lunes, 22 de mayo de 2017

Arrepentimiento

Soy una imbécil. POR qué. Porque estoy convencida de que la pega de las encuestas valepico y desearía no haberla tomado. Pero, puta la weá... es pega al fin y al cabo. Creo que tiene que hacerme sentir infeliz. Creo que es la base de trabajar. ¿O no?
Tal vez sea la base de trabajar en ciencias sociales. Anoche en la entrevist que dio Guillier a Pedro Carcuro, habló de que estaba en 4to año de sociología y se dio cuenta de que para lo que quería trabajr tenía que estudiar otra cosa. Y se fue a periodismo a estudiar y además tener algún dinero para vivir. Él lo supo. Hoy supuestamente es distinto y las ciencias sociales están más valoradas, mejor cotizadas y se debería por ende encontrar pega... pero no pasa nada. Y no es que no busque. ES QUE no le hice sexo oral ni besos negros suficientes a NADIE en la universidad. A ningún profesor. Y tampoco tengo un gran pituto ni amistades con posiciones que me provean algún tipo de contacto que venga con algún sentimiento de estabilidad económica.
No me he ido de mi casa porque no tengo estabilidad económica en ningún sentido. Posiblemente nunca la tenga, y pienso que vivir así es un error y un abuso de parte de quienes manejan las pegas para cientistas sociales en este país. 
PIENSO que lo que estudié es un apoyo que me permite aprender de muchos temas que fueran interesantes para mí. Pienso que lo que estudié en ese sentido permite una intelectualidad superior (no jerárquicamente superior, sino en términos de conocimientos no tan superficiales acumulados que propicien o promuevan enlazar diversas disciplinas y ciencias en pos de generar nuevos conocimientos). Me parece importantísimo que existan carreras como la antropología. Pero, como insinuó Guillier, son carreras que amplían y diversifican la intelectualidad; no que te permiten vivir de forma a la que estoy acostumbrada y de hecho espero poder reproducir. Porque me gustan las comodidades.
He pensado convertirme en una scort o algo así para sentir que tengo estabilidad económica. Sí, lo he pensado. Porque es posible, pero no es fácil. Creo que es mucho más difícil y el dinero no sé si vale tanto como para acceder a tener sexo a cambio de. Es más, lo que hablaba hoy con mi kulman (mal escrito a propósito), es que yo sólo puedo garchar por placer. Simplemente no me excita la idea de garchar para conseguir algo a cambio, y si no me excita no hay mano. No soy ese tipo de persona. Soy demasiado apasionada y me dejo caer ante la química sexual que siento por alguien, y nada más. Si me pareciste una persona atractiva, y poseemos una química inxplicable que apenas mi piel o mi cuerpo tienen contacto con el tuyo, ten por seguro que es 100% posible que garchemos, en caso de que la otra persona quiera también, lógico.
Pero ser de la otra forma... sería tan fácil entregar mi cuerpo a cambio de dinero y fingir placer... si fuera capaz de hacerlo. ¿Por qué no soy así? ¿Por qué mi vida tiene que dificultarse tanto? No me importa si dicen que es básico; si fuera capaz probablemente me hubiera pagado la universidad vendiéndome sexualmente. Probablemente hubiera estudiado otra cosa, como psicología o pedagogía, para contar con alguna estabilidad económica que me hubiese permitido dejar atrás el intercambio de dinero por sexo.
Hoy le dije al Totoro: esto harta de ti. Estoy harta de los gatos, estoy harta de mí, estoy harta de las personas, estoy harta de trabajar. Sólo pienso en sentir placer y morir de esa forma. No me interesa nada más que evadirme hasta olvidarlo todo, sonreír por cualquier cosa y desear lo que se me cruce que me haga sentir deseo.
Me acordé de una weá loca. La voy a contar porque qué importa.

Ese día iba camino al diplomado, luego de haber intentado tener una tarde sana y feliz con JP. Pero todo fue un fiasco porque yo andaba sensible y le pedí pasar la noche juntos y él se negó porque tenía un cumpleaños de una amiga de derecho que no veía hace 10 años. Y sí, era mucho más importante ella que mis sentimientos fácilmente desechables para él. Por esa razón me sentí horrible; me sentí insuficiente, me sentí chata de estar con alguien a quien le importaba mucho más quedar bien parado ante esa "nueva o recuperada" """"amistad"""", que la pareja que lo había acompañado y apoyado, jamás juzgado, durante 3 años. 
Quería llorar. Llamé a la Pina porque sabía que iba a estar carreteando con la Jime y Cotelo, donde Cotelo. Recuerdo que le dije 
"estoy chata, Pina. Estoy chata, chatísima, no soporto a este wn, me tiene chata este culiao, me trata como el pico, no le importa cómo me siento ni hacerme sentir mal. Te juro que el primer weón que se me cruce me lo voy a comer".
La Pina estaba borracha y me dijo que fuera después de la clase, o que la llamara. Eran aproximadamente las 16:50 de la tarde. 
No era el primer weón x que se me cruzara; era el primero weón x que me gustara y se me cruzara, lo cual reducía la probabilidad de encontrar a alguien asi, ese día, a un 10%.
Fui a la casa del cotelo luego de la peor clase de todas, en la que por no estar parlando quedé como un payaso. Estaba tan hecha pico que incluso la profesora se me acercó a preguntarme si es que estaba bien o necesitaba irme; que no había problema. Decidí quedarme porque strengh (¿así se escribe?) ante todo.
En fin, con tal que llegué donde Cotelo, comencé a contarle a la Jime y a él y a la Pina lo que había pasado, estaba llorando y demasiado triste, y no estaba tomando creo. Le lloré a la Jime sobretodo, toda la tarde, hasta que ella tenía que irse a San Pedro y resulta que su amigo la iba a llevar. Con la Pina pensamos colarnos y que nos llevara también.
Ese amigo era el Esteban. Y fue el primer y único weón que se me cruzó ese día que me gustara. Se cumplieron las variables, ante lo que veía sólo la imposibilidad de un 10%, y no nos comimos esa vez, porque obvio que no. Pero le miré con interés porque me caía demasiado bien.
Después, mucho después, fue el primer weón que me comí tras haber terminado con JP. Fue el primer weón tras JP.
¿Qué mierda significa todo esto?

Continuando con lo anterior... Estoy harta. Estoy harta de todo. Genial sería perder todo "instinto" de supervivencia y dejarme estar sin importar nada hasta morir. Lo penca es que tengo asuntos pendientes; hay varias cosas que deseo hacer en la vida...
Pero, ¿me importa tanto realmente? Si me importa, ¿por qué no puedo tener una semana tranquila sin sentirme como un estropajo que jamás podrá independizarse y siempre tendrá que intentar luchar contra la convivencia estresante de mi familia?
Insisto que les amo. Pero, en serio, ya no puedo más.
No soporto mi presente. Sólo lo soporto cuando estoy borracha y drogada. 
Adiós.

No hay comentarios.: