domingo, 29 de enero de 2017

Just like an animal

Siempre hará falta tiempo para terminar de conocernos. Quería ser un Jedi siempre, pero a veces me topo con baches en el camino que me llevan a pensar como un Sith.
¿Qué está pasando conmigo?
Me acuerdo de que quería ver una película cuando es demasiado tarde. Ya malgasté el rato de noche que tenía para mí; en algo que no me ayuda para nada.
Tal vez me aburro demasiado rápido de todo, o tal vez todo me empieza a parecer absurdo luego de observar por un tiempo. ¿Tendré un problema?
¿Por qué el mundo en general tiene que causarme tanta resistencia? A veces desearía tener los medios y comodidades para no preocuparme por nada más que las estupideces que se me ocurren que deberían importarme. 
En fin, creo que todos somos malos/buenos en realidad (o buenos/malos; es lo mismo para mí).
Me falta tiempo para quitarme esta sensación de vacío; quiero estar satisfecha de la vida y el mundo, lo sé. Cuando lo estoy, y sé que es así, no me parece suficiente. 
Insisto, entonces: ¿qué mierda me está pasando?
Mi mente anda más distraída que nunca. No me da la inteligencia ni el tipo de pensamiento como para ser dispersa, pero qué me importa.
Al final, siempre habrá alguien que querrá categorizar todo lo que ve, como si fuera obligación pegarnos código url o como se llame. El punto es que hoy yo también pienso que es una obligación.
¿En qué me estoy convirtiendo?
De alguna forma me molesta que se asuman aspectos de mí que simplemente me aborrecen y nada tienen que ver conmigo. Así como también me da asco y paja la gente barsa que piensa que puede ponerte los dedos encima porque sí.
No me explico de dónde salen estos comportamientos. Tampoco puedo culparme al respecto. Es probable que no haya hecho nada más que no decir nada importante, respirar y existir. Los rollos que se pasen el resto de los humanoides me deben tener sin cuidado.
Yo no soy nadie ni nada, al igual que tú. Por mucho que te ames y te beses con el espejo, en el fondo ambos sabemos que intentas ocultar el hecho de que tú también sabes que no eres nadie ni nada. Y aunque lo fueras, se terminaría olvidando. Jamás podremos aspirar a algo más.
¿Para qué querría hacerlo? Ni siquiera tengo ganas de reencarnarme como una persona; menos en esta época de la historia, o en esta línea temporal. 
Todo me da paja. Casi nada me resulta lo suficientemente genial como para no quejarme por nada.

No hay comentarios.: