viernes, 6 de enero de 2017

hazte un candado chino: parte 2.

No entiendo en qué mundo se parte de que la confianza tiene elementos que deben ocultarse para que funciones.
¿No era acaso el sentido de la confianza, de volvera realidad, hacerla capaz de enfrentar el lado oscuro de las personas?
Entonces, si tanto se quiere recuperar algo perdido... ¿por qué empezar por evadirlo?
Estoy profundamente decepcionada.
Francamente, no creo en nada ni en nadie.

Voy a matar héroes para sentirme mejor.
En fin, por alguna razón habrás dejado de participar de mis sueños. Lo que pasa es que, contigo, todo es un sueño, una mentira. Yo acepto jugar, pero no me quiero involucrar porque estoy cansada de entregar a una confianza construida sobre esa gigante falsedad de que lo sé todo.
Tampoco quiero saberlo todo. Pero si quisiera, debería estar a mi disposición; así, en esta relación no se puede ejercer la confianza.
Por ende, ella no existe.

Estoy harta de confiar en ti, que no confías en mi. Dices que me tienes fe, que vivirías conmigo, que blablabla... vete al carajo. Sólo soy una vía de evasión para esos problemas que tal vez tengas en tu interior.
Pero tampoco quiero servir para eso; ni para ti, ni para nadie que no sea aprobado por mí. Y tu demostración de engañosa confianza te ha vuelto a poner en mi lista negra.
Así que...
chao.

No hay comentarios.: