoides me deben tener sin cuidado.
Yo no soy nadie ni nada, al igual que tú. Por mucho que te ames y te beses con el espejo, en el fondo ambos sabemos que intentas ocultar el hecho de que tú también sabes que no eres nadie ni nada. Y aunque lo fueras, se terminaría olvidando. Jamás podremos aspirar a algo más.
¿Para qué querría hacerlo? Ni siquiera tengo ganas de reencarnarme como una persona; menos en esta época de la historia, o en esta línea temporal. 
Todo me da paja. Casi nada me resulta lo suficientemente genial como para no quejarme por nada.

lunes, 23 de enero de 2017

The backround noise

Nunca he estado segura de nada de lo que escribo por acá. Tal vez, nunca he estado segura jamás en la vida, ni siquiera cuando es evidente que voy a ganar una partida de HOTS. Nunca se sabe, es lo que más digo ultimamente.
Ha pasado que llegas de la nada a formar parte de este grupo, y resulta que por abc motivo la gente que te rodea te empieza a pedir algo. Como esos juegos idiotas de "este farol no alumbra" o bien "el beso, el beso"... Empiezan estos coros de "sigo al de al lado porque esto me parece una buena idea o simplemente porque no tengo nada en la cabeza y necesito fijarme en algo que en verdad me importa una mierda".
A veces no piden cosas tan terribles... digamos, un beso. Un beso puede ser un topón de labios que ningún daño le hace a nadie. O un beso en la mejilla, en la frente, en la nariz, donde se te de la gana. A ver, ¿qué haría feliz al público?
Un BESO.
Bueno, pues, ¡démosle!
Pasa; público: "ahhh.... ¡con lengua, con lengua!".
Mh, a veces darle mucha cuerda y participación a este tipo de público que no agradece nada y cada vez quiere más, puede salir mal. Así es que, cuando se pasan pal pico, pienso que lo mejor es no oírlos. Voy a tomar esta decisión porque no me interesa darles en el gusto, y tengo el carácter que me permite hacerlo sin sentir secuelas negativas al respecto. Es más, te importa un OGT.
Hay que conocer a esa gente. Hay que saber cuándo decir "sí" y cuándo decir "no". El jugar con ellos un rato y cuando se barsean dejar de hacerlo, creo que viene con algún tipo de poder. Porque, una vez que les haces caso con su primera petición, sólo por la presión social -o al menos eso es lo que parece-, sienten que eres buena onda y que se puede contar contigo. Entonces piden más. Negárselos, es decir "yo te haré caso cuando estemos de acuerdo, imbécil".
El haberles hecho caso con respecto a convertir lo que podría ser un saludo en los labios en un beso francés y tal vez más tarde en sexo en vivo, habría demostrado debilidad. Debilidad ante la presión social. Pienso que, al darles un poco y luego quitarles, se anula esa debilidad e incluso puede convertirse en algún tipo de poder. 
Estoy en una posición más arriba que la tuya; no puedes influenciarme. 
No me gusta ver el mundo social organizado en pirámides. Creo más en el jipismo de la horizontalidad, y el carismático arriba para transmitir todo un horizonte de ideas con el que está de acuerdo, y no la punta de ellas.
Pienso barsamente que puedes considerarte una persona "no débil" en cuanto has sabido no caer en el juego de la presión social. Creo que puedes pensar que eres más fuerte que débil, cuando aceptas jugar pero impones tus reglas.
Hay que rayar la cancha constantemente. No se pueden borrar esas líneas tan importantes; sino el partido se convierte en cualquier cosa; asimismo, es fácil que perdamos el horizonte de nuestra vida cuando no somos capaces de ver nuestras prioridades. Aquello que sabemos que jamás vamos a transar, no importa lo que pase. Si me hago mis propias reglas, lo más respetuoso que puedo hacer por ellas, y por mí, es seguirlas.
Yo tengo algunas líneas en mi cancha, pero todavía me falta encontrar algunas. Todavía no me conozco tanto ni en todas las situaciones posibles, como para pder identificar aspectos de mí que jamás transaría.
Pero algo que sí sé, es que jamás transaría en el sexo. No tendré jamás sexo con quien no sienta química. No dejaré de tener sexo porque sea mal visto. No voy a elegir quedarme viendo netflix o jugando HOTS si puedo tener sexo. Nunca voy a priorizar un antidepresivo que arruine mi vida sexual.
Ayer recordé que incluso voy al gimnasio por el sexo, así que no me jodan,
Otra de las líneas más importantes en mi cancha, es mi familia y amigos. O personas que me parecen importantes, que valoro sólo porque existen aunque no me parlen mucho. Siempre haré todo lo que esté a mi alcance por ayudarlos, prestarles ropa, apoyarlos y defenderlos en caso de que lo necesiten. Puedo jugar cualquier rol por uds, así que no duden en preguntarme si es que puedo rellenar lo que falta. Y si me cuesta un poquito, prometo que aprenderé.
Tampoco quiero regalar nunca a mis gatos. NUNCA.
Y otra de mis líneas de cancha es el internet. Ojalá pueda siempre tener un buen internet en mi vida. Prefiero tener buen internet que comer.
Buenas noches.

sábado, 21 de enero de 2017

Definitivamente no va conmigo el sentirme demasiado valorada. No va conmigo el amarme demasiado, a pesar de que sé que soy egocéntrica. Son cosas distintas.
Siento odio en mi corazón, si es que tengo uno.
Todo va cayendo en picada, directo al fracaso. Sólo el tiempo me dejará salir de este hoyo.
Como dice mi hermana, tal vez sea caña.
No sé por qué me dio por insultarlos a todos. No creo que lo merezcan así que seguro que lo hice para hacerme notar, para no sucumbir ante ese miedo permanente a ser olvidada y dejada atrás. Entiendo que lo hagan, pero igual me da miedo cuando pasa.
Me falta autoestima.
Estas semanas que han ido pasando, pensé que trabajaba piolamente en una autoestima suficiente y no miserable. Tal vez lo esté haciendo de verdad; tal vez no. Hoy siento que es una máscara; un traje con un cierre al medio.
Es cómodo estar acá hasta que me empiezo a derretir de calor. Y cuando salgo lo hago hirviendo y puedo ser capaz de dejar la zorra.
Ya no pienso que esté en mi segunda vida. Creo que soy un paria y no voy a tener la oportunidad de reencarnarme. Esta es mi primera y ultima vida desperdiciada.
Obvio que no me iba a dar una oportunidad...

podrida

Hay días en los que estamos más solas que de costumbre. Pero esto no es ningún problema porque hace tiempo que no sentía un sabor a sangre tan particular como el de la sangre solitaria. Tiene más metal, más fierro que la que estaba acostumbrada a sentir.
Me duele un poco la cabeza. Siento sueño y molestias diversas en el cuerpo; pero nada me afecta lo suficiente  como para no sentir la excitacion que trae un buen recuerdo.
Este año empezó como un torbellino. Tengo la sensación de que seguirá así. Sólo espero que sea tan divertido y sorpresivo como ahora.
 Pero hoy en verdad odio existir. Quiero hacerme bolita y ver que mi piel se despegue lentamente de mi tejido muscular.
Por alguna razón indefinida en este momento quiero que me ardan los ojos y se derritan como si fueran un helado que sól recibe calor suficiente para ablandarlo.
Siento dolor en mi interior, se me están quemando los intestinos. Hoy fue un día de mierda a pesar de que pude cumplir con mis tareas. Empezó tan mal como terminó.
Las batallas sin sentido, los insultos con carga de no querer comprender lo chato que se está de la otra persona. ¿Pueden parar alguna vez?
Y los demás en una fiesta bailado en pelotas sobre la única mesa posible en el departamento de Cotelo. Quiero que se vayan a la mierda y no me importa una wea si leen esto y se sienten como el pico, porque lo que es yo, estoy escribiendo sintiéndome como la reverenda mierda y ojalá a ti te duela un poco el ego si es que estabas en esa fiesta de mierda sin parlantes.
Luego me gustaría que por una vez alguien respondiera a su dolor y me puteara de vuelta. A ver weona cero aporte, ¿qué mierda te pasa? ¿Por qué andas insultando a los que están felices?
Ah, no sé. Tal vez porque cada vez que hago algo que me hace feliz, llega una persona a estropearlo todo. No quiero seguir sintiéndome estropajo que todo lo aguanta, porque no soy realmente una persona con paciencia para nada ni nadie, ni siquiera para mí; el obligarme a aguantar sin decir nada lo aprendí porque no encuentro forma alguna de despegarme de la violencia psicológica de la que no quiero formar parte, pero por la chucha tengo que ser un testigo obligado.
A veces me dan ganas de morirme pronto y que pase por una desaparición sin explicación. Mientras uds no descansan, yo estaré en descomposición por ahí, dejando mis nuetrientes para que los aproveche alguna plata y animal.
Eso me haría sentir mucho más útil que el estar siempre sentada esperando, haciendo nada, pasiva, dejando el tiempo pasar, como si tuviera algún sentido, todo estuviera escrito y supiera que siempre, no importa lo que pase, me voy a salvar.
Parece el castigo de los suicidas, el que nunca se mueran. Y que los que lo han hecho, tal vez nunca fueron catalogados como tales; pero qué, al menos no fracasan porque no lo intentan como nosotros los que nos quejamos y lloramos e insultamos y dejamos la tremenda zorra a nuestro alrededor, deseamos morir después pero nunca hacemos nada. No se puede "intentar" morir; una se muere y ya.
Me sentí como el OGT hoy desde que desperté. Tal vez incluso desde que me dormí. No; mucho antes. cuando sabía que no pertencía a ningún lugar y necesitaba con urgencia irme... pero como soy de las que lo "intentan", no hubiera hecho nada de no ser porque podía hacer algo seguro.
este día de mi vida; mentira, fue ayer. Ese día de ayer de mi vida, vale mierda. Vale callampa y sólo quiero olvidarlo, seguir adelante y no volver atrás.
Llevo 10 años escribiendo en este blog. ¿Para qué ha servido? Nada.
Me apesta cuando dicen que van a llegar y resulta que después había una fiesta de mierda a la que nadie me invitó. y no los culpo pq anoche ya cagué un carrete a través de mi hermana y seguro nadie estaba dispuesto a pasar por eso de nuevo.
la toxicidad de mis toxinas pueden ser contagiosas. el veneno que presagia el cascabel no puede ser mentira.
quisiera atreverme a inyectarlo en altas dosis. pero como soy de las miedosas que lo "intentan", sé que jamás lo voy a hacer.
y esa es la inocua historia de mi vida.
vayanse a la chucha.
vayanse todos a la chucha más hedionda y putrefacta del universo.

miércoles, 18 de enero de 2017

Hola

Luego de resolver asuntos intensos con mi vida, regreso a este lugar.
Ahora lo recuerdo como era antes; mi pedazo del cibermundo donde no busco refugio, empatía, amistades; nada de eso. Lo único que espero de este lugar, es expresarme. Y no de una forma "bien hecha" o "bien pensada", porque eso ya sería otra cosa.
Para mí, lo importante de este lugar es escribir sobre mí. Mis sueños, pesadillas, pensamientos random, a veces corrientes de conciencia. Hubo un tiempo en que hacía harto eso, y lo dejé atrás. Recuerdo que a mi hermosa y maravillosa amiga/hermana Jime le gustaba leer esas corrientes, porque sentía que cuando me leía era como si le estuviera hablando.
Creo que ese es precisamente el rollo de mi blog. Escribir -un poco- como hablo. No escribir como escribo JAJA, sino como diría las cosas.
Hoy quiero decir que me siento plena. Me siento feliz. Tal vez sea el verano, el sol, la luz, el calor, los vestidos, el buen sexo, las amigas, que mis hermanas están bien y dando pasos importantes en sus vidas... Al ver a todos realizándose a mi alrededor, francamente no me podría importar menos qué está pasando conmigo. Porque lo que está pasando conmigo AHORA, me tiene satisfecha.
Estoy haciendo lo que más quiero y más me gusta, cada vez que puedo.
Así, cada vez que puedo hago feliz a alguna amiga. Cada vez que puedo, digo lo que pienso sin titubear tanto. Cada vez que puedo (de ahora en más, cvqp) participo en instancias sociales sin buscarle la quinta pata al gato. Cvqp tengo sexo y en este sentido me siento bien porque recibo sólo las partes bonitas y entretenidas de una persona que me atrae; no viene con todos los rollos que ya me dan paja extrema de las relaciones de pareja demasiado serias. Cvqp me visto con intenciones de marcar mi propio estilo, o con prendas que me hacen sentir bien conmigo misma, porque me gusta harto eso de andar tirando pinta aunque n verdad me vea como una vagina envuelta; yo me siento bien y creo que es más que suficiente... además, eso se transmite porque igual a veces siento que me miran demasiado, mucho más de lo que realmente podría llegar a "merecer" según mis propios estándares autoexigidos.
Cvqp hago feliz a algún familiar, ya sea con una talla imbécil, un consejo, una batalla por la autocrítica, un beso o un abrazo. Cvqp le doy comida y agua a los gatos porque sé que eso es lo único que les importa y los vuelve felices.
Cvqp intento hilar una idea interesante, pero no siempre me sale. Cvqp escribo alguna idea de cuento, para ese libro de cuentos que quiero escribir. Cvqp regreso a algún dibujo inconcluso, a ver qué puedo agregarle. Cvqp planifico mi vida para este año con una simple y gran meta: todo lo demás es relativo. Lo importante son las elecciones, ahorrar y vacacionar en Brasil un mes entero. Cvqpueda viajaré a algún lugar nuevo u otro que conocí y me marcó, aunque sea un basural que me hizo llorar por su miseria y vomitar por su putrefacción, resultado de nosotros mismos, mezcla y residuos de una ciudad habitada por diversas humanidad. Vamos a ver... la basura, ¿es tan distinta entre nosotros?
Lo cierto es que, si vamos barrio por barrio, desde boca sur hasta andalué, SABEMOS a ciencia cierta que la respuesta es un sí. La basura de lonco jamás va a ser la misma que la de caleta tortel. Tal vez en cientos de años más lo sea. Hoy, ese no es el caso.
Pero, vamos un poco más allá en esta pútrida reflexión: si juntamos todas estas basuras en varios camiones y las llevamos todas a tirar a un mismo basural... ¿qué encontramos?
Basura, sin distinción de donde provenga. Sólo es basura y más basura. Y si abriéramos bolsa por bolsa, camináramos cerro a cerro observando la basura, no podríamos jamás saber su exacta proveniencia.
Qué falso sería pensar que sí, y qué descuidado también. Decir: "oh che, es que sho abro la borsa y veo esta boletita de cuentas que dice tu dirección, sho sabré que venís de tal lugar no?". No, che, porque esa boletita de cuentas podrían haberla botado en una bolsa común, digamos: BASURERO DE LA CALLE.
¿Qué puede resultar más inclusivo que un basurero de la calle, entonces? 
No sé. Pero ahora siento que el vertedero es como la muerte, si no existieran cementerios divididos como lo es hoy. Si todo fueramos a parar a un mismo terreno de muerte generealizada, cuando visitáramos a nuestros ancestros y esa gente que estuvo en nuestras vidas y queremos conectar con lo que queda de su cadáver, veríamos lo mismo que si todos nos pegáramos una visita a nuestra basura en el vertedero: todos estaríamos ahí. TODOS. TODXS O TODES, COMO QUIERAS: ES EL TOTAL ABSOLUTO DE LA CIUDAD DE CONCEPCIÓN, ¿ERES CAPAZ DE VERLO?
Yo sí. Y pienso que los cementerios deberían ser vertederos de gente. Y que la gente, incluídos todos nosotros y a todos quienes conozco y he conocido, deberíamos pasar a ver nuestra basura de vez en cuando. Encontrarnos con todo eso que pensamos que dejamos atrás cuando lo sacamos del envoltorio, lo comimos y lo cagamos, para encontrar que sigue ahí, al igual que se quedó en nuestro organismo lo que se pudo y formó parte de la alimentación celular. Ese salame rico, que venía sellado al vacío, está en mi cuerpo y lo estará algún tiempo. Su envoltorio lo estará mucho más tiempo, allá en ese cerro abandonado del más puro resto de desechos que conlleva nuestras vidas.
Así que no me vengan a decir que tenga una contribución más de eso en mi vientre. Para mí, todos generamos basura y al embarazarme estaría criando una basurita en mi vientre. Yo quiero criar a quien ya nació, a quien no pudo escapar de estar vivo y venir a ser una basura más. Creo que ese es el sentido final de mi vida.
Quiero ser una mamá bacán, quiero criar a una persona a toda raja; quiero ocultarle su sentido de basura tras cariño, amor y enseñanzas de la vida, para que pueda cambiar las cosas. Quiero que mi descendencia no sea una basura que hice yo en mi vientre, porque yo jamás podría elegir esto para mí ni para ese vertedero que está a la salida de Concepción. Quiero que mi descendencia sea una basura reciclable, arreglable; quiero darle la real oportunidad de ELECCIÓN.
Ya, me fui a la mierda. Lo bonito de todo lo anterior, es que para cuando quiera ser madre voy a tener unos 40-50 años. Estoy 100% segura real no fake de que voy a ser una weona bacán para tener de mamá. Y si mi descendencia intelectual me llega a decir vieja culiá, lo primero que haré será darle un beso baboso en la mejilla y un abrazo tan fuerte que le saldrá una lágrima de felicidad.
Oh... resulta que esta vieja culiá realmente me entiende.

Adiós.

viernes, 6 de enero de 2017

hazte un candado chino: parte 2.

No entiendo en qué mundo se parte de que la confianza tiene elementos que deben ocultarse para que funciones.
¿No era acaso el sentido de la confianza, de volvera realidad, hacerla capaz de enfrentar el lado oscuro de las personas?
Entonces, si tanto se quiere recuperar algo perdido... ¿por qué empezar por evadirlo?
Estoy profundamente decepcionada.
Francamente, no creo en nada ni en nadie.

Voy a matar héroes para sentirme mejor.
En fin, por alguna razón habrás dejado de participar de mis sueños. Lo que pasa es que, contigo, todo es un sueño, una mentira. Yo acepto jugar, pero no me quiero involucrar porque estoy cansada de entregar a una confianza construida sobre esa gigante falsedad de que lo sé todo.
Tampoco quiero saberlo todo. Pero si quisiera, debería estar a mi disposición; así, en esta relación no se puede ejercer la confianza.
Por ende, ella no existe.

Estoy harta de confiar en ti, que no confías en mi. Dices que me tienes fe, que vivirías conmigo, que blablabla... vete al carajo. Sólo soy una vía de evasión para esos problemas que tal vez tengas en tu interior.
Pero tampoco quiero servir para eso; ni para ti, ni para nadie que no sea aprobado por mí. Y tu demostración de engañosa confianza te ha vuelto a poner en mi lista negra.
Así que...
chao.

domingo, 1 de enero de 2017

Anda. A hacerte un candado chino

Estuvo buena la blondie. Tan así que no tuve que ir al baño en toda la noche; el líquido de mi cuerpo lo sudé.
🐧