jueves, 22 de junio de 2017

Cargó su espalda con pesadas piedras para no poder disfrutar nada. Siempre le pareció aburrida la idea de vivir, desde su primer respiro, y ahora que tenía edad suficiente, pensó que sería divertido tener una excusa para estar constantemente de mal humor. Ese era el fin de las piedras en su espalda.

No hay comentarios.: